Autor:

Jesús Sebastián Lorente

La rebelión de las masas

El principio aristocrático en Ortega y Gasset

por Jesús J. Sebastián

Con toda seguridad La rebelión de las masas de Ortega y Gasset es, si no el libro más importante de su ingente obra, sí el de mayor repercusión. Al respecto, su publicación causó gran sensación entre autores destacados de la Revolución Conservadora alemana: Thomas Mann se sintió sacudido por la lectura del libro, admirado también por Friedrich Freck y Ernst Niekisch; Carl Schmitt recomendó la obra a su amigo Ernst Jünger y citó a Ortega en su ensayo La tiranía de los valores.

El eterno retorno al mito nacional europeo

por Jesús J. Sebastián

El mundo moderno está racionalizado demoníacamente. Sus consecuencias inmediatas son la desacralización y la desmitificación que pueden ser -y frecuentemente lo son- contestadas en forma de lamentaciones genéricas contra la técnica incontrolada, protestas contra la moderna organización económica e, incluso, manifestaciones de los "nuevos bárbaros" del irracionalismo sumido en la oscura noche de los tiempos legendarios. "Nos encontramos -afirmaba Mircea Elíade- frente al deseo y la esperanza de regenerar el tiempo en su totalidad, es decir, de poder vivir en la eternidad, mediante la transfiguración del tiempo en un instante eterno".

También hay ejemplos de héroes no-europeos

Mishima o la redención por la muerte

por Jesús J. Sebastián

Hace 40 años. Aquel día, 25 de noviembre de 1970, cuando en España las turbulencias desatadas por el proceso de Burgos apenas dejaban espacio para noticias de otro tipo que no fueran las relacionadas con el orden público, Yukio Mishima, el último samurai, se suicidaba, por el ritual del harakiri (exactamente el sepukku), en la base militar de Ichigaya (Tokio), tras dirigir un inflamado discurso identitario a la desconcertada tropa. Sirva este breve artículo en su homenaje, al tiempo que recordamos la colaboración de Juan Pablo Vitali titulada "Mishima, o el trágico heroísmo de la antimodernidad " en este periódico digital.

Pío Baroja, una antropología del dolor

por Jesús J. Sebastián

Si hubo algo parecido en España a la "Konservative Revolution" alemana, ese movimiento ideológico "imaginario" –no inventado, sino por el valor otorgado a las imágenes– debió surgir necesariamente a partir de la crisis generacional de 1898. Pensemos que 1900 es el año de la muerte de Nietzsche, la cual se toma como punto de partida en la recepción de su pensamiento por una corriente filosófica espiritualista y culturalista que transversaliza toda Europa.

Un vasco donquijotesco

El Manifiesto de Unamuno contra las dos Españas

por Jesús J. Sebastián

En su famoso "manual" sobre la Revolución Conservadora alemana (el movimiento, tanto de pensadores como de asociaciones múltiples, que durante los enfebrecidos años veinte puso sobre el tapete toda una concepción radicalmente distinta del mundo y de la vida), Armin Mohler refuta la tesis según la cual la Revolución Conservadora habría sido un fenómeno exclusivamente alemán.

Esto es europeísmo. No lo de los tenocrátas de Bruselas

Ortega: Europa y la Revolución Conservadora alemana

por Jesús J. Sebastián

No es muy conocida la relación que tuvo Ortega y Gasset con el pensamiento y los autores de la Revolución Conservadora alemana, especialmente con Martin Heidegger, aunque más constatada está su atracción –desde muy joven- por la ciencia y la cultura alemanas, país en el que durante su estancia universitaria pudo vislumbrar la necesidad de una reconstitución de la historia de España. Pero vale realmente la pena adentrarse en tal cuestión.