En 1958 daba risa el islamismo

En 1958 el islamismo aún daba risa en los países árabes. Y en 2017 aún los hay que, por lo mismo y ante lo mismo, aún se ríen en los países de la vieja Europa.

Compartir en:


En el año de gracia 1958 el islamismo daba risa en el mismísimo Egipto, y Nasser se tronchaba a base de bien (véanlo en el video) ante la mera idea de obligar a las mujeres a tapar con el hiyab sus pecaminosos atractivos (que no de otra cosa obviamente se trata). Al mismo tiempo y con la probable excepción de Ryad y de algún otro enclave del desierto, la misma risa corría por las caras y los cuerpos de las muchachas que, "alegres y faldicortas", como diría aquél, aún disfrutaban de la vida en el conjunto de las capitales árabes.  Ahí están las fotos, tantas veces vistas, de esas gozosas muchachas de aquellos años en Kabul, en Teherán, en Damasco... (ahí al menos, gracias a Putin y a Bashar al-Ásad, y pese a los desesperados intentos occidentales, aún siguen riendo).

En 1958 el islamismo aún daba risa en los países árabes. Y en 2017 aún los hay que, por lo mismo y ante lo mismo, aún se ríen en los países de la vieja Europa.

¿Por cuánto tiempo?

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar