Más de 15.000 lobistas influyen en las decisiones políticas de la Unión Europea

Tras Washington, la capital belga se ha convertido en el principal centro mundial operativo de los lobbies, una actividad que, tan sólo en el Viejo Continente, mueve al año más de 1.000 millones de euros.

Compartir en:


No existen fuentes exactas sobre el número de lobbies que operan en la capital comunitaria aunque algunas lo estiman en cifras superiores a los 6.000. Según el
Observatorio Corporativo Europeo, existen en Bruselas entre 15.000 y 30.000 personas cuya misión consiste en influir en las políticas de la Unión Europea.

La mayoría de los lobbies son de financiación privada
Aunque existen lobbies públicos, la mayoría son de financiación privada concedida por las grandes corporaciones y principales asociaciones empresariales. Su objetivo es representar los intereses de sus patrones e influir entre los legisladores y dirigentes comunitarios. Los hay de todos los tipos y sectores, desde el Consejo de la Industria Química Europea con más de 170 empleados que representan a casi 30.000 empresas hasta otros más específicos como la Asociación Europea de Dispensadores de Agua Embotellada.

La Comisión Europea como objetivo
El gran objetivo de los lobbies es la Comisión Europea, el principal centro de poder de la Unión. Aunque se ha intentado dar más peso en los últimos años al Parlamento Europeo, la Comisión sigue siendo donde se toman, de facto, la mayoría de las decisiones que afectan a la vida política, económica y social de los países miembros. Ambas instituciones son los principales objetivos de los lobistas. Más de 4.000 empleados de estas organizaciones disponen de la identificación y el permiso necesario para acceder a la Eurocámara.

La compleja organización de la Unión Europea favorece la acción de los lobbies
Aunque tradicionalmente  se ha pensado que el poder y la influencia de los lobbies ha sido más importante en Washington que en Bruselas, en los últimos años esta situación ha dado, por completo, la vuelta. A diferencia del modelo estadounidense de ‘pesos y contrapesos’ que supervisa y delimita al poder político, la Unión Europea se caracteriza por un sistema altamente complejo, muy burocrático y con una responsabilidad poco clara en los procesos de toma de decisiones.

Más de cien eventos en un año promocionando el gas de esquisto
Una de las principales estrategias realizadas por los lobbies para conseguir sus objetivos es la creación de eventos. Tan sólo en 2012, se realizaron en la Unión Europea más de cien en la promoción de la explotación del conocido como gas de esquisto. La mayoría de estos encuentros se desarrollaron en las propias instalaciones de la Eurocámara. Para ello, es necesario contar con la invitación de tres parlamentarios.

El fracking en la agenda lobista
En este momento, una de las grandes batallas iniciadas por los lobbies europeos es la destrucción de los impedimentos legales contra el fracking o fracturación hidráulica, una controvertida práctica que permite extraer el gas o el petróleo subterráneo inyectando a presión productos químicos o arena en el suelo favoreciendo su salida hacia el exterior.

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar