Los hay que lo tienen muy claro

El arte contemporáneo es basura

Eso parece declarar con toda buena conciencia el autor de la obra aquí representada en Art Basel: no es que el servicio se dejara los restos de la merienda en la sala; es que esto, este montón de inmundicias, es una de las aportaciones más celebradas a la 38ª feria de arte de arte contemporáneo de Basilea, recién clausurada (por desgracia, sólo hasta el año que viene) en la ciudad suiza. Dos mil artistas, trescientas galerías, treinta países, centenares de marchantes y críticos, más de 50.000 visitantes… Muy bien, pero ¿y el arte? Poco, la verdad. Pasen y vean. Sólo fotos. No hace falta nada más.

Compartir en:

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar