Autor:

José Vicente Pascual

La vida del dromedario

por José Vicente Pascual

Los dromedarios y otros bichos vegetarianos tienen un estómago complejo, en el caso de estos pseudorumiantes dividido en tres partes bien diferenciadas, algunos en cuatro, cada cual encargada de su precisa y delicada función y todo acorde al objetivo fundamental de estos animales: hacer una buena digestión.

El IBI de los curas

por José Vicente Pascual

Continuo con mis inquietudes lógico-metafísicas. Qué manía le ha entrado a los alcaldes del PSOE e IU (y algunos otros que tiran más o menos al monte), de que la iglesia católica pague el IBI de los edificios de su propiedad. No es que me parezca mal, pero me parecería mucho mejor si todos se aplicasen la misma exigencia.

Indignado estoy (y eso que he comido)

por José Vicente Pascual

Una detrás de otra. El hundimiento de Bankia ha colocado una vez más la economía española al borde del precipicio. El rescate de esa entidad con cantidades obscenas de dinero público es ya anécdota. Que uno de los consejeros del monipodio se haya autoconcedido una indemnización de catorce millones de euros por abandonar su cargo, resulta un epígrafe más en el largo capítulo de una novelucha barata que podría titularse: "Crónica amenísima del saqueo de España". Nadie dice nada, nadie levanta la voz en el Congreso, nadie reacciona en el gobierno de "esta gran nación".

Periodistas... A buenas horas

por José Vicente Pascual

Ahora que la prensa escrita está herida de muerte por la pujanza de los medios digitales, cuando la profesión periodística se encuentra condenada a la marginalidad laboral o directamente la extinción... Ahora se movilizan.

Alguna verdad incómoda sobre la crisis

por José Vicente Pascual

Ya están las cifras de desempleo por encima de los cinco millones, casi un 14% de la población; ya tenemos el coste del combustible en niveles copernicanos, los precios de los productos básicos como si fuésemos millonarios, el consumo en desplome, el crédito desaparecido en combate, las listas de morosidad engordando cada día (comprometiendo fatalmente al consumo futuro, cuando "salgamos de ésta", que de ilusión también se vive); la burbuja inmobiliaria no se desinfla porque los bancos, dueños de casi todo el ladrillo-basura, se empeñan en no perder lo que en su día no ganaron más que a base de especulación.

Excusas para no follar con una gorda

por José Vicente Pascual

El pasado viernes 13 (de abril, de 2012, seamos precisos en la data), durante todo el día fueTrending Topic (más buscado) en Twitter, la graciosa ocurrencia: #ExcusasparaNoFollarConUnaGorda. Algunas respuestas eran de lo más ingeniosas: "No te encuentro el coño entre tantos michelines"; "Me siento atraído pero sólo por tu campo gravitacional, so cerda". Y cosas así.