El Che, Podemos y la nueva España

Está claro: la vulgaridad causa cada vez mayores estragos. Ahí tienen dos excelentes muestras.

Compartir en:

 
Está claro: la vulgaridad causa cada vez mayores estragos. Ahí tienen dos excelentes muestras. Una, la imagen del Che no causa al menos, aparte de la horterada, mayor perjuicio: está colocada en el único lugar que le corresponde. La otra imagen, en cambio, la de los dirigentes de Podemos (o “marcas blancas” asociadas) que han accedido recientemente a los más altos cargos de nuestros municipios… El problema no son ni los desnudos ni la pretendida pornografía (¿a quién, por cierto, pretenderán escandilzar a estas alturas de la película?). El único problema es la chabacanería tan antierótica como vulgar.
 
Pasen y vean.

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar