Entrevista en "El Gato al Agua" con François Bousquet

Desde "El puto san Foucault" hasta la situación política y social en Francia

Compartir en:

Aprovechando su presencia en Madrid, con ocasión del Coloquio celebrado por nuestro periódico en torno a su libro El puto san Foucault, José Javier Esparza entrevista a François Bousquet, redactor jefe de la revista Éléments, en el programa de Intereconomía El Gato al Agua.

Se abordan en dicha entrevista los temas más candentes de la actualidad: desde lo que representa "deconstrucción" de ese icono fundador de la ideología de género que es Michel Foucault, hasta cuestiones que permiten hacernos una muy buena idea de cómo discurre en Francia la vida política, social y "societal", como ahí llaman a las cuestiones del ámbito familiar, cultural y sexual: desde lo que ha representado el movimiento popular de los Chalecos Amarillos —hoy destrozado por el izquierdismo y sus violencias callejeras— hasta lo que significa un personaje como el presidente Emmanuel Macron y la resistencia por parte del patriotismo identitario encarnado en el Frente Nacional, hoy denominado Reagrupación Nacional. 

"Menos impuestos y más Estado", reclaman en Francia los populistas Chalecos Amarillos.

De las muchas ideas que se desgranan a lo largo de la entrevista, retengamos una, quizá la más importante. Una de las principales consignas de los Chalecos Amarillos, nos cuenta François Bousquet, era ésta: "Menos impustos. Más Estado". O, con otras palabras, menos grasa y más músculo estatal. Exactamente todo lo contrario de aquello con lo que sueña el liberalismo.

 

Para obtener rápidamente el libro de François Bousquet
El puto san Foucault. Arqueología de un fetiche.

 

 

 

 

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

Comentarios

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar