Crecen las dudas sobre el carácter accidental del incendio de Notre-Dame

Parece difícil entender el incendio de Notre-Dame sin la presencia de un acelerador químico.

Compartir en:

Esto es lo que ha declarado un bombero de París: 

"¡Es imposible, sin un acelerador del fuego, que se produzca semejante incendio en menos de dos horas! La madera no emite humo amarillo. Los productos petroquímicos, sí."

 

Confirmado en Google:
"Si vemos el color amarillo este es producido por la quema de sustancias químicas como azufre, ácido clorhídrico y nítrico".

Por cierto, ¿de qué color era el humo emitido por las llamas que devastaron Notre-Dame? Basta observar la imagen que aquí reproducimos.

A buen entendedor... Pero ningún periodista quiere entender. Ninguno se atreve siquiera a esbozar la pregunta.

Nosotros no somos obviamente expertos ni en incendios ni en petroquímica. Por tanto, sin pronunciarnos sobre el fondo del asunto, nos limitamos a hacernos eco de estas, como mínimo, inquietantes constataciones. 

Y lo más inquietante no son siquiera ellas. Lo más inquietante es que, con la avidez informativa que les suele caracterizar, ningún periodista del Sistema se las está formulando.

La información proviene, por lo demás, de las redes sociales francesas. Este es el post aquí traducido (y que no habríamos reproducido y traducido sin la confirmación obtenida en Google):

 

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

Comentarios

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar