Iglesia de la Calentología

por Jesús Laínz

Un buen día, a mi admirado Forrest Gump se le ocurrió echar a correr. Y como les suele suceder a los tontos, obsesivos por naturaleza, le cogió tanto gusto que siguió, y siguió, y siguió, y siguió...

Eran de otra raza

por Javier Ruiz Portella

Escuchando lo que dicen los cuatro intervinientes en el programa de Intereconomía Televisión que reproducimos en esta página, es imposible no exclamar con un deje de nostalgia...