Autor:

Juan Pablo Vitali

Europa: allá y acá

por Juan Pablo Vitali

Cada vez más europeos llegan a Buenos Aires para quedarse. Y no es que esto sea el paraíso. Es sólo que somos sentimentales, y vemos en ellos el iniciático viaje de nuestros abuelos. Y ellos ven en nosotros los ojos vivos de una Europa muerta. No es un proyecto político, no es una doctrina, es solamente algo del amor natural que en territorios lejanos tarda más en morir.

Nostalgia

por Juan Pablo Vitali

No sé cuánto tiempo nos queda de alma. Ya hay demasiado turismo en Buenos Aires, y el tango se va haciendo algo menor, el espectáculo que nunca fue. No se puede hacer un espectáculo del dolor compartido. Es curioso, pero los antepasados de muchos de estos turistas fueron los que crearon el tango como un profundo dolor de exilio hecho nostalgia. Pero eso ellos no lo saben.

Contra el totalitarismo ideológico

por Juan Pablo Vitali

El problema del totalitarismo ideológico es que no deja pensar, no deja disentir, no deja considerar ni comprender cuál es el camino apropiado y posible. Muchas veces la pretendida pureza ideológica termina en las peores aberraciones. Los totalitarismos ideológicos de izquierda y de derecha son religiones laicas escondidas detrás de un fanatismo. Pero es más amargo pelear en la medida de lo posible que esperar un milagro, proveniente de los cielos del fanatismo.

De dioses, religiones y espiritualidad

por Juan Pablo Vitali

Me acabo de enterar que en una película titulada "Thor", dirigida por Kenneth Brannagh, hay un dios nórdico negro. Podría decirse subsahariano, si no fuera geográficamente muy loco decir: dios nórdico subsahariano. El argumento según parece que está basado en un cómic. Hubo por supuesto quejas y pedidos de boicot a la película. Sabemos que eso surte el efecto contrario o en todo caso no influye en nada. Los que iban a ir van, y los que no iban a ir no van.

La mal llamada "Nueva Derecha"

por Juan Pablo Vitali

Recuerdo que al descubrir los textos de la mal llamada "Nueva Derecha" quedé deslumbrado. No tanto por desconocer todo lo que allí se decía –aunque mucho desconocía, claro–, sino más bien por sentir que algunas personas, todavía eran capaces de salirse de esquemas ya bastante petrificados en cuanto al pensar metapolítico y cultural. Comencé entonces a imprimir todo lo que estaba a mi alcance y a considerar de otro modo autores conocidos y acercarme a algunos que me eran desconocidos.

Buenos aires bonaerenses

por Juan Pablo Vitali

Se ha dicho que Buenos Aires es una ciudad europea. Un milagro trasladado de hemisferio. Un destino para los desterrados de Europa. Y todo eso es cierto. Pero también hay que recordar de qué Europa hablamos. Es la Europa anterior a su propia muerte, a la tenebrosa obra de su propia mano.