Autor:

Antonio Martínez Belchí

¿Es posible crear una "sociedad lúdica"?

por Antonio Martínez

Hace tiempo que resulta insuficiente denunciar el nihilismo que caracteriza a la sociedad contemporánea. En la hora actual, urge realizar propuestas alternativas al paradigma cultural y económico vigente, encerrado en el círculo cerrado de la producción y el consumo. Y si el nihilismo hunde sus raíces más profundas en un mundo que se nos presenta carente del sentido, entonces es ahí –en ese misterio del "sentido"- donde se encuentra la solución a nuestros males, tantas veces esquiva a los esfuerzos por encontrarla. Ahora bien: si hablamos de sentido, ¿acaso existe algo que lo tenga más que jugar?

¿Debe pedir perdón Wyoming a Hermann Tertsch?

por Antonio Martínez

Mucho se ha escrito durante los últimos días sobre el penoso incidente Wyoming-Tertsch y la posterior agresión sufrida por éste último. Sus protagonistas son bien conocidos por todos: el Gran Wyoming es un humorista que alcanzó su cénit con el ya muy lejano "Caiga quien caiga" de los años 90 y que desde entonces transita, más bien sin pena ni gloria, por diversas televisiones de nuestro país; es, por otro lado, un señor con cierto talento, una indudable vis cómica y buenas aptitudes para la sátira corrosiva. Por su parte, Hermann Tertsch ha sido durante largos años corresponsal de prestigio en El País, y últimamente se ha significado como polémico periodista televisivo a raíz de sus comentarios y opiniones en el informativo nocturno de Telemadrid.

Una afortunada medida, pero ¿de qué sirve si…?

¿Una Europa sin minaretes?

por Antonio Martínez

Atravesamos una profunda crisis espiritual desde mucho antes de que nuestras ciudades empezaran a llenarse de turbantes y hijabs: somos nosotros mismos nuestro mayor problema, el de una Europa que ya no cree en nada, y ante cuya falta de grandeza y de fe en sí misma el Islam avanza invocando el derecho eterno de los pueblos que todavía creen. Y es que lo decisivo no es la potencia militar, el nivel tecnológico o el progreso económico: lo decisivo es… creer apasionadamente en algo y, aspirando a cosas grandes y bellas, ser capaces de emprender con arrojo grandes empresas.

La más innovadora de las iniciativas

¿Quién es Fethullah Gülen?

por Antonio Martínez

Antonio Martínez, cristiano de pro (en el mejor sentido de la expresión), es colaborador habitual de Elmanifiesto.com, periódico que si no se caracteriza por tomar posiciones en favor de la fe de nuestro colaborador, tampoco lo hace combatiendo la misma. Contando con tales características en su haber, no deja de ser lógico que Antonio Martínez haya sido capaz de escribir un artículo tan valiente y rupturista como éste. El que la propuesta que plantea sea, como él mismo reconoce, de difícil realización no hace sino incrementar el valor del empeño.

Debate a raíz de "Ágora", la película de Amenábar

Hipatia: vista desde el cristianismo

por Antonio Martínez

El pasado fin de semana fui al cine a ver "Ágora", la polémica película de Alejandro Amenábar que ha dado a conocer al gran público la figura de Hipatia, ilustre filósofa y sabia alejandrina, así como su execrable muerte. Cinematográficamente, el film —sin ser ninguna cumbre del séptimo arte— me ha gustado más de lo que esperaba; pero, como en Ágora se mezcla lo histórico y lo ficticio sin deslindar claramente estos dos ámbitos, y como Amenábar pretende que el espectador piense que los hechos transcurrieron precisamente como él nos los narra, resulta útil aclarar algunas ideas básicas sobre lo que el espectador puede ver en el film.

En Finlandia la radio emite noticias en latín... con 75.000 oyentes. ¡Felices ellos!

¿Por qué los finlandeses veneran tanto el latín?

por Antonio Martínez

He aquí un hecho absolutamente insólito: de junio a diciembre de 2006, durante el periodo en que Finlandia actuó como país presidente de la Unión Europea, el gobierno finlandés se preocupó de que las noticias y resúmenes de las distintas comisiones, aparte de en las lenguas oficiales de la Unión Europea, se publicaran también en latín. ¿Una extravagancia irrelevante, el empeño exótico de algún friki del latín que había logrado colarse hasta el sillón de algún ministerio finés? No, en absoluto: es que, sorprendentemente, en Finlandia la lengua de Cicerón disfruta de un status y de una veneración extraordinarios.