Autor:

Jesús Sebastián Lorente

Buceando en nuestros orígenes étnicos. Perdón..., ¿dijo "étnicos"?

Una biología histórica de España (I): mitología

por Jesús J. Sebastián

En el complejo proceso de etnogénesis hispánica se ha elevado a la categoría de mito –en el sentido de hecho ficticio no demostrable empíricamente– su herencia y esencia árabe-bereber –el mito de una "España semítica", arabizada y judaizada–, en un intento frustrado por subrayar la secular diferencia de España con el resto de los países de Europa, aun a costa de alinearla con los vecinos norteafricanos. Según esta curiosa teoría, al conglomerado hispano formado principalmente por iberos, celtas, romanos y germanos se superpondría otro, que aniquilaría todo vestigio humano anterior, constituido por una minoría árabe y bereber, mediante el exterminio sistemático y la posterior repoblación con elementos orientales y africanos.

Crisis del capital financiero - II

La bancarización del Estado

por Jesús J. Sebastián

En 1811 se suscitó un interesante debate sobre la naturaleza del dinero y su manipulación entre parlamentarios, banqueros y "expertos en moneda" (los economistas de entonces), investigándose el cambio y la crisis económica con causa en los responsables del dinero, esto es, en los prestamistas que aumentan la oferta de billetes y depósitos y, por ende, sobre el efecto derivado sobre los precios y la producción. En definitiva, la cuestión era la siguiente: ¿respondía el dinero a la economía nacional o aquél influía autoritariamente sobre ésta?

Crisis del capital financiero - I

¿Democracia o usurocracia?

por Jesús J. Sebastián

«La usura es el cáncer del mundo», escribió un loco, pero ideológicamente peligroso y políticamente cuerdo llamado Ezra Pound. La usura o interés excesivo que se lleva por el dinero o el género en el contrato de mutuo préstamo es un invento del capitalismo. Es algo totalmente inmoral si analizamos su origen, derivado de la "avidez por el interés" de una minoría poderosa que, lejos de toda disposición ética o espiritual, y como consecuencia de la descomposición y corrupción progresiva de la burguesía, cae estrepitosamente sobre los pueblos trabajadores, sobre los pueblos creadores no sólo de valores inmutables, sino también de la riqueza del país.