Los fines de semana... ¡LITERATURA!

Hoy, Jaime Gil de Biedma

"Pero también / la vida nos sujeta porque precisamente / no es cómo la esperábamos."

Compartir en:

¿Por qué la Literatura en páginas de El Manifiesto?
«¿Por qué poetas en tiempos de zozobra?» (Hölderlin)

(Aquí se explica.)

  

 

Noches del mes de junio

 

Alguna vez recuerdo
ciertas noches de junio de aquel año,
casi borrosas, de mi adolescencia
(era en mil novecientos me parece
cuarenta y nueve)
                                    porque en ese mes
sentía siempre una inquietud, una angustia pequeña
lo mismo que el calor que empezaba,
                                                      nada más
que la especial sonoridad del aire
y una disposición vagamente afectiva.


Eran las noches incurables
                                       y la calentura.
Las altas horas de estudiante solo
y el libro intempestivo
junto al balcón abierto de par en par (la calle
recién regada desaparecía
abajo, entre el follaje iluminado)
sin un alma que llevar a la boca.


Cuántas veces me acuerdo
de vosotras, lejanas
noches del mes de junio, cuántas veces
me saltaron las lágrimas, las lágrimas
por ser más que un hombre, cuánto quise
morir
         o soñé con venderme al diablo,
que nunca me escuchó.
                                   Pero también
la vida nos sujeta porque precisamente
no es cómo la esperábamos.


Esta semana hemos lanzado un Concurso en Twitter. Dando algunas pistas sobre el autor cuyos versos recitaría esta noche Elisabet García Rodríguez, os hemos pedido que intentarais encontrar la respuesta adecuada.

La han acertado:
♦ Manuel Real (@manuelreal31) 
♦ Caballero Spain (@RexMotram)

¡Felicidades a ambos!

Y recordad, cada semana, unas dos horas antes de lanzar a las
0:00 h la poesía de cada sábado, repetiremos el concurso en nuestra cuenta de Twitter (@elmanifiestocom).

Todos los artículos de El Manifiesto se pueden reproducir libremente siempre que se indique su procedencia.

Compartir en:

Comentarios

¿Te ha gustado el artículo?

Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.

Quiero colaborar