Autor:

Alain de Benoist

El análisis de uno de los pocos que predijeron la gran crisis

El crack: aún no es la gran ruptura del Sistema, pero…

por ALAIN DE BENOIST

Nicolas Sarkozy dice que desea "moralizar el capitalismo", es decir, ponerle límites. Pero ¿cómo se podría poner límites a un sistema que, por definición, no admite ninguno? "El capital siente cualquier límite como un obstáculo", decía ya Karl Marx. El capitalismo se realiza en lo ilimitado, y la ley de la ganancia sólo conoce una consigna: "¡Cada vez más!". Tal es la eterna paradoja: el capitalismo intenta vender cada vez más a una población cuya capacidad de compra reduce cada vez más. El "capitalismo moral" es un oxímoron. Aún no es la gran ruptura, pero ésta bien podría producirse.

Si hasta Sarkozy lo dice…

Con la crisis ha muerto la dictadura de los mercados

por ALAIN DE BENOIST

Cuando la actual debacle financiera hace estremecer a los pobres comentaristas liberales que no saben dónde ponerse; cuando hasta un Sarkozy habla de refundar el capitalismo o declara que "la ideología de la dictadura de los mercados ha muerto con la crisis financiera": cuando tan extraordinarias cosas suceden, bueno es escuchar a Alain de Benoist: alguien que sí sabe dónde ponerse: ahí donde siempre estuvo, rechazando el socialismo, denunciando los desmanes del capitalismo y previendo su actual crisis estructural.

Por fin alguien que habla claro y a fondo

CLAVES DEL GRAN CRACK CATACLAC

por ALAIN DE BENOIST

– Triple crisis: del sistema capitalista, de la mundialización liberal y de la hegemonía norteamericana. – La ideología liberal ha posibilitado la colosal deuda de Estados Unidos: ¡un 410% del PIB (410 veces lo realmente producido)! – El viejo e hipócrita principio: privaticemos los beneficios y socialicemos las pérdidas. – Hundimiento de la ideología liberal y de su no intervención. – Causa final del crack: la irrefrenable codicia.

Al menos esto tiene de bueno

Georgia: vuelve la historia

por Alain de Benoist

ALAIN DE BENOIST El aumento de tensión en las relaciones ruso-norteamericanas causado por la crisis georgiana ya ha conducido a muchos observadores a hablar de la reaparición del “lenguaje de la guerra fría”. La expresión no es falsa si uno piensa en las declaraciones hechas por Washington. Pero es básicamente inadecuada. En la época de la guerra fría, el conflicto entre Estados Unidos y el Kremlin era un conflicto de evidentes contornos ideológicos: por un lado, el bloque soviético; por otro, lo que se llamaba entonces el “mundo libre”. Ahora que el sistema soviético se ha desintegrado, el conflicto es de otra índole.