''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 26 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
De Expaña a España


JAVIER R. PORTELLA
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda

SERTORIO
De marimantecas y lloronas
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Para Rajoy, los islamistas no tienen nada que ver con el islam


La violencia religiosa no es un problema religioso: nadie ha declarado hoy la guerra al mundo en nombre de Cristo, Buda o Visnú. Sí en nombre de Mahoma, y por eso estamos un problema específicamente islámico, cuyas raíces sólo los propios musulmanes pueden arrancar.
José Javier Esparza

20 de enero de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ JAVIER ESPARZA


Los terroristas islámicos no son en realidad musulmanes. Lo ha dicho Mariano Rajoy con el acostumbrado desparpajo de nuestro presidente cuando habla de lo que no sabe. Estas son las palabras exactas de Rajoy, este sábado, en una cumbre del PP sobre seguridad: “Estos nuevos asesinos siembran la muerte y la barbarie acogiéndose a una interpretación retorcida de un credo. Todos sabemos que la verdadera fe musulmana condena la violencia y el terrorismo”. Palabras que sin duda traducen buenas intenciones, pero que, simplemente, no son verdad.
 Los yihadistas no atienden a una “interpretación retorcida” del islam.Atienden a una interpretación literal, que es distinta cosa. Cuando un retuerce un credo, se le puede llamar herético; cuando lo aplica al pie de la letra, no.

¿Qué dice el Corán sobre la guerra santa, la violencia, etc.? Cosas como estas: “Combatid por Dios contra quienes combatan contra vosotros, pero no os excedáis. Dios no ama a los que se exceden. Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado (…) Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Dios. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos” (Sura 2). “O ¿creéis que vais a entrar en el Jardín sin que Dios haya sabido quiénes de vosotros han combatido y quiénes han tenido paciencia?” (Sura 3: 142). “¿Por qué no queréis combatir por Dios y por los oprimidos —hombres, mujeres y niños— que dicen: ¡Señor! ¡Sácanos de esta ciudad, de impíos habitantes! ¡Danos un amigo designado por Ti! ¡Danos un auxiliar designado por Ti!? (Sura 4). “¡Creyentes! ¿Qué os pasa? ¿Por qué, cuando se os dice: Id a la guerra por la causa de Dios!, permanecéis clavados en tierra? ¿Preferís la vida de acá a la otra? Y ¿qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco…? Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. Dios es omnipotente” (Sura 9). Y así sucesivamente.
Por supuesto, en el Corán también hay magníficos párrafos de paz y misericordia. Por supuesto, en otros textos sagrados –véase el Antiguo Testamento- tampoco faltan las apelaciones guerreras, como cuando Yahvé manda exterminar a los hijos de Amalek. Por supuesto, en fin, la tradición islámica no carece de intérpretes que han propuesto una visión historizada, es decir, relativizada, de las apelaciones guerreras como algo que simplemente refleja una época y no la nuez doctrinal del islam. Uno de esos intérpretes fue Mahmud Mohamed Taha, el héroe de la independencia del Sudán frente al colonialismo británico. Fue acusado de apostasía y ejecutado en nombre de la sharia, la ley islámica. No en la edad media: en 1985.
Esto lo sabe cualquiera que tenga un mínimo de información. Rajoy también, por supuesto. La violencia religiosa no es un problema religioso: nadie ha declarado hoy la guerra al mundo en nombre de Cristo, Buda o Visnú. Sí en nombre de Mahoma, y por eso estamos un problema específicamente islámico, cuyas raíces sólo los propios musulmanes pueden arrancar. Subrayarlo no es pecar de “islamofobia”. Es, simplemente, constatar la realidad.¿Pueden los musulmanes salir de ese agujero negro? Deberían poder, pero la realidad se encarga todos los días de deshacer muchas esperanzas. El islam no tiene una instancia que dicte magisterio: no tiene Iglesia, no tiene papa, no tiene sínodos ni organiza concilios. Y difícilmente habrá solución mientras la batuta doctrinal esté en manos de los “doctores” formados en la esfera salafista, abundantemente financiada por Arabia Saudí y Qatar, y cuyo horizonte es precisamente el retorno a la pureza primigenia, literal, del islam. Arabia Saudí y Qatar, sí: dos de los más conspicuos aliados económicos y geopolíticos de “occidente” en este carajal que llamamos “nuevo orden del mundo”. Lo cual explica muchas cosas. Y esto, por supuesto, también lo saben Rajoy, Obama, Hollande y todos los que en estos días han reaccionado a la matanza de París con apelaciones a evitar la “islamofobia” y reivindicando la naturaleza pacífica del credo musulmán.
“Todos sabemos que la verdadera fe musulmana condena la violencia y el terrorismo”. Mientras Rajoy pronunciaba estas palabras, en Níger las masas encolerizadas por los ulemas quemaban diez iglesias cristianas para protestar por la presencia del presidente nigerino en la manifestación multinacional de apoyo a Charlie Hebdo. Poco más hay que decir. O sí. Pero lo diremos otro día.

 © La Gaceta


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 22 de mayo de 2015

Para Rajoy, los islamistas no tienen nada que ver con el islam


Lo que dice Esparza lo vengo diciendo yo desde hace años:
´´ El islam no tiene una instancia que dicte magisterio: no tiene Iglesia, no tiene papa, no tiene sínodos ni organiza concilios´´, y por ello el problema es gravisimo.


# Publicado por: Jorge. (Austria)
jueves, 29 de enero de 2015

¿Hace falta comentarlo?

´´Dios no ama a los que se exceden. Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan EXPULSADO ´´

¿Hace falta comentario?

# Publicado por: Gerardo Garcia (Valladolid)
martes, 20 de enero de 2015

joselito68

Eliminar las suras y los hadices violentos o que inciten al odio contra quienes no tienen esa religión como propia, que hay en el Corán, sería el primer paso para convertir en pacífica esa religión. Si no, esas palabra y párrafos se convierten en veneno en las mentes de quienes los leen y los ponen en práctica. O reescriben su libro sagrado o nos enfrentaremos de nuevo a la Yihad, ahora con la fuerza de los petrodólares que no con los de la industria, el tesón y el respeto a las libertades que nos ha hecho conseguir en Occidente una sociedad democrática y más justa. Habría que preguntarse, ¿ por qué renace con tanta fuerza esa visión del mundo que parece que se había perdido en las profundidadesde la historia por su incapacidad para crear un mundo moderno, desarrollado, libre de imposiciones religiosas ?. Creo que por el dinero en abundancia que fluye de las fuentes que controlan los países árabes y que, al igual que compran equipos de fútbol y penetran en las economías occidentales, compran también las voluntades de los políticos para permitir la construcción de mezquitas, apoyo a asociaciones y canales de tv islámicos. Con el tiempo estaremos en sus manos. Poderoso caballero es Don Dinero, decía nuestro insigne Quevedo.

# Publicado por: Jose Luis Sanchez Parejo (madrid)
martes, 20 de enero de 2015

Constatar la realidad es problemático

Subrayarlo no es pecar de ´islamofobia´. Es, simplemente, constatar la realidad.

Pues no, señor. Hoy en día, constatar la realidad es incurrir en islamofobia, homofobia, transfobia, sexismo, racismo, antisemitismo, fascismo y no sé cuántas cosas más. NO hay escapatoria. Para ser políticamente correcto, tiene que abstenerse de constatar la realidad. Esta es la situación, y cada vez lo será más.

No se ponga a la defensiva, Sr. Esparza; esa es una táctica perdedora. En lugar de eso, denuncie el uso que el enemigo hace del lenguaje. Arranque el término ´islamofobia´ de las manos de sus enemigos, tírelo al suelo con desdén, como si fuera un trapo viejo. No emplee el lenguaje del enemigo. Uso su propio lenguaje. En lugar de ponerse a la defensiva, ataque.








# Publicado por: El Disidente (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Javier Esparza
Nunca hubo genocidio español en América
Después de Barcelona
Yihadismo en Europa: que digan la verdad
Nigromantes: España, este muerto, no resucitará
Estamos en guerra
"Queremos repensar Europa, y refundarla en paz y libertad"
La conquista de Granada
La izquierda histérica
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (y II)
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (I)
La crisis del PSOE, o la pesadilla de Sagasta
La próxima guerra ha comenzado ya (y VI)
La próxima guerra ha comenzado ya (V)
La próxima guerra ha comenzado ya (IV)
La próxima guerra ha comenzado ya (III)
La próxima guerra ha comenzado ya (II)
La próxima guerra ha comenzado ya (I)
Miguel de Cervantes: gloria y pena del caballero andante
La purga que rompió a China en dos
"Con Rajoy hubiésemos perdido la Reconquista"
Deconstrucción del mestizaje
Isabel (y Fernando): los Reyes Católicos
Preservar la composición étnica de Europa
¿Dejó Franco que mataran a José Antonio?
Por qué ha ganado el Frente Nacional
La Historia ha cambiado de rumbo
Pues claro que ´esto´ es el islam
¿De verdad Rusia es el enemigo?
12-O: morder cabezas de serpiente
Lo que nos une: algo más que la historia común
La defensa de Occidente ya no tiene sentido
Día UNO después de Mas
Refugiados: cosas que todos saben y nadie osa decir
¿Estamos obligados a acoger a los refugiados?
11-S. El día que cambió el mundo
El Nuevo Orden del Mundo (NOM)
Stalin: la mujer como instrumento
Eva Braun: la mujer que no existía
Mussolini, amante volcánico
Lenin y sus mujeres
Un emperador sin corona rompió el Telón de Acero
La desdicha de un cruzado en el siglo XX
Goytisolo, el Cervantes que odia España
No me sea usted islamófobo
Islam, islamismo, yihadismo…, ¿qué es cada cosa y qué significa?
Claves para entender lo que pasa en el mundo
Goytisolo o el odio a España
Las de Femen profanan Paracuellos
Largos, afilados cuchillos en el PP
Ahora el problema ya no es Cataluña: es España
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
De marimantecas y lloronas
2 La Cataluña española se afirma y resiste
3 El charnego Puigdemont: abuela andaluza y abuelo franquista
4 ¡Suena el Himno Nacional —con su letra— en las calles de Barcelona!
5 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Juan y Medio



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |