Sección:

Tribuna

Retaguardia roja

por Francisco Núñez Roldán

Reivindicar, a estas alturas, al puñado de inicuos asesinos que perpetraron una matanza tras otra, y encima colocarlos como apóstoles de la “democracia y la libertad” en lápidas y recordatorios es algo enormemente mendaz que insulta e  indigna sobremanera a los cimientos de la conciencia, para quien la tenga.

Nuevo avance del fraude guerracivilista

por Jesús Laínz

La izquierda no descansa. Ésta es una de las características principales que la distinguen de la derecha, inactiva por naturaleza. Por eso a los derechistas se les llama "conservadores", porque no aspiran más que a conservar.