Estremecimiento ante el arte y la muerte

Homenaje a Enrique Morente

Compartir en:

Cuando la muerte llega, no tenemos palabras. Nunca las tenemos, pero hoy menos que nunca. Hoy, cuando ningún rito, ningún símbolo está ahí para conmemorar el hecho de todos los hechos: el que un hombre ha sido arrojado al mundo; o el otro hecho, su contrapartida exacta y sin el cual el primero sería imposible: un hombre ha sido despedido del mundo. Por eso es tan importante lo que puede verse en estas imágenes. Una hija, Estrella Morente, cantaora tan grande como su padre, le canta a éste, en Granada, el día de su partida. Los asistentes, sobrecogidos, se arrodillan ante el estremecimiento del cante.
No tenemos a Dios, es cierto, pero seguimos teniendo (¿por cuánto tiempo aún?) el Arte.

PULSE AQUÍ: http://www.youtube.com/watch?v=oZtwQRW5220

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

loading...

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar