''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 22 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Sacar los tanques

JAVIER R. PORTELLA
En España empieza a amanecer

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liquidar el «régimen del 78»

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
De marimantecas y lloronas


Y helo aquí, al tal Junqueras, llorando, con el papo temblón y la garganta medio ocluida, hecho una magdalena porque le entalegan a dos reos de sedición, al igual que él, que todavía anda en la calle por estar aforado y que debería ser el primero en hospedarse en el penal de El Puerto.
Sertorio

24 de septiembre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO


Las piaras de la CUP, esas que llenan de purines ideológicos y morales las calles de Cataluña, tienen al menos la dignidad de no lloriquear. Serán una hez de gentuza y de traidores, socios de los etarras de Bildu y de la no menos infame rehala de Podemos, la vanguardia más reconocible de los enemigos de España, pero no gimotean ni se ponen de perfil, de momento.

No podemos decir lo mismo de quienes los utilizan como carne de cañón. Ver a Junqueras hacer pucheros como una marimantecas porque le detienen a sus cómplices, implicados como él en lo que en cristiano se llama delito de lesa patria, nos asombra y nos produce un sarcástico desprecio. ¿Acaso se imaginaban que un país decente se puede dejar despedazar por una recua de indocumentados? Sí, se lo imaginaban. Desde que Zapatero cedió todo lo cedible y aún más –recordemos que su Estatuto reconoce a Cataluña como nación–, pensaban con muy buenas razones y mejores evidencias que los políticos de Madrid estaban dispuestos a vender en almoneda la unidad nacional, siempre y cuando se mantuviesen los valores políticos esenciales de la casta: durar un día más en la poltrona y aprobar los Presupuestos. Fue la negativa del gobierno Rajoy a ceder en el cupo catalán, que destrozaría sus sacrosantas cuentas, la que inició esta zambra que nos convierte en el escarnio de Europa, algo en lo que somos campeones sin rival desde 1977.

Y helo aquí, al tal Junqueras, llorando, con el papo temblón y la garganta medio ocluida, con un ojo para Murcia y el otro para Vigo, hecho una magdalena porque le entalegan a dos reos de sedición, al igual que él, que todavía anda en la calle por estar aforado y que debería ser el primero en hospedarse en el penal de El Puerto; pero sin contacto con los presos comunes, que no se merecen el bochorno de compartir celda con traidores.

¿Qué hemos hecho de malo?”, se pregunta la plañidera marimantecas. El lector podrá responder mejor que yo a lo que empiezo a creer que no es una pregunta retórica. Puede que este individuo sea sincero. Una característica del régimen del 78 es la selección de los peores, de los dirigentes con un perfil más plano, más cerca de los límites de la idiocia y, por eso, más adecuado al nivel de nuestras últimas reformas educativas: véanse Rufián, Irene Montero, Pedro Sánchez y demás lumbreras del Congreso. Desde 1978, la eliminación de los mejores ha funcionado como una ley de bronce en nuestro Estado de las autonomías, con un liderazgo político cada vez más icónico y menos semántico. Las elecciones son meras campañas de imagen en las que se presenta una marca que debe adaptarse a la mayor cantidad de sectores sociales y, por lo tanto, su mensaje dice cada vez menos porque abarca cada vez más. Basta con ver a los cabezas de cartel para comprobar que lo único que importa es el envoltorio (reconozco que Rajoy es una evidente objeción que salta a los ojos, pero es registrador de la propiedad, con toda la volupté que esa condición sexual tiene entre las madres y abuelas de mocitas provincianas). Dentro del Régimen sólo hay ideas, fuerza y propósitos a largo plazo entre los separatistas y la extrema izquierda. Pero los gimoteos de Junqueras me hacen dudar de los primeros: ¿se imagina alguien a Arzalluz llorando? Cuando se ven fenómenos como éste, uno se inclina a creer que es la CUP y no Esquerra la que dirige la sedición.

Tampoco faltan las marimantecas en Madrid: De Guindos, haciendo honor a su apellido, aún no se ha caído de su árbol epónimo, pese a los tiempos que corren, y ya está ofreciendo una retirada honorable a quienes carecen de honor y difícilmente pueden dar marcha atrás. Su único horizonte en un país serio sería independencia o cárcel. Aquí, como somos como somos, la cosa puede quedar, como máximo, en independencia o multa, pero yo apostaría a que será independencia o concierto económico más blindaje de competencias. España siempre premia a sus enemigos.

Por no desmerecer del resto de las fuerzas de izquierda, el Gobierno ha ordenado a todos los ayuntamientos donde manda su partido que no voten mociones en favor de la unidad nacional, esa ordinariez, con lo elegante y digno que es tomar el olivo. La Guardia Civil, que junto con los ciudadanos catalanes de a pie es la única que mantiene la lealtad a la patria española en Barcelona, se tiene que dejar agredir, cercar y ofender por orden del ministerio del Interior, tan valiente e implacable cuando se trata de los muchachos de Blanquerna, cuyo gravísimo delito fue irrumpir en un conventículo de traidores y cortarle el discurso a un enemigo de la nación. Seguro que las hordas de maleantes que destrozaron los vehículos de la fuerza pública en Barcelona no reciben ningún castigo: son ciudadanos de primera, niñatos comunistas y separatistas. No olvidemos que, si los subalternos de la sedición están en los calabozos, eso se debe a que un juez se decidió a aplicar la ley y a que al Gobierno no le cupo otra opción que obedecer su mandato. De no ser así, ahora andarían los traidores preparando los colegios electorales.

De Su Majestad sabemos que goza de excelente salud, así como toda la Real Familia, hecho del cual nosotros, como reverentes súbditos, nos alborozamos. Dios guarde a las Reales Personas por muchos años, ya que son el símbolo de la unidad y la continuidad de la Patria, como día a día demuestran.

Los lloriqueos empiezan en el minuto 0:59. ¡Saquen los pañuelos!


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
domingo, 24 de septiembre de 2017

Sin novedad en el Alcázar.

En el espíritu está la grandeza de las personas. Esta nenaza demuestra lo que ha sido siempre, un vendedor de crecepelo, un mierda.

# Publicado por: españolito (Granada)
domingo, 24 de septiembre de 2017

Enternecedor

Es como un oso amoroso.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
El dedo y la llaga
Sacar los tanques
Cabalgar el tigre: Dragó
Unir no es sujetar
A tal Señor, tal honor
En el limbo
Barcelona
¿Y si se van?
Sin perdón
Beneméritos
El himno mudo
La muerte del régimen
Stalinlandia
A degüello
Palabras
Odiar en igualdad
El Che
¿155?
El hijo de la Tomasa
Bajo la nueva estelada
Los bolardos
Inevitable
Dixie
Contra la felicidad
Lecciones de la Revolución de Octubre
Argelia: una lección práctica de decadencia
Muerte de un poeta
Hacia una monarquía sin rey
La Santa Causa
El gulagcito
La fiel infantería
"Imagine"
Los escombros
Neutrales
La pitada
El khmer rosa
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 Cataluña es más grande
2 El catalán, dialecto del valenciano
3 Anteproyecto de la nueva Constitución que preparan PP y PSOE
4 SERTORIO
El dedo y la llaga
5 "¡Viva España, traidores!", gritaron los presos a los dos Jordis



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |