A favor de la inmigración

Los ucranianos tienen tres ventajas extraordinarias sobre cualquier otra inmigración: son blancos, son cristianos y son europeos. White is beautiful!

Compartir en:


Ucrania es un país que lo está pasando muy mal. ¿Alguien ha pensado en los refugiados ucranianos? Los cristianos de Siria son el 11% de la población (de lo que queda de ella). Los cristianos de Egipto son unos quince millones de habitantes, y están bajo peligro constante.

¿Por qué no favorecer a esta inmigración? ¿Por qué se favorece la inmigración musulmana, panchita o subsahariana y no se hace lo propio con los grupos antes mencionados?

Los ucranianos tienen tres ventajas extraordinarias sobre cualquier otra inmigración: son blancos, son cristianos y son europeos. White is beautiful!

Los árabes cristianos tienen la ventaja de pertenecer a la elite intelectual de sus países de origen. Y, además, si vienen aquí, nuestra cultura y religión (que es la suya) tiene su máximo respeto garantizado. No como los árabes musulmanes, que encima de que se les ayuda y subvenciona, nos quieren asesinar a todos.

Por cierto..., ¿nos hemos parado a pensar acerca de las muchas bondades que nos ha traído la inmigración rumana? (descartando a los gitanos rumanos): gente trabajadora, perfectamente integrada, con tantos puntos en común con los españoles: latinidad, meridionalidad..., sus filósofos más célebres (Vintila Horia y Emil Cioran) adoraban a España.

En muchas localidades españoles se les han cedido templos católicos abandonados para que pudieran montar sus iglesias ortodoxas, y así lo han hecho, enriqueciendo cultural y religiosamente a estos municipios. En este momento viene a la cabeza la bella iglesia ortodoxa de Alcalá de Henares.

Los todopodemitas tienden a odiar furiosamente a la inmigración ucraniana y rumana. ¿Ha visto usted alguna vez a un todopodemita ayudando a esta gente o no hablando mal de ella?

El topodemita es un ser que masculla contra la inmigración en las tabernas mientras bebe un botijo de birra y mira el furbo en la tele.

Fíjese usted bien en ellos. Así se expresan, con su pulserita morada y sus aires de matón, con golondrinos en las axilas sobre las que les resulta imposible aplicarse un poco de desodorante cada mañana, y las garrapatas adheridas en el pelo (no, no son las "flores en el pelo" de los jipis, que cantara Scott McKenzie, son garrapatas):
- Ejtos farcistas rumanos y ucranianos... vienen aquí a quitarnos el pan y el trabajo. Se aprovechan de nuestro sistema sanitario.

¿Y lo que dicen ellas, las todopodemitas?
-Estas tías busconas que vienen a quitarnos a nuestros hombres. ¿Por qué no se volverán por donde han venido?

Odioso racismo y odiosa xenofobia. ¡Combatámoslos!

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar