No sólo Colón, Cervantes, santa Teresa, Hernán Cortés, etc. eran catalanes

Sigue el delirio. También Leonardo da Vinci era catalán Y la Mona Lisa

¡Ay, cómo los vamos a echar de menos el día en que se vayan! ¿Quién nos hará reír tanto?

Compartir en:


La lista se amplía. Ya había hecho nuestras delicias el inefable Cucurull, ese botarate de la Assamblea Nacional de Catalunya, la ANC que, según le prometió Mas a Rajoy, y éste se lo tragó como un imbécil (bien merecido lo tiene), iba a organizar el referéndum en aplicación del “derecho a delirar”, que ellos llaman “decidir”. Ya el gran payaso Cucurull había afirmado que Colón, Cervantes, santa Teresa, Hernán Cortés… eran catalanes, como también lo fue la conquista de América, “ese continente —soltó, sin escapársele la risa— en el que se habla catalán”.
Aquí lo pueden ver quienes no formen parte del casi medio millón de personas que, gracias a los desvelos de Dolça Catalunya, ya lo han visto y se han reído en el mundo entero.
Pero no bastaba. No sólo nadie, en ninguna instancia (pública o privada) del separatismo salió al paso de tales majaderías, sino que ahora han vuelto a la carga. Según publica un periódico tan serio como El País, el cual siempre ha mirado con buenos y pijoprogres ojos “el derecho a decidir” o a delirar, se ha organizado recientemente en Arenys de Munt (provincia de Barcelona) el XIV Simposio “El Descubrimiento Catalán de América”.
Ahí, por boca de gentes como un tal Albert Codinas y un cierto Jordi Binbeny, del Institut Nova Història (gentes, oigan, que no sólo son subvencionadas para hacer películas sobre sus “hallazgos”, sino que los explican en TV3, y son entrevistados en Catalunya Ràdio), el público que llenaba la sala se pudo enterar de que la lista se ampliaba: también Américo Vespucio (sí, sí, el marino a quien América debe el nombre…), y Fray Bartolomé de las Casas (sí, sí, el defensor de los indios…), y El Lazarillo de Tormes (sí, sí, la gran novela picaresca…) eran catalanes. Luego llegaría la guinda. ¿Leonardo da Vinci, florentino? ¡Por favor! ¡Qué se han creído ustedes! En absoluto. El gran Leonardo también era… catalán. Como lo era asimismo la Mona Lisa. Si hasta en su retrato puede verse… ¡la sagrada montaña de Montserrat!
Y si no se lo creen, pasen, señores, pasen, y lean lo que dice El País.
¡Ay, cómo los vamos a echar de menos el día en que se vayan! ¿Quién nos hará reír tanto?

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar