Rembrandt, "El festín de Baltasar".

Días contados

Compartir en:

Creo que en estas últimas horas los lectores de El Manifiesto nos estamos riendo como nunca en la vida. Cuatrocientos mil andaluces (¡¡400.000!!) han votado a VOX y han arrojado al muladar cuatro décadas de corrupción, enchufismo, mordidas y dictadura ideológica de los peores frikis de una izquierda de por sí zarrapastrosa, analfabeta, zafia y rahez. La Pesoe ha quebrado y

Cuentan los que saben que las trituradoras de papel ya están funcionando a pleno rendimiento en las dependencias de la Junta de Andalucía.

cuentan los que saben que las trituradoras de papel ya están funcionando a pleno rendimiento en las dependencias de la Junta de Andalucía, donde los armarios rebosan de muertos y las alfombras de basura. El régimen más corrupto de Europa está en los amenes. Y también el socialismo español, al que la subida de VOX le va a hacer más daño que a la derechita cobarde del PP y a los pijos de Ciudadanos, que lleva camino de ser el nuevo PSOE.     

Por supuesto, especial regodeo, sorna y alborozo nos produce el batacazo de Podemos, cuyos votos perdidos han ido a la saca de VOX. Cosas que pasan cuando uno traiciona a la patria y siente un asco invencible y hasta náuseas al pronunciar a palabra "España". Eso, en la españolísima Andalucía, también se paga. Gracias, podemitas, sin vuestras caras de acelga en la tele nuestro regocijo y nuestro recochineo se hubieran quedado a medias. Por supuesto, el semimacho alfa de la secta polpotiana, el tío ese de la coleta, ha declarado una alerta antifascista; supongo que ya habrá una tanqueta de guardia en Villa Tinaja y le habrán dotado de un escuadrón de coraceros de escolta. Los contribuyentes tendremos que ofrecer nuestro óbolo para proteger tan valioso bien de Estado.

La excelentísima nulidad que hasta hace poco era la dueña del cortijo, recién quebrada y en espera del desahucio, exige a los partidos de la oposición que no se asocien con la extrema derecha. Lo dice la representonta de un partido que pacta con los etarras de Bildu, los traidores separatistas de Esquerra y Convergencia, los judas del PNV y la piara marxista-bolivariana de Podemos. VOX,  sin embargo, es un peligro por defender la Constitución y la unidad de España y por perseguir a los criminales de lesa patria en Cataluña.

Y tiene razón la ilustre gaznápira: ellos corren el peligro de que se les venga abajo el chiringuito cuando llegue la inspección sanitaria y se descubra toda la porquería que se guarda en las cocinas, despensas y alacenas de la difunta Andalucía socialista. Habrá que desinsectar. Los encausados de los ERE ven ahora su futuro mucho más negro que hace unos días y los traidores del octubre barcelonés empiezan a poner sus barbas a remojo. El doctor Sánchez va a enterrar al socialismo "español" antes de que pueda desenterrar a Franco y el señor Tezanos tendrá que ir a falsificar estadísticas a Corea del Norte.

¿Cuántos mindundis que han vivido chupando del bote de La Pesoe van a tener que ganarse la vida trabajando de verdad?

¿Cuántos mindundis que han vivido chupando del bote de La Pesoe van a tener que ganarse la vida trabajando de verdad, buscándose un empleo con un burriculum vitae como el del doctor Sánchez? El fascismo, desde luego, es una cosa horrible, inhumana.

Pero esto es sólo el principio. A la oligarquía de los partidos se le ha acabado la juerga. Como en el bíblico festín de Baltasar, una mano escribe sobre la pared las enigmáticas palabras: Mane, Thecel, Phares. Fue el profeta Daniel el encargado de traducirla al rey de Babilonia:

Tus días están contados, tus obras han sido juzgadas y tu reino será de otros.

tus días están contados, tus obras han sido juzgadas y tu reino será de otros. Amén.

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

Comentarios

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar