¿Y si el dinero no importara?

¡Ah, si no importara!... O si importara menos. Si no fuera nuestro Dios. Si fuera un simple medio. Si dejara de ser el Fin. Si lo pusiéramos en su subalterno lugar. El que siempre tuvo. Hasta que empezó la locura.

Compartir en:

  

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar