A propósitos de las elecciones francesas a la presidencia de la República

¿Qué hacer?

Compartir en:

Lo de Marine es muy meritorio, un triunfo de la férrea voluntad del clan Le Pen. Lo primero que hay que hacer es alegrarse de que siete millones de franceses no se dejen engañar por el impresionante y abrumador despliegue de medios en contra del FN. ¡Ojalá tuviésemos el mismo amor a la patria aquí!  No lo olvidemos: ha sido una campaña de toda la anti-Francia (bancos, UE, partidos, intelectuales, oenegés, etc) contra Marine. <br>¿Y Macron?: un espantajo al que Soros le ha creado un endeble partido ad hoc. Su presidencia será muy difícil, incluso dentro del Sistema; un tente mientras cobro, un ersatz de Obama, un interludio inane. Necker en 1789. <br>Por otro lado, continúa el lento despertar de la conciencia étnica entre los nativos de Europa. Ahora hay que crear partidos comunitarios, movimientos sociales que integren y defiendan al europeo en un medio hostil, que lo protejan cultural, económica y jurídicamente frente a la oligarquía que pretende aniquilar las patrias mediante la americanización y la importación masiva de inmigrantes.<br>Hay que seguir creciendo y fortaleciéndose, pero sin olvidar que cuando el movimiento se consolide habrá que jugar con otras reglas, que no serán la cartas marcadas de la ´´democracia´´ y sus infames segundas vueltas.<br>Y habrá que abandonar las necias recetas liberales en economía que todavía lastran a AfD, por ejemplo. El socialismo será el motor de un movimiento popular de masas.<br>Marine está dando los primeros pasos de un camino muy largo.

Sertorio

(24.4.2017)

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

Compartir en:

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar