Sección:

Cultura

Por qué la tauromaquia es un escándalo

por Rubén Amón

Los toros son un escándalo, conviene reconocerlo y hasta celebrarlo. Un escándalo porque exponen la muerte. O porque la subliman desde la estética y el arrojo. Los toros son un escándalo porque reivindican la liturgia y el rito en una sociedad enfermizamente secularizada.

El Imperio Progre, contra 'Imperiofobia'

por Pedro Fernández Barbadillo

Es de agradecer que Sol Gallego-Díaz, la directora con la que más han caído las ventas de El País, y su alegre muchachada hayan perdido la prudencia, el disimulo y hasta el estilo literario de los años en que el periódico lo hacían Juan Luis Cebrián y, sobre todo, Javier Pradera.