Tribuna

Yo pecador

Estoy en contra de la Constitución. Por muchos motivos: por su seráfico buenismo, por ejemplo, pero me basta con aducir que en su texto se consagra el delirio de las Autonomías. ¡Ah! Y el del sufragio universal.

por Fernando Sánchez Dragó

Café amargo

Cualquier día, a las élites “españolas” se les atraganta el café. No se arruina a la clase media en vano.

por Sertorio

Pánico en el museo

Iceta no es una excepción, sino la regla; la encarnación viviente del reino de la cantidad, del principio nivelador, plebeyo, feísta y cateto, radicalmente socialdemócrata, que pretende imperar en el reino de lo cualitativo, de lo espiritual, de lo inevitablemente selecto, de lo aristocrático por naturaleza.

por Sertorio