Falacias neoliberales

Antonio Escohotado, indiscutible gran intelectual, no puede evitar dejar caer unas cuantas falacias neoliberales en esta entrevista con Pablo Iglesias, el líder de Podemos.

Compartir en:


Antonio Escohotado —indiscutible gran intelectual— no puede evitar dejar caer unas cuantas falacias neoliberales en esta entrevista con Pablo Iglesias, el líder de Podemos, quien, ciertamente, no entra demasiado al trapo debido al enorme respeto que siente por el autor de Los enemigos del comercio.

Escohotado habla de "socialismo" en genérico, diciendo que Hitler y Stalin eran ambos socialistas. Cierto, como también eran socialistas De Gaulle (social-patriota), Franco (pseudo nacional-sindicalista), Juan Pablo II (doctrina docial de la Iglesia), Olof Palme (socialdemócrata), Roosevelt (keynesiano convencido), Harold Wilson (laborista), etc. Decir "socialismo" o "liberalismo" a secas es na burda simplificación.

También sostiene que Hitler pretendía nacionalizar toda la economía alemana. Falso, ya que liquidó a Röhm y los Strasser, el ala más izquierdista del Partido, que sí pretendía la nacionalización de toda la economía.

La teoría marxista de que el fascismo constituye el can guardián del capitalismo, es en parte cierta, como también es verdad que el fascismo "cura" al capitalismo haciéndolo más humano, al igual que también lo hace la socialdemocracia, pero sin los abusivos impuestos que impone esta ideología. Hay que repasar una vez más lo que se pagaba de impuestos en España durante el franquismo, que ha sido, sin duda el régimen más práctico, más humano, más cristiano, más libre, más social y más eficiente de toda la Historia de España. Una utopía realizada y que preparó el camino a la democracia y a la adhesión de España a la UE.

Afirma que la Mano Invisible funciona bastante bien. Es verdad. Pero también funciona bastante bien la mano del Estado. Por ejemplo, cuando construye el embalse de Valmayor en la comarca de Guadarrama, donde reside el filósofo; o cuando funda la UNED, universidad pública de la que Escohotado es profesor.

Por ejemplo: en España funcionó muy bien la liberalización económica impulsada por el Plan de Estabilización de 1959. Pero ese plan era estatal, dentro del Estado, y en absoluto por encima del Estado. Los fans de la anarquía económica, a menudo mencionan al Plan de Estabilización como la demostración de que la Mano Invisible es muy superior a la planificación. En realidad, el Plan de Estabilización es un éxito keynesiano de combinación de liberalismo con socialismo. Franco quizá fue el mejor discípulo de Keynes, después de Roosevelt.

Algo más: también asegura el profesor, que EE. UU. es una nación que detesta el colonialismo debido a haber sido ellos mismos una colonia, y que EE. UU. "sólo quiere tener bases comerciales fuera de su territorio y no colonias". Es cierto que EE. UU. quiere tener bases comerciales fuera, y también bases militares, y también ejercer un colonialismo económico y cultural hacia la Unión Europea vía el Tratado de Libre Comercio.

Este discurso neoliberal tan machacón, muy propio de finales de los 2000 y principios de los 2010, ya ha quedado hoy, afortunadamente, en evidencia. Los acontecimientos han demostrado que el marxismo cultural y la derecha neoliberal están aliadas de facto para destruir a Europa. Es curioso: esta charla —por otro lado excelente— entre Iglesias y Escohotado resulta sumamente simbólica.

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar