Autor:

José Javier Esparza

Prosigue la serie "Las mujeres de los dictadores"

Eva Braun: la mujer que no existía

por José Javier Esparza

Toda la carrera de Hitler está sembrada de nombres de mujer. Son ellas quienes le introducen en la vida social, quienes le consiguen fondos, quienes hacen proselitismo a favor de su causa política.

Mussolini, amante volcánico

por José Javier Esparza

Mussolini recibía una visita femenina al día, en la sala Mapamundi del Palacio Venecia, preferentemente después de comer. No eran visitas de cortesía. Estas mujeres eran seleccionadas por su mayordomo a partir de los centenares de cartas de amor que el Duce recibía a diario.