Autor:

Jesús Sebastián Lorente

Carl Schmitt, ¿otra corriente de la Revolución Conservadora?

por Jesús J. Sebastián

Entre los muchos descubrimientos que debo a Carl Schmitt, sin duda uno de los más gratificantes fue llegar al conocimiento de la Konservative Revolution alemana, quizás por sus vínculos con la tradición de la intelectualidad alemana a la que pertenecían Jünger y Heidegger, aunque en una primera aproximación, como también le sucedió a Armin Mohler, pudo desorientarme su "desconexión" de la obra de Nietzsche. Por eso, la cuestión que se me planteó era, simplemente, si Schmitt había pertenecido "conscientemente" a aquel difuso y, al mismo tiempo, concreto movimiento "esférico" de la Revolución Conservadora.

La crisis de la modernidad en España

por Jesús J. Sebastián

Una comprensión en profundidad de la filosofía de Ortega y Gasset, exige situarnos en la "crisis de fin de siglo", entre el XIX y el XX, y ello no sólo porque su filosofía surge como una deliberada respuesta a dicha crisis, sino porque es en ese terreno ontológico cuando se genera una actitud crítica hacia la modernidad, en principio, como rechazo absoluto del liberalismo político, económico y tecnológico, algo común –con algunas notables excepciones- en los conservadores revolucionarios.

La rebelión de las masas

El principio aristocrático en Ortega y Gasset

por Jesús J. Sebastián

Con toda seguridad La rebelión de las masas de Ortega y Gasset es, si no el libro más importante de su ingente obra, sí el de mayor repercusión. Al respecto, su publicación causó gran sensación entre autores destacados de la Revolución Conservadora alemana: Thomas Mann se sintió sacudido por la lectura del libro, admirado también por Friedrich Freck y Ernst Niekisch; Carl Schmitt recomendó la obra a su amigo Ernst Jünger y citó a Ortega en su ensayo La tiranía de los valores.

El eterno retorno al mito nacional europeo

por Jesús J. Sebastián

El mundo moderno está racionalizado demoníacamente. Sus consecuencias inmediatas son la desacralización y la desmitificación que pueden ser -y frecuentemente lo son- contestadas en forma de lamentaciones genéricas contra la técnica incontrolada, protestas contra la moderna organización económica e, incluso, manifestaciones de los "nuevos bárbaros" del irracionalismo sumido en la oscura noche de los tiempos legendarios. "Nos encontramos -afirmaba Mircea Elíade- frente al deseo y la esperanza de regenerar el tiempo en su totalidad, es decir, de poder vivir en la eternidad, mediante la transfiguración del tiempo en un instante eterno".

También hay ejemplos de héroes no-europeos

Mishima o la redención por la muerte

por Jesús J. Sebastián

Hace 40 años. Aquel día, 25 de noviembre de 1970, cuando en España las turbulencias desatadas por el proceso de Burgos apenas dejaban espacio para noticias de otro tipo que no fueran las relacionadas con el orden público, Yukio Mishima, el último samurai, se suicidaba, por el ritual del harakiri (exactamente el sepukku), en la base militar de Ichigaya (Tokio), tras dirigir un inflamado discurso identitario a la desconcertada tropa. Sirva este breve artículo en su homenaje, al tiempo que recordamos la colaboración de Juan Pablo Vitali titulada "Mishima, o el trágico heroísmo de la antimodernidad " en este periódico digital.