''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 23 de mayo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
El khmer rosa

JESÚS LAÍNZ
Homo calambrensis

JESÚS J. SEBASTIÁN
La agenda oculta de la globalización

JOSÉ VICENTE PASCUAL
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Putin es de otro mundo. Yo también. ¿Y usted?


El cosmopolitismo occidental creía haber obrado la unidad del mundo. Pero, como decía Milan Kundera, "la unidad del mundo sólo significa que nadie puede escapar a ninguna parte".
José Javier Esparza

2 de mayo de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ JAVIER ESPARZA

 
Putin es de otro mundo. Lo dice Obama. Florentino Portero, fina inteligencia (ojalá hubiera cien como él en la “mediocracia” española), recordaba el otro día de dónde viene la ocurrencia: la dijo Angela Merkel después de una charla con el premier ruso, y Obama, que sólo tiene talento para la publicidad, se apropió de la fórmula para repetirla aquí y allá: “Putin es de otro mundo”. Bien, es verdad: Putin es de otro mundo, Rusia quiere mayoritariamente ser otro mundo, y ahí se encierra la clave de muchas de las cosas que pasan a nuestro alrededor.
Veamos: nosotros, occidentales ricos y bien nutridos –aunque últimamente a dieta forzosa–, hedonistas y abortistas, posmodernos y post-cristianos, hemos creado un mundo al que unilateralmente hemos proclamado como el mejor de los posibles. Es el mundo que ganó la segunda guerra mundial, que se hinchó de riqueza en los tres decenios siguientes, que hizo después la “revolución moral” del nihilismo progre (lo del 68 y todo eso) y que al final ganó la “guerra fría” contra el comunismo. Ese mundo anunció el “fin de la Historia” y el advenimiento de la “globalización” como un sueño largamente esperado, como la meta final de un arduo camino hacia la modernidad plena. Y tan contentos estamos con nuestro invento que pretendemos que todos los pueblos de la Tierra abracen este modelo como instrumento de redención. Hay, en efecto, una matriz de pensamiento progresista que hoy funciona como una especie de ideología mundial y que aspira a unificar a todos los pueblos de la Tierra conforme a un mismo patrón. Esa ideología-mundo se predica lo mismo desde la ONU que desde los grandes medios de comunicación, lo mismo desde Bruselas que desde Washington, lo mismo desde Hollywood que desde la telerrosa. Se acabaron los pueblos, se acabaron las naciones, se acabaron las singularidades culturales, se acabaron incluso las diferencias entre sexos. Todos somos “un solo mundo”.
El problema es que ese modelo, ese mundo, es únicamente nuestro: es el modelo de un Occidente que ha sacrificado todas sus raíces en el altar de una civilización enteramente materialista y sin otro futuro que la gestión del propio suicidio. Quizás en otro tiempo pudimos ver aquí una promesa de futuro. Lo que en realidad hemos tenido es un planeta unificado bajo el imperio del dinero, lo cual incluye el nihilismo moral generalizado, pero ya hemos perdida de vista los grandes principios, de manera que una parte importante de la sociedad occidental entiende que esto es la libertad. Ahora bien, fuera de aquí –por ejemplo, en Rusia- no tienen por qué pensar lo mismo. Rusia –lo recordaba hace poco Luis Fraga– está al margen de ese “gazpacho posmoderno y post cristiano” que es hoy Occidente. Y por tanto, su mundo es otro. Otro mundo.
Occidente vive tan ensoberbecido, tan ciego en su “gazpacho posmoderno y post cristiano”, que no es capaz de ver más allá de sus prejuicios y no puede entender que otros no quieran pasar por aquí. Y sin embargo, la realidad es exactamente esa: Occidente decepciona. Un ex embajador americano en Moscú, John Matlock, recordaba recientemente que en 1990 el 80% de los rusos era pro-americano, pero hoy las cifras se han dado la vuelta hasta el punto de que Putin goza de una popularidad que supera el 70%. ¿Por qué semejante cambio? Sencillamente porque Occidente, a sus ojos, no es otra cosa que un mundo decadente y enfermo, el “fin de la Historia” sólo es la coartada de una superpotencia hegemónica que no sabe adónde va y la “globalización” no es más que la consagración de un poder económico sin rostro ni nombre.
Putin es de otro mundo, sí. Del suyo. Como la gran mayoría de los rusos. E igualmente son de otro mundo los chinos, que buscan su propio destino, o los musulmanes. El cosmopolitismo occidental creía haber obrado la unidad del mundo. Pero, como decía Milan Kundera, “la unidad del mundo sólo significa que nadie puede escapar a ninguna parte”. ¿Quién puede legítimamente reprochar a nadie que intente escapar a este futuro siniestro de sociedades envejecidas y rotas, sin familias, sin apenas hijos, sin Dios, sin raíces, sin más libertad que la que nos permite el desorden establecido, bajo la tiranía neutra de unos poderes financieros y mediáticos que ya ni siquiera se molestan en disimular su prepotencia?
Putin es de otro mundo. Vale. Pero es que yo también quiero ser de otro mundo. ¿Y usted?
© La Gaceta

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 20 de enero de 2015

Acertado análisis

Hace años nadie se hubiera atrevido a pensar que Rusia llegase a encarnar los valores que estamos perdiendo en Europa y Occidente, pero el artículo del señor Esparza clarifica muchas cosas. En Europa, como en muchas partes del mundo, el poder de Estados Unidos y sus intereses mediatiza hasta las auténticas opciones nacionales, cuando, en muchas ocasiones, va en contra de los intereses de los ciudadanos, ajenos a los compromisos políticos de los gobernantes de turno.

# Publicado por: constancio (madrid)
viernes, 02 de mayo de 2014

Y Putin es diferente...

¿Y que evidencia tenemos Sr. Esparza que Putin encarna esos valores de que adolece Occidente? A fe mía que me duele la pérdida de valores que padece Occidente y Europa Occidental. Pero el primer déspota de turno con discurso anti-occidental ¿Es una alternativa creíble? Para empezar, no tengo ninguna evidencia de que los valores materiales y el dinero no rijan en Rusia, solo la sospecha de que orbitan alrededor de una oligarquía dominada por el Sr. Putin, que para más INRI proviene del KGB.

Si queremos una renovación cultural y moral de nuestra España, Europa y Occidente; habrá que empezar por estar con los NUESTROS. Y empiezo por reconocer que la política de Occidente en la crisis de Ucrania ha sido lamentable, que Putin es un Bonaparte con apoyo popular y que hay que respetar la dignidad nacional rusa.

# Publicado por: Ortega Reloaded (Valencia)
viernes, 02 de mayo de 2014

Aclaremos

Totalmente de acuerdo,pero hay ciertas verdades que por las razones que sean,no se han vertido aquí a saber.la II G M,fué vencida la alemanis nazi,gracias al ejercito rojo,ejercito dentro de la Europa blanca
los americanos llegarón a reforzar,nada más,sobre el comunismo en
la Unión Soviética jamás llego el comunismo,solo el llamado socialismo de estado,Rusia está donde debe estar a diferencia de Alemania embrutecida por la porqueria americana,hizo secumbir a la
RDApero no así a Rusia que implosionó dentro de si,cambiando el cur
so de la historia.Rusia sabe que es la puerta de salida de Occidente hacia Oriente y viceversa,eso quiere decir que debe mantenerse neu
tral de la porqueri oocidental y de la brutalidad oriental,sinmás comentarios.

# Publicado por: josep (Barcelona)
viernes, 02 de mayo de 2014

.

Occidente, occidente, occidente ¿Que cuernos quiere decir eso?

# Publicado por: Fernando Fernández Garganta (La Plata - Argentina)
viernes, 02 de mayo de 2014

MUNDO DE BURBUJAS FINANCIERAS: ´´Democracia G-7´´.-

.-El Occidente que alardea de ser democratico es UNA MUNDIAL BURBUJA DE JUEGO FINANCIERO.-
.-Los gobiernos: EFICACES TESTAFERROS.-
.-SI a Rusia se le ocurriera convertirse en ´´OTRO MUNDO ES POSiBILE´´.-
....la respuesta desde Washington sera que la Tercera Guerra Mundial tambien,,,,,
POR CULPA DEL IMPERIALISMO RUSO¡¡¡¡ of course¡¡¡.-
- La prensa occidental cumplira con su parte, como se ve hasta ahora, haciendo de vocero servil del sistema.
-ESTO ES TAN BASICO, que o bien estamos viendo una pelicula de accion para pasar la tarde o bien....
.- ....el sol siempre salio desde el este, ¿no es cierto?.-
.-(cfr:´´LA GRAN CONTROVERSIA. Oriente y Occidente´´
Soloviev Vladimir).-

.


# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Javier Esparza
Nigromantes: España, este muerto, no resucitará
Estamos en guerra
"Queremos repensar Europa, y refundarla en paz y libertad"
La conquista de Granada
La izquierda histérica
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (y II)
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (I)
La crisis del PSOE, o la pesadilla de Sagasta
La próxima guerra ha comenzado ya (y VI)
La próxima guerra ha comenzado ya (V)
La próxima guerra ha comenzado ya (IV)
La próxima guerra ha comenzado ya (III)
La próxima guerra ha comenzado ya (II)
La próxima guerra ha comenzado ya (I)
Miguel de Cervantes: gloria y pena del caballero andante
La purga que rompió a China en dos
"Con Rajoy hubiésemos perdido la Reconquista"
Deconstrucción del mestizaje
Isabel (y Fernando): los Reyes Católicos
Preservar la composición étnica de Europa
¿Dejó Franco que mataran a José Antonio?
Por qué ha ganado el Frente Nacional
La Historia ha cambiado de rumbo
Pues claro que ´esto´ es el islam
¿De verdad Rusia es el enemigo?
12-O: morder cabezas de serpiente
Lo que nos une: algo más que la historia común
La defensa de Occidente ya no tiene sentido
Día UNO después de Mas
Refugiados: cosas que todos saben y nadie osa decir
¿Estamos obligados a acoger a los refugiados?
11-S. El día que cambió el mundo
El Nuevo Orden del Mundo (NOM)
Stalin: la mujer como instrumento
Eva Braun: la mujer que no existía
Mussolini, amante volcánico
Lenin y sus mujeres
Un emperador sin corona rompió el Telón de Acero
La desdicha de un cruzado en el siglo XX
Goytisolo, el Cervantes que odia España
No me sea usted islamófobo
Islam, islamismo, yihadismo…, ¿qué es cada cosa y qué significa?
Para Rajoy, los islamistas no tienen nada que ver con el islam
Claves para entender lo que pasa en el mundo
Goytisolo o el odio a España
Las de Femen profanan Paracuellos
Largos, afilados cuchillos en el PP
Ahora el problema ya no es Cataluña: es España
La cosmocracia española
Pablito Iglesias quiere partirnos la cara so pretexto de "justicia proletaria"
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Europa estará muerta en 20 años
2 SERTORIO
El khmer rosa



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |