''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 24 de abril de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
¿Y ahora qué?

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
¿A cambio de qué?

JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (I)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
¿Por qué la "sociedad abierta" no funciona frente al nacionalismo?

José Javier Esparza

8 de mayo de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ JAVIER ESPARZA

 
Esparza es un ensayista de éxito, conocido por sus penetrantes análisis de la situación política y sus libros de divulgación histórica, como el exitoso Moros y cristianos, o Asturias. En su artículo España, los nacionalismos y la sociedad abierta, publicado en Razón Española, examina 3 posibles respuestas al problema de los nacionalismos periféricos:
1) Oponerles un nacionalismo integrador; pero alimentaría la lógica de los nacionalismos periféricos, “que se definen a sí mismos por oposición a un españolismo siempre amenazador”. Lo cierto es que hoy en día el nacionalismo español es una fórmula “que parece formalmente desterrada de la vida pública”.
2) Ceder ante las tesis del nacionalismo periférico y afirmar que España no es una nación. Eso“desharía el tejido político español”, pero es lo que en la práctica ha venido haciendo el régimen vigente“por las inveteradas carencias de la izquierda española a la hora de pensar España como nación, y por la cobardía de la derecha oficial al respecto”.
3) Dejar de hablar de identidad nacional y abogar por la “sociedad abierta” que definió Karl Popper, no construida sobre el factor comunitario sino sobre el factor individualista, y en oposición a la “sociedad cerrada” del nacionalismo. Es la alternativa que defendió Aznar con su “patriotismo constitucional”, la opción de Vargas Llosa y demás liberales.
Hemos visto por qué las 2 primeras alternativas no funcionan. Esparza explica por qué la tercera tampoco.
Karl Poppersostiene que la “sociedad cerrada” es un tribalismo que anula la libertad de las personas, y la “sociedad abierta” es la forma óptima, pues se funda sobre la libertad personal. El nacionalismo identitario pone el acento en lo colectivo y alberga el riesgo de caer en formas restrictivas de la libertad individual.
Pero la “sociedad abierta” deja una necesidad sin satisfacer,“con lo cual nos condena a todos a sufrir periódicamente las agresiones del nacionalismo”. ¿Qué necesidad es esta? El carácter grupal del hombre, que deriva de una verdad antropológica: el hombre es un animal social, constitutivamente comunitario. “El nacionalismo aparece en el mismo momento en que las grandes revoluciones modernas han consagrado al individuo como horizonte único de la marcha de la Historia. En un cierto aspecto, son reacciones contra el individualismo (…) Pero en otro aspecto son emanaciones directas del individualismo”, porque “trasladan el molde del individuo al marco colectivo, subrayan esa forma de individualidad que es la nación”. El nacionalismo“ofrece un horizonte común, allá donde los horizontes comunes han desaparecido”.
Por eso, a pesar de que la “reconstrucción ideal de comunidades artificiales” del nacionalismo ha provocado exterminios de masas, el nacionalismo sigue vivo. Parece que desde el inicio de la Modernidad “el nacionalismo ha sido la única instancia de reconocimiento colectivo que los hombres han tenido a su alcance”.
Cuando la “sociedad abierta” elimina la dimensión comunitaria del ser humano “se convierte en una casa sin techo ni paredes”. La solución cosmopolita no satisface la necesidad comunitaria del hombre. Entonces surge el consolador nacionalismo y su acogedor techo. Pero el nacionalismo es una“solución falsa e individualista”.
¿Cómo se aplica esto al caso de España? “Durante el espacio de una generación, la cultura oficial española ha pivotado sobre la abstención expresa en torno al hecho nacional español, cuando no sobre una negación expresa de este hecho. (…)La España presente ha apostado por disolver el horizonte comunitario. Nadie ha ofrecido un horizonte general frente al horizonte nacionalista. Esparza sugiere una solución:“empezar a dibujar líneas de reconocimiento colectivo alentando el patriotismo”, que sí satisface de modo natural la necesidad comunitaria del ser humano.
Porque el cosmopolitismo es la negación del patriotismo, y el nacionalismo es su degeneración. Ambos, cosmopolitismo y nacionalismo, limitan la naturaleza humana. No nos limitemos. Huyamos del cosmopolitismo y del nacionalismo, y descubramos la tranquila virtud del patriotismo.
© Dolça Catalunya

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 08 de mayo de 2014

.

La Patria, ese mito espléndido y sangriento.

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
jueves, 08 de mayo de 2014

UNIDAD NACIONAL o....´´Republica/s de San Marino´´.-

-El ´´nacionalismo´´ es sintoma del fracaso de la globalizacion. Como voy a querer pertenecer a una ´´entidad´´ que ha dejado de existir, o peor aun : a quien me ha abandonado o me expolia sistematicamente?.-

.-?En que se convirtieron las Naciones ?. En entelequias.

.-Que es Grecia ?.-,.,.,-

.-Que es una republica bolivariana de Venezuela ?: Un artificio de palabras. Un vacio de sustancia. Un caos economico, una guerra civil.-

.- El patriotismo es una obligacion politica.

.-Los gobiernos estan obligados a practicar el patriotismo, como virtud elemental de dirigentes.
.-Sin embargo la ejercen fervorosamente y con exclusividad solo a la hora de cobrar impuestos.,,,.-

.- No hay patriotismo si no hay un PROYECTO COMUN, con resultados CASH.- Y no habra resultados si desde el poder politico el Mercado continua IMPUNEMENTE EJERCIENDO PODER TRANSNACIONAL.-

.-El patriotismo, del que los yanquis nos pueden dar lecciones : NO ES PARTIDARIO NI ES REGIONAL.-

Tal cosa esta reducida al ambito deportivo, las banderas patrias, se desplegan PARA UN PARTIDO DE FUTBOL....y gracias que aun SE VEAN EN ESTE MINUSCULO QUEHACER HUMANO.-


# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
jueves, 08 de mayo de 2014

Patriotismo.

El nacionalista piensa que el lugar donde nació es el mejor lugar del mundo, el patriota piensa en el sentido generoso de la responsabilidad colectiva. En nuestros días abunda mucho de lo primero, y escasea terriblemente de lo segundo.

# Publicado por: Ginebra (Ávalon)
jueves, 08 de mayo de 2014

¿Y qué es ´´patriotismo´´?

Definir negativamente el patriotismo como ´´no nacionalismo´´, ´´no cosmopolitismo´´, ´´no individualismo´´, ´´no sociedad abierta´´, al final es lo mismo que no decir nada. A ver si estrujamos más las neuronas.

# Publicado por: Vivarium (León)
jueves, 08 de mayo de 2014

Sí, pero...

No se tiene en cuenta que justo desde la Modernidad se produce una ´´desnaturalización´´ del hombre, una ruptura con las dependencias naturales en favor de la construccion de un mundo convencional y artificial, fruto de la decisión más o menos libre de los individuos. Así, a un subsahariano hambriento le importa un bledo su nación y tribu y se sube por las vallas de Ceuta o Melilla porque quiere comer y ser libre. Eso sí, al igual que no hay ya dependencias naturales (como el aristotélico ´´animal político´´) tampoco hay ya ´´lugares naturales´´ en los que sentirse ´´como en casa´´. La casa propia es una tarea a realizar, no una herencia natural.

# Publicado por: miguel (madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Javier Esparza
Estamos en guerra
"Queremos repensar Europa, y refundarla en paz y libertad"
La conquista de Granada
La izquierda histérica
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (y II)
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (I)
La crisis del PSOE, o la pesadilla de Sagasta
La próxima guerra ha comenzado ya (y VI)
La próxima guerra ha comenzado ya (V)
La próxima guerra ha comenzado ya (IV)
La próxima guerra ha comenzado ya (III)
La próxima guerra ha comenzado ya (II)
La próxima guerra ha comenzado ya (I)
Miguel de Cervantes: gloria y pena del caballero andante
La purga que rompió a China en dos
"Con Rajoy hubiésemos perdido la Reconquista"
Deconstrucción del mestizaje
Isabel (y Fernando): los Reyes Católicos
Preservar la composición étnica de Europa
¿Dejó Franco que mataran a José Antonio?
Por qué ha ganado el Frente Nacional
La Historia ha cambiado de rumbo
Pues claro que ´esto´ es el islam
¿De verdad Rusia es el enemigo?
12-O: morder cabezas de serpiente
Lo que nos une: algo más que la historia común
La defensa de Occidente ya no tiene sentido
Día UNO después de Mas
Refugiados: cosas que todos saben y nadie osa decir
¿Estamos obligados a acoger a los refugiados?
11-S. El día que cambió el mundo
El Nuevo Orden del Mundo (NOM)
Stalin: la mujer como instrumento
Eva Braun: la mujer que no existía
Mussolini, amante volcánico
Lenin y sus mujeres
Un emperador sin corona rompió el Telón de Acero
La desdicha de un cruzado en el siglo XX
Goytisolo, el Cervantes que odia España
No me sea usted islamófobo
Islam, islamismo, yihadismo…, ¿qué es cada cosa y qué significa?
Para Rajoy, los islamistas no tienen nada que ver con el islam
Claves para entender lo que pasa en el mundo
Goytisolo o el odio a España
Las de Femen profanan Paracuellos
Largos, afilados cuchillos en el PP
Ahora el problema ya no es Cataluña: es España
La cosmocracia española
Pablito Iglesias quiere partirnos la cara so pretexto de "justicia proletaria"
Estado Islámico: ¿quién le pone el cascabel al gato?
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
José Vicente Pascual
1 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
¿A cambio de qué?
2 Los nuevos reaccionarios
3 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias
4 ¿Rusia o América? Metapolítica de dos mundos aparte
5 Todo se juega hoy (y 15 días después)



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |