¡Escándalo! Un estudio machista y falocrático contra la igualdad de género

Las hembras jóvenes de chimpancé juegan a las muñecas

Compartir en:

Unos científicos imbuidos de ideas falocráticas y machistas han publicado un estudio en el que arremeten muy gravemente contra la igualdad e indiferencia de género. Es de esperar que tanto las asociaciones feministas como la Coordinadora de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales tomarán las medidas que corresponden, interponiendo la correspondiente denuncia anteel Ministerio o Secretaría de Estado de Igualdad.

Vean, si no, las peregrinas ideas que, según ha publicado el periódico ABC, emiten estos casposos “científicos” que, después de haber estado 14 años investigando en el Parque Nacional de Kibale en Uganda, parecen pretender que hay un orden intangible de la naturaleza frente al cual nada pintarían los gustos, caprichos, formaciones (o  malformaciones) de l@s humanos y humanas.
Según tales investigador@s, es la primera vez que se constata que machos y hembras juegan a cosas diferentes en una especie animal. Los chimpancés jóvenes lo hacen de forma diferente dependiendo de su sexo, como los niños humanos. Aunque tanto machos como hembras emplean maderos para divertirse, las hembras los cogen de forma más habitual y con más cariño, afirma un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.
El hallazgo, publicado en la revista Current Biology, refuerza la idea de que las chicas eligen las muñecas como resultado de una socialización estereotipada, así como por ciertas «predilecciones biológicas», informa Europa Press.
«Esta es la primera evidencia de una especie animal en la naturaleza en la que el objeto de juego difiere entre machos y hembras», señala Richard Wrangham, responsable del estudio.
Para juegos sociales y luchas
Los chimpancés utilizan los maderos de cuatro formas distintas: para inspeccionar agujeros que podrían contener agua o miel, como posibles armas en encuentros agresivos, durante los juegos sociales o en solitario y en una conducta que los expertos denominan «portar el madero».
Las hembras jóvenes estudiadas algunas veces llevaban sus maderos a sus refugios diurnos, donde descansaban y se comportaban con ellos como «mamás».
«Antes, pensábamos que las hembras portarían estos maderillos más frecuentemente que los machos y que dejarían de hacerlo cuando tuvieran a sus propios bebés. Ahora sabemos que ambos aspectos son correctos», apunta Wrangham.
El equipo de Harvard ha observado durante más de 14 años a la comunidad chimpancé de Kanyawara, en el Parque Nacional de Kibale en Uganda.
Camiones para ellos
Estudios en monos en cautividad también habían sugerido una influencia biológica sobre la elección de juguete. Cuando a los monos jóvenes se les ofrecía juguetes humanos estereotipados sexualmente, las hembras solían escoger muñecas y los machos camiones.

 

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar