''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 26 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
De Expaña a España


JAVIER R. PORTELLA
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda

SERTORIO
De marimantecas y lloronas
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
¿Deben las baloncestistas usar un atuendo "sexy"?

Antonio Martínez

1 de julio de 2011
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

No es seguro, ¡ay!, que sea éste el nuevo uniforme.
ANTONIO MARTÍNEZ

La FIBA acaba de aprobar para la próxima Euroliga unas normas sobre vestimenta femenina que han provocado una gran polémica: las jugadoras de baloncesto deberán usar en lo sucesivo prendas ajustadas al contorno de su cuerpo. ¿Se trata de resaltar la estética femenina en bien del espectáculo, o simplemente de una medida “retrógrada, machista y sexista”?

El modelo por el que suspira la Federación Internacional de Baloncesto es el body utilizado desde hace años por las selecciones de Australia y Brasil. No se va a exigir a los equipos europeos que lo adopten, pero sí que abandonen las anchas y poco femeninas prendas actuales, que ocultan las líneas -las curvas- del cuerpo de las jugadoras de baloncesto. La justificación oficial, la base ideológica de la reforma recién aprobada, argumenta que la belleza del cuerpo de las jugadoras, resaltada por un atuendo adecuado, puede contribuir al atractivo del juego y favorecer la vistosidad del basket femenino. Sin embargo, en unos tiempos como los nuestros, dominados por la idea de igualdad entre los sexos, exigir una indumentaria “atrayente” -cuando no directamente insinuante- puede interpretarse como el retorno a unas épocas de rancio machismo estético. Un retorno inadmisible en lo que comportaría para las mujeres deportistas de lamentable regresión.
 
Para comprender el significado de esta polémica, ante todo es necesario darse cuenta de que se encuentra en sintonía con una corriente ampliamente dominante en la cultura de nuestra época. Hoy se tiende, en efecto, a erotizarlo todo: la publicidad, la televisión, las presentadoras de telediario, la imagen de los políticos: todo debe ser hoy atractivo, joven, incluso sexy. ¿Recuerdan el photoshop para ocultar las lorzas de Sarkozy? Los ejecutivos se operan para quitarse las bolsas de los ojos, los michelines de las caderas. Los adustos “Hombres del tiempo” de antaño han sido sustituidos por jóvenes y atractivas meteorólogas. Las divas del bel canto, antaño orondas como Montserrat Caballé, deben ser hoy, cada vez más, mujeres delgadas, con curvas bien modeladas, de imagen atractiva. ¡Incluso los escritores!: sí también ellos, en los que antaño sólo importaba la calidad literaria, hoy deben amoldarse a las exigencias del marketing: hay que cuidar la imagen, dar bien ante las cámaras, lucir una buena dentadura. En todos los campos, no importa hoy tanto convencer como seducir. La sociedad del espectáculo y de la imagen impone sus tiránicos patrones por doquier.
 
Vista desde tal perspectiva, la decisión de la FIBA se inscribe con completa naturalidad en el espíritu de nuestro tiempo. Los dirigentes del baloncesto mundial razonan del siguiente modo: en el voleybol, en el tenis, en el atletismo, en la natación, en el patinaje artístico, en la gimnasia deportiva, los telespectadores pueden admirar, además de las proezas de las deportistas, sus magníficos cuerpos: el espectáculo consiste en un bloque de sensaciones en el que lo estético y lo deportivo no se deslindan con facilidad, sino que se refuerzan lo uno a lo otro. En cambio, en deportes como el fútbol femenino, el balonmano o -es el caso que nos ocupa- el baloncesto, no se ha atendido debidamente a la estética del cuerpo femenino. En el baloncesto, la vestimenta tipo hip hop, procedente de los playgrounds del Harlem -Allen Iverson como modelo-, se ha impuesto para ocultar, como bajo un nuevo burka, el cuerpo de la mujer. Liberémosla, pues, de estas antiestéticas prendas. En bien de la vistosidad de los partidos. En bien del baloncesto. En último término, en bien del deporte como espectáculo y como negocio.
 
Las jugadoras españolas se han pronunciado mayoritariamente en contra de la nueva vestimenta; no así sus colegas europeas, que parecen aceptar la decisión de la FIBA, quién sabe si con una secreta complacencia. Si aún tuviéramos que sufrir como ministra a Bibiana Aído, seguro que ya habría levantado su voz contra este nuevo atropello a la dignidad de las mujeres. En cuanto a mí mismo, autor del presente artículo, ¿qué pienso sobre el tema?
 
Mi postura: estoy a favor de la nueva vestimenta prescrita por la FIBA, pero con matices. Es un hecho que, en deportes como la natación, el voleybol o el atletismo, la belleza del cuerpo femenino -también del masculino, aunque de otro modo- forma parte del espectáculo desde hace décadas sin que nadie se plantee si está bien o mal que las corredoras de 400 metros enseñen sus muslos gloriosamente torneados, o la musculatura de sus perfectos glúteos, en vez de ocultarlos bajo unas prendas algo más recatadas. Nadie se sienta ante el televisor a ver un meeting de atletismo ni exclusiva ni principalmente para admirar el cuerpo de las atletas, pero todos sabemos que esa belleza forma parte del espectáculo. Entonces, ¿por qué resignarse a que el baloncesto siga usando una vestimenta antifemenina, fea hasta decir basta y que perjudica la vistosidad del juego? Si la belleza es un valor humano de altísimo rango, si nuestra sociedad la busca hoy por doquier, ¿por qué reprimirla u ocultarla en un deporte de gran audiencia, como es el de la canasta?
 
Y, sin embargo... sí, hay un “sin embargo”. Porque estoy, como digo, a favor de la nueva vestimenta, pero lo estaría mucho más si, además, esta novedosa normativa fuese acompañada por otros cambios que fomentasen la espectacularidad de un juego -el baloncesto- que la echa en falta de manera notable. Uno ve una reunión de atletismo, o un partido de tenis, o de voleybol, o un campeonato de natación, y no existe ninguna diferencia apreciable de espectacularidad -de atractivo, de belleza- entre las competiciones masculinas y femeninas. En cambio, el baloncesto femenino es poco atractivo para el espectador. Yo, que soy muy aficionado al baloncesto, me suelo aburrir bastante viendo partidos de basket femenino. Y el problema no está sólo, ni principalmente, en el atuendo de las jugadoras. En mi opinión, habría que atreverse a introducir dos cambios fundamentales, aparte de otros posibles: poner los aros más bajos y jugar con un balón más pequeño y mucho más ligero. De esta manera, las jugadoras podrían realizar jugadas más rápidas y espectaculares; y si, además, se introdujese algo semejante al body de australianas y brasileñas, pues mejor que mejor. El body solo remarcaría, sí, el atractivo cuerpo de las baloncestistas -como sucede en la natación, el voleybol o el atletismo-, pero no resolvería el “problema de espectacularidad” que padece el basket femenino. Quedarse sólo en esta medida revela, en mi opinión, una miopía lamentable.
 
El tema filosófico de fondo es, por supuesto, el del papel que otorgamos a la belleza en nuestra visión del mundo. Nosotros, que hemos expulsado la belleza del arte contemporáneo, la introducimos por doquier en el mundo del diseño, de la imagen, de la publicidad. Nuestro deber es crear un mundo lleno de belleza, en la medida en que la belleza es -según decían los escolásticos- uno de los tres “transcendentales”: bonum, verum, pulchrum. La belleza es uno de los horizontes definitivos del hombre. ¿Habrá que recordar aquí el Eros platónico, que nos remonta hacia el universo supraceleste de las Ideas, hasta la belleza suprema como fuente de toda belleza subordinada? ¿Habrá que recordar la belleza de la estatuaria griega, de las catedrales góticas? El hombre está hecho para la belleza. La nueva normativa de la FIBA sólo es una aplicación particular -aunque no la mejor ni la más sabia- de este principio.
 
Bienvenidos, pues, el body para nuestras baloncestistas; pero sólo si nuestros ojos saben estar limpios para admirar la belleza de sus cuerpos, para respetarla, para honrarla, para hacer pie en ella -de nuevo Platón- con el propósito de elevarnos al mundo de la belleza espiritual. Decían los Padres del Desierto que un hombre no está maduro para entrar en el cielo sino cuando, ante la visión de una atractiva mujer desnuda, su reacción es la de... llorar -de amor, de alegría, de gratitud a Dios por una belleza femenina que debe ser, ante todo, admirada, amada y respetada; también de pena por todas las veces en que tal cosa no sucede-. Sin aspirar tal vez a tanto -aunque igual deberíamos-, recordemos, por lo menos, al divino Platón. Pues la belleza transfigura el mundo como casi ninguna otra cosa. ¡Y nuestro mundo necesita hoy tanto una metamorfosis radical!

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
sábado, 15 de octubre de 2011

¿para que tanta ropa...?

Lo mejor sería eliminar cualquier atuendo en todos los deportes (como los griegos), pues según que deportes en función del atuendo se ganan segúndos que pueden dar una medalla. Que vayan todos a pelo en todos los deportes sería lo correcto y dejémosnos de tonterías con el look de los deportistas

# Publicado por: Carlos Navarro (Santa Cruz de Tenerife)
lunes, 04 de julio de 2011

Mire Ushtedd Sheñor Rodríguez :

Yo no llamo majadero a nadie, no ponga en mis palabras sus temores. Lea, lea ´´el Remate majadero´´ya le digo que solo hablo de lo que Vd. escribe, no de usted.
Debe Vd. saber que a los padres no se les elige. Así pues ser bastardo es algo que me honra pues sigo amando a mis padres, que eligieron tenerme a pesar de las dificultades. Aunque claro quizas para Vd. como para el villano Pedro Crespo, el honor pasa por el Coño y las Tetas El escribir esa palabra reiterativamente con desprecio si demuestra su incultura y pobreza de espíritu. Si, es verdad, algunas mujeres en la practica del deporte no lo eran, pero no por su cara y sus formas como Vd. dice a primera vista. Porque me parece que Vd. no habla de pruebas en su escrito anterior. ¿O si?
En fin yo pongo la lengua donde me dejan, sin forzar a nadie. ¿Usted hace lo mismo, o la pone solo donde paga por ponerla?
Procure expresarse mejor, porque la culebra bastarda, repta dispuesta a descubrir ratas agazapadas.
Ojo, con esta expresión yo no le llamo rata a usted, sino a sus posibles expresiones.

# Publicado por: La Culebra Bastarda (Tirados de la Vega (Salamanca))
domingo, 03 de julio de 2011

CULEBRÓN

Ya vuelve con su lengua viperina , y me llama majadero .

Pués BASTARDÓN , sepa vd. que de las nadadoras que fueron de la Alemania Oriental , la Comunista ; aquella que se jactaba de ser una República Democrática , a la que las izquierdas europeas jaleaban ; pues sepa Vd. , BASTARDÓN , que varias de ellas son hoy HOMBRES .

De ciertas tenistas , llegaron a decir sus compañeras que ellas querían jugar con mujeres , no con hombres . De ciertas atletas , podría decirse que cualquier parecido con una mujer es pura coincidencia , y si les hicieran la prueba de la saliva , para ver ciertos cromosomas sexuales , habría más de una sorpresa .

Pero como es Vd . muy políticamente correcto , naturalmente se opondría a esas pruebas cromosómicas . De la misma manera que si no fuera Vd . un IGNORANTE SUPINO , sabría que muchas deportistas femeninas , sobre todo en deportes extenuantes , TIENEN TRANSTORNOS DE LA MENSTRUACIÓN ( la regla , por si el Bastardo no lo sabe ) , porque su fisiología femenina no está hecha para esos deportes , por muy políticamente correcto que sea .

Y por cierto , BASTARDO , no necesito que vaya Vd. de perdonavidas . Solo desearía , por el bién de este periódico políticamente incorrecto , que ponga esa LENGUA VIPERINA en otras partes pudendas .



# Publicado por: Alejandro Rodriguez Valcarcel (Granollers)
sábado, 02 de julio de 2011

Mire Ushtedd Sheñor Rodríguez :

Le juro que he intentado mirar para otro lado, pero mi vena magisterial es mas poderosa que mis deseos.
Para empezar una pregunta: ¿La primera frase de su comentario es un deseo, o una admiración?
Segunda frase, por supuesto que todo deporte en el que se cobra la entrada está concebido para atraer al espectador, tanto masculino como femenino.
Tercero, el deporte no entiende de sexos, razas, religiones. Si jugaran mujeres contra hombres comprendo que se escandalizara con la práctica del baloncesto, pero juegan mujeres contra mujeres.
Cuarto: Debería ser mas prudente cuando dice ´´ Esa es la verdad´´, en todo caso sería ´´Su verdad´´ que es bastante falsa.
Y ya al final el remate majadero. Así que hay mujeres que no parecen mujeres por su físico. La feminidad de una mujer la decide usted por su cara y su aspecto Pero que recalcitrantemente machista es usted.
Está bien que sea políticamente incorrecto. El artículo del Sr. Martinez no lo es, es mas bien de una corrección política exquisita, pero por favor señor Rodríguez no alardee de sus defectos.
Como verá Vd. solo hablo de lo que usted ha escrito.


# Publicado por: La Culebra Bastarda (Tirados de la Vega (Salamanca))
viernes, 01 de julio de 2011

Fantasía

Que eso se vea en una cancha de baloncesto .

A no ser que lo que deseen es que los deportes femeninos de equipo , como el baloncesto , futbol , balonmano y otros , atraigan al espectador .

Porque la verdad es qeu no es así , porque no es el mismo espectáculo ; no son las mismas cualidades armónicas de fuerza , agilidad y coordinación que sus correlativos masculinos .

Esa es la verdad . Existen otros deportes más adecuados a la fisiología femenina , y también es una realidad que hemos visto y vemos muchas veces , deportistas que de femeninas solo tienen la etiqueta ; ni la cara ni sus formas reflejan una mujer .

Así que de esta foto podría decirse : ´´ Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ´´ .



# Publicado por: Alejandro Rodriguez Valcarcel (Granollers)
viernes, 01 de julio de 2011

Un poco de prudencia y sabiduría.

Como mujer quiero empezar diciendo que si yo hubiera tenido alguna vez el aspecto de la chica de la foto me hubiera encantado lucirme como ella.
Como deportista que fui, quiero decir que ese atuendo, puede ser muy cómodo para unas y muy incomodo para otras. Deberían haber tomado la decisión mujeres. A lo mejor lo han hecho.
Como espectadora, me molesta que se piense solo en el espectáculo de los hombres. Ya tienen a las ´´Pon- Pon girls´´. Por cierto creo que en Turquia hubo problemas con su atuendo.
Y eso lleva a otro caso. Cuando se enfrenten España y Egipto en un
amistoso por ejemplo, cual sera la equipación de cada.
Con todo el respeto para todos los deportes, el Volley Playa no es el baloncesto. Este tiene mas historia, mas tradición, y una indumentaria que ya se ha vuelto clásica. Ah y también tiene mas contacto físico. Habría que evaluarlo todo, sin frivolidades estéticas o consumistas.
En fin que como siempre habrá opiniones en todas las direcciones.
Bienvenidas sean si se consigue mayor participación en el deporte femenino.

# Publicado por: Pialfabeta (San Fernando de Henares (Madrid))
viernes, 01 de julio de 2011

No estoy de acuerdo.

En mi opinión es una medida desafortunada. En un deporte, y sobre todo si es de competición, se debería dejar la iniciativa de su indumentaria a los practicantes de ese deporte. Como bien dice el Sr. Martínez hay en estos momentos mil i un espectáculos basados exclusivamente en la belleza de los cuerpos de mujeres y hombres.(¿Qué quiere decir con ´´También del masculino, aunque de otro modo´´?).
El baloncesto es el baloncesto. Y la competición la competición.
¿Van a establecer también medidas de busto mínimas para su práctica?
Me horroriza pensar que se quiere convertir el baloncesto femenino en un desfile de modelos para hombres.
En el atletismo, las atletas eligen libremente el aspecto de su indumentaria. Con el que rinden mejor. Con el que se sienten mas cómodas.
Y para mi,en Balón Volea, Baloncesto, Fútbol, Natación o Atletismo se pongan como se pongan, siempre me parecen guapísimas y espectaculares. Y los hombres unos ejemplares.Será que me preocupa más lo deportivo.

# Publicado por: Luis Javier Gascón Vera (Chiva (Valencia))
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Antonio Martínez
¿Tienen futuro los periódicos de papel?
El cine de mi niñez
¿Es posible un "Islam de Francia"?
España en el laberinto
Cataluña en el diván
El ajedrez en la escuela
Los desmanes del "pedagogismo"
El demonio de Piketty
El misterio de la entropía académica
¿Igualitarios nuestros tiempos? ¡Por favor!…
¿Tiene Albert Rivera una "eminencia gris"?
¿Por qué están tan mal nuestros alumnos?
¿Qué le queda a España?
Piropos en Nueva York
REQUIEM POR "INFORME SEMANAL"
¿Adiós a la Historia de la Filosofía?
¿Tienen futuro nuestras librerías?
Nuestro tiempo, los actos ejemplares y la muerte de Dominique Venner
¿Debe el mundo "hacerse más pequeño"?
Vivir en los árboles
Por qué la comunicación no basta
Un Bachillerato clásico del siglo XXI
¿A favor o en contra de Las Vegas?
¿Un nuevo horario en el instituto?
¿Neutrinos más rápidos que la luz?
¿Por qué la simpatía entre Franco y Dalí?
¿Qué está pasando realmente en Europa?
¿Necesita Europa un nuevo doctor Mabuse?
Lo que nuestros alumnos saben de Rusia
Viena fin de siglo, ¿paraíso perdido?
El mundo celta dentro de la Europa de las regiones
Europa, capital París
¡La hortografia no es kosa del puevlo!
¿Hay que volver a Stonehenge?
La Coca-Cola, ¿bebida sagrada de nuestro tiempo?
¿Sería mejor un mundo sin ovnis?
Zapatero, el orgullo infinito
¿Hay que volver a las viejas enciclopedias?
Empieza otro curso en el instituto
¿Hay demasiada gente sobre la Tierra?
¿Qué significa el mito de la Tierra Hueca?
René Guénon, ¿profeta de nuestro tiempo?
El toro, Cataluña y el alma de España
España en la hora de la verdad
¿Qué debemos hacer con el velo islámico?
¿Por qué nos fascina la interconexión global?
¿Qué había en los ojos de la muchacha afgana?
¿Por qué todo parece estar yendo a peor?
La carrera que yo habría querido hacer
¿Haría usted un testamento espiritual?
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 La Cataluña española se afirma y resiste
2 SERTORIO
De marimantecas y lloronas
3 El charnego Puigdemont: abuela andaluza y abuelo franquista
4 ¡Suena el Himno Nacional —con su letra— en las calles de Barcelona!
5 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Juan y Medio



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |