Autor:

José Javier Esparza

Cosas que deben quedar en la memoria

Los últimos de Filipinas: los héroes de Baler

por José Javier Esparza

JOSÉ JAVIER ESPARZA   Casi un año soportaron unos soldados españoles el asedio del enemigo en una pequeña iglesia de un rincón perdido del mundo. Estas cosas deberían enseñarse en la escuela. Ya no se enseñan, no vaya a ser que alguien se sienta peligrosamente patriota. La gesta de los últimos de Filipinas, en todo caso, es una de las páginas más conmovedoras de la historia nacional. En Filipinas se instituyó el 30 de junio el día hispano-filipino para conmemorar aquellos hechos. ¿Qué hicieron los últimos de Filipinas? Esta es la historia.   Y aquí, un bonito vídeo homenaje

Mucho peor que el parto de los montes

Crece el divorcio entre el PP y la derecha social

por José Javier Esparza

JOSÉ JAVIER ESPARZA   Que nadie se llame a engaño: no hay renovación alguna en el PP; tampoco autoafirmación, salvo la de quien manda. Rajoy ha hecho un partido a su medida, libre de las enojosas sombras del aznarismo y desembarazado, también, de rivales mediáticos. Nada más. ¿Se ha echado algo de menos en el discurso de Rajoy? Sí, casi todo. Especialmente se habrá echado de menos en la derecha social. Pero quizás el error era haber esperado “algo”.

La verdad sobre el caso Federico

por José Javier Esparza

J.J.E.   Piense uno lo que piense sobre Federico Jiménez Losantos, las ideas que defiende y su manera de hacerlo, lo que debe quedar claro es que el juicio contra el periodista significa un retroceso para la libertad de expresión en España. Ni las ideas políticas ni el talante expresivo son materia que deba ventilarse en los tribunales. Sentar a Federico en el banquillo ha sido una cacicada. Único beneficiario: la casta política española y muy en primer lugar el Gobierno. Principal perjudicado: la libertad de los periodistas y, por extensión, la de los ciudadanos.

Irlanda vota "no". ¿Y usted?

A la Europa de los políticos le falta grandeza

por José Javier Esparza

JOSÉ JAVIER ESPARZA   Como la Constitución Europea se topó con el rechazo de los ciudadanos, la burocracia de Bruselas y nuestra casta política decidieron cambiar de estrategia, que no de proyecto, y pergeñaron el Tratado de Lisboa, suscrito sólo por los gobiernos sin intervención del pueblo, ese pelmazo. Pero los irlandeses, gente extraña, decidieron someter a referéndum también el Tratado, y el resultado ha sido que la gente ha votado “no”. ¿Por qué han votado “no” los irlandeses? ¿Qué nos pasa a los europeos? Pensemos.

Arriba España

por José Javier Esparza

JOSÉ JAVIER ESPARZA   Eso, “Arriba España”, es lo que el barón canario del PP, José Manuel Soria, contestó irónicamente a María San Gil, vía SMS, para enjuiciar las posiciones de la “popular” vasca sobre la unidad nacional. El SMS de Soria es bastante bobo por lo que dice, pero, sobre todo, es muy preocupante por lo que no dice, por lo que deja intuir, a saber: que una parte del PP ha sido abducida por la propaganda de la izquierda sobre la cuestión nacional.