Piden aprobarla por referéndum el 1.º de abril

La República Islámica de Catalunya

Con la actual progresión demográfica, uno de cada cinco catalanes será musulmán en 2020, y en 54 años (2080) la población musulmana será ya mayoritaria en la región.

Compartir en:


Que algo relacionado con la comunidad musulmana se puede estar empezando a mover en Cataluña no es un asunto de ficción. Las comunidades musulmanas de la región quieren embridar el derecho a decidir reivindicado por los separatistas para exigir un referéndum con el deseo de que que les sea reconocidas también a ellas un nuevo estatus político y jurídico. Yusuf Moreno, de 37 años, es un antiguo militante de ERC convertido al islam y que preside la asociación Terra Omnium, con una destacada influencia en los colectivos musulmanes de la provincia de Gerona.

Yusuf Moreno ha presentado una solicitud al Gobierno de España para que autorice la celebración de una consulta popular el domingo 1.º de abril. Inicialmente, la consulta se celebraría en un total de 28 municipios catalanes que cuentan con una fuerte presencia islámica. Aún pendiente de su concreción, la pregunta que se plantearía a los votantes giraría en torno al establecimiento en cada municipio de un nuevo marco de convivencia con los no musulmanes conforme al reconocimiento de las reglas y normas islámicas, de cara al objetivo mancomunado de una República Islámica en Cataluña a largo plazo.

La solicitud fue presentada con fecha 27 de diciembre del 2017 y, en opinión del representante de Terra Omnium, “cumple con todos los requisitos formales y materiales” que exige la normativa reguladora de las bases de régimen local”, ya que se trata de un asunto de competencia propia municipal.

Recalca también el hecho de que se trata de una cuestión de “especial relevancia” para los intereses de los catalanes, debido a que la comunidad musulmana será en pocos años mayoritaria en amplias zonas de Cataluña.

 “Queremos utilizar las mismas herramientas que pretenden utilizar los nacionalistas catalanes”, ha manifestado Nabil Boumedian, un argelino de 77 años afincado en Gerona desde hace quince. Regenta una tienda de “Todo a cien” en la Judería y es también un miembro destacado de Terra Omnium en la provincia.

Recuerda que Cataluña tiene en la actualidad una tasa de natalidad del 1,1 y que, en contraste, las familias musulmanas que viven en la región multiplican la tasa hasta llegar al 8,1.

De hecho, más del 20 por ciento de los jóvenes menores de 30 años que viven en el área metropolitana de Barcelona son musulmanes. Y en ciudades como Figueras, Salt, Rosas, Rubí, Vic, Reus, Tortosa y Valls, entre otras, esta cifra se eleva hasta llegar al 30 por ciento.

Con esta progresión, uno de cada cinco catalanes será musulmán en 2020, y se estima que en 54 años (2080) la población musulmana será ya mayoritaria en la región.

Politólogo de 36 años, Ignasi Rutllant llegó a ser concejal de CiU en Tortosa (Tarragona) y hoy es uno de los 15.000 catalanes de origen que decidieron convertirse al islam. “En los últimos 30 años, la población musulmana de Cataluña ha crecido porcentualmente más que en cualquier otra región europea”, afirma satisfecho. Destaca que en la actualidad existan más de 300 mezquitas en Cataluña y defiende la naturaleza pacífica del islam como un poderoso mantra. Su opinión contrasta con la de los servicios de inteligencia e información de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), que advierten de que Cataluña aglutina hoy a más del 50% de los centros salafistas de los que existen en España. También señalan que desde estos centros se difunde un mensaje y una interpretación integrista de la religión musulmana que choca directamente con los valores y las normas democráticas españolas y el modelo de convivencia propios de la Unión Europea. Una realidad que causa alarma entre los investigadores y plantea cuestiones legales acerca del derecho a la libertad religiosa, por cuanto puede vulnerar preceptos constitucionales que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado dejan, en todo caso, a criterio de la justicia.

El fenómeno de la exultante islamización de Cataluña tampoco ha sido ajeno a las operaciones políticas llevadas a cabo por el separatismo para propiciar la llegada de inmigrantes procedentes sobre todo del Norte de África y Pakistán, en detrimento de la inmigración “hispanoparlante”. Como organización aglutinadora de los musulmanes llegados a Cataluña en los últimos años se encuentra Nous catalans, que ha llevado a cabo una intensa actividad propagandística con el objetivo de atraer a los musulmanes que residen en Cataluña hacia posturas independentistas.

La fundación Nous Catalans, que ha recibido importantes subvenciones públicas y el apoyo de los medios informativos vinculados al poder secesionista, ha modificado su postura con respecto a la consulta popular del 1.º de abril. Este cambio se ve reflejado en uno de sus líderes en Barcelona, Chafik Chilah, de origen marroquí y con residencia en Guissona (Lérida). Chilah reconoce haber votado la lista de Puigdemont en las pasadas elecciones autonómicas. Opina por ello que el “derecho a decidir” no debe serle restringido a la comunidad que a su juicio mejor expresa el hecho diferencial dentro de la sociedad catalana.

Presume en ese sentido de que Guissona sea el municipio catalán con más residentes llegados del extranjero. Casi la mitad de sus habitantes (49.07%) no son de origen autóctono. Le siguen de cerca Castelló d’Empúries (47,96%), Salt (40,48%) y Sant Pere Pescador (39,1%), tres municipios de la provincia de Gerona con altas tasas de población procedente de Marruecos. En estas localidades se instalarán urnas el 1.º de abril si el Gobierno de Rajoy valida la consulta solicitada. También en Vic, Manlleu, Lérida, Cunit, Vilanova i la Geltrú, Calafell, Calaf, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat, Hospitalet de Llobregat, Roses, El Masnou, Premià de Mar, Vilassar de Mar, Ripoll, Sabadell, Tarrasa, Granollers, Figueras, Cervera, Vilafranca del Penedès, Olot y El Vendrell, entre otras.

Los musulmanes que residen en estas localidades superan en número a los que existen en Andalucía y Extremadura juntas. De ahí la importancia que desde Terra Omnium se concede a una consulta popular que, según destaca Yusuf Moreno, marcaría un antes y un después para Cataluña.

© Alerta Digital

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar