Renace el Romancero

El hijo de la Tomasa

Conocidas son las amenazas de reconquistar el Al-Andalus lanzadas recientemente por el hijo de la Tomasa (cordobesa de pura cepa que, conversa y casada con un moro actualmente preso en Marruecos, se largó con sus seis hijos a tierras musulmanas para emprender desde ahí la yihad). Dichas amenazas, además de suscitar una extraordinaria ola de los más sarcásticos memes, han hecho que nuestro colaborador Sertorio destapara su hasta ahora escondido frasco de esencias poéticas.

Compartir en:


¡Joder, cómo da la brasa

el hijo de la Tomasa!

 

Españolazo cañí

que se ha calado el turbante

y se ha vuelto muladí

y asesino trashumante.

Profetiza en el desierto

(todo sucio, el muy marrano,

pero no le llamo cerdo,

que se ofende el mahometano)

un porvenir de atentados

con furgonetas sin frenos

y mil niños inmolados

por el furor sarraceno.

 

¡Joder cómo da la brasa

el hijo de la Tomasa!

 

En bárbara algarabía

de bujarrón camellero

nos suelta sus profecías

de jeque poligonero.

¡Hay que ver que mala baba

se gasta este perturbado,

las burradas con chilaba

que masculla en aljamiado!

 

¡Joder, cómo da la brasa

el hijo de la Tomasa!

 

Una cosa sí te digo,

no reces más oraciones,

moro  barbita de chivo,

que a los bobos españoles

ya los tenéis conquistados:

¿no escuchas la palinodia

después de cada atentado

de evitar la islamofobia?

 

¡Joder. cómo da la brasa

el hijo de la Tomasa!

 

¿Para qué tantas algaras,

tantas razzias e incursiones,

si de Santiago a Granada

se os colma de atenciones?

Si no os faltan odaliscas

ni cornudos que consienten:

progres, rojos, feministas,

podemitas impotentes.

 

¡Joder, como da la brasa

el hijo de la Tomasa!

 

Si tenéis la puerta abierta,

si ya todo se os permite,

si esta España yace muerta

y ya nada se os resiste.

Vuelve el culo hacia La Meca

y goza de tu conquista,

que España ya es vuestra presa,

 por débil, loca y suicida.

 

¡Joder, cómo da la brasa,

el hijo de la Tomasa!

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar