Parar, templar y mandar

por Costillares

Parar, templar y mandar. Los tres pilares del toreo. Y de la vida. Cualquier ser extraordinario que se preste y los lleve a cabo, en el mágico albero o en la vida misma, tendrá el triunfo asegurado.