El Gorila Rojo sigue pisando callos

Chávez, Irán y la guerrilla colombiana

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha solicitado al presidente de Colombia, Uribe, la creación de una “zona de despeje” para hablar con Marulanda, alias “Tiro Fijo”, que es el jefe de las FARC, la guerrilla colombiana. El objetivo es el intercambio de prisioneros. Uribe le ha reiterado que no habrá esa zona y que se niega a discutirlo con su homólogo venezolano frente a la televisión: “Esos temas no se discuten en público”. Por otro lado, y hablando sobre Irán, Chávez afirma que “mi amigo el presidente Ahmadinejad es un ser humano extraordinario, respetuoso de la paz. Sus ideas son respetables”.

Compartir en:

“Es una necesidad para mí hablar con Marulanda”, ratificó Chávez en su dominical Aló, presidente. El nuevo embajador de Colombia, Fernando Marín Valencia, invitado al programa, no pudo disimular la sorpresa. Su Gobierno ha sido categórico sobre la oferta de Chávez para mediar en el intercambio de guerrilleros presos y de los secuestrados por las FARC, entre quienes está la colombo-francesa Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial del país vecino.
 
El problema de las FARC
 
El presidente Uribe dijo y reiteró que su Gobierno no despejará ninguna zona del país para diálogos con los guerrilleros, y que el proceso puede adelantarse en territorio venezolano. Fue su respuesta al mensaje televisado de Chávez: “Le hago la solicitud formal ante el mundo: permítame ir a hablar con Marulanda”.
 
El legendario Manuel Marulanda, alias Tiro Fijo, estableció las selvas del Caguán como lugar de reunión, según informó Chávez, quien agregó que podía ir el propio Uribe y hasta el presidente de Francia, pues Sarkozy le dijo por teléfono que estaba dispuesto a acompañarle. “El asunto del canje humanitario –afirmó- se podría arreglar rapidito en una conversación entre los jefes”.
 
Uribe se ha negado a discutir con su homólogo frente a las cámaras de televisión. “Esos temas no se tratan públicamente”. En la misma tarde del domingo, antes de que Chávez concluyera las ocho horas de emisión de Aló, presidente, Uribe, al ser abordado por los periodistas, expresó: “Lo dicho no hay que repetirlo”.
 
En los diarios colombianos, durante la quincena, aparecieron declaraciones y artículos de importantes personalidades coincidentes en que Chávez intenta que las FARC sean reconocidas como fuerza beligerante y no terrorista, y que el despeje militar que pide Marulanda es para frenar la operación ofensiva que llevan a efecto las fuerzas armadas colombianas.
 
Cooperación con Irán
 
Tampoco pudieron ocultar su sorpresa dos periodistas ingleses, también invitados al programa, cuando Chávez les respondió que era estúpido preguntarle por qué el alcalde de Londres recibe gratuitamente petróleo de Venezuela, “donde hay mucha gente pobre, mientras Londres es una de las ciudades más ricas del mundo”. Con flema británica, los periodistas hicieron otra pregunta, esta vez sobre las relaciones con Irán y la situación de los derechos humanos en ese país. Obtuvieron una respuesta contundente: “Mi amigo el presidente Ahmadinejad es un ser humano extraordinario, respetuoso de la paz internacional, sus ideas son respetables… No acepto que se le señale como un peligro ni a Irán como un país agresor, el agredido es Irán”. Anunció, además, que el presidente iraní le visitará a finales del mes para el inicio de un complejo petroquímico binacional.
 
Aló, presidente también dedicó un espacio a “la revolución socialista del gas”, que con inversión de 18.000 millones de dólares se propone suministrar ese combustible a los hogares de los pobres y convertirlo en sustituto de la gasolina. Reiteró su propuesta del gasoducto del sur y la necesidad de otros para abastecer desde Venezuela a Colombia y a toda la región costera del Pacífico. “Esta revolución y la construcción del socialismo requieren tiempo. Por eso planteo la reforma constitucional para continuar como piloto de la nave por un tiempo más”. ¿Hasta cuándo?, se preguntó. Sólo Dios y el pueblo lo saben. “En 2041 estaré viejito, pero echando el resto, cada día más enamorado del pueblo”.
 

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar