''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 18 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
Unir no es sujetar

JAVIER R. PORTELLA
Dos sediciosos al trullo

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Adiós a Facebook y todo eso


Hace unos días, la librería Bibliocafé de Valencia anunciaba en Facebook su cierre el próximo 8 de febrero. Una más para añadir a la lista, y las que irán agregándose. Que Bibliocafé recibiese hace nada una distinción oficial por su aporte innovador y esmero como difusores culturales, así como la relación cuidadísima con los lectores y autores que acudían a las presentaciones y eventos organizados en aquella casa, añadió un punto más de desasosiego y pesar a la cantidad de comentarios con que la noticia fue acogida en la red social.
José Vicente Pascual

5 de febrero de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL

Culpable, como siempre, la crisis —señalaban los internautas—; y, por omisión, unos poderes públicos que no aciertan con el remedio a esta desastrosa situación económica, etc. Lo cual es radicalmente incierto. O sea: falso.
Lo verdadero es que Bibliocafé y muchas librerías pequeñas y medianas están cerrando o a punto de hacerlo porque la venta de libros ha sufrido una bajada espectacular en los últimos años. La gente ya no compra libros, no en la cantidad necesaria para mantener la inversión editorial en niveles salvos de la catástrofe y, por supuesto, asegurar mantenencia a esos comercios minoristas de libros que viven angustiosamente pendientes de los flujos y reflujos del mercado. Y la gente no compra libros por una razón: emplean su dinero y su tiempo en otras alternativas de ocio —sí, de eso se trata, de pura industria del ocio—, que les parecen más baratas y gratificantes que leer un libro.
Los veinte euros que cuesta un libro —promediando más o menos—, no encajan en la contabilidad doméstica de quienes, como un servidor de primer mal ejemplo, gastan dos o tres veces más en una cena con los amigos, tirando por lo barato; en espectáculos y diversiones varias, en rastrear imitaciones auténticas en los mercadillos y llenar el depósito de gasolina para hacer kilómetros durante el fin de semana. Los libros van después de eso y de muchos otros gastos, todos ellos por completo innecesarios.
El problema no es que la crisis nos haya hecho más pobres. El problema, para los libros y los libreros, es que nuestra mala estrella pecuniaria nos ha obligado a priorizar... Y los libros no aparecen en el ranking de lo imprescindible.
Sigo poniéndome de mal ejemplo, para que nadie se pique ni se rasque antes que yo. Mientras leía la multitud de comentarios sobre el cierre de Bibliocafé, me preguntaba cuántos de los compungidos participantes en el réquiem habrían comprado más de tres o cuatro libros el año pasado. Cuántos de ellos —entre los que me incluyo, acabaré siendo cansino—, han preferido acudir a la baratura de los portales tipo Amazon, o la gratuidad del archivo "prestado" por un amigo, o al método "aquí te pillo, aquí te descargo". Cuántos de ellos, de nosotros, se habrán jactado en muchas ocasiones de tener el e-reader preñadito de títulos, todos ellos de procedencia escandalosamente barata o, en el peor de los casos, por la patilla. Cuántos han pasado semanas y meses sin poner los pies en una librería de verdad, tan satisfechos con nuestra "selección" del Círculo de Lectores, con la oceánica capacidad memorística de nuestros cachivaches lectores y, en general, con lo fácil que resulta hoy día sentirse propietario de una buena biblioteca sin haber invertido en ella más que un cura en vino de misa.
Lo muy barato y lo gratis no tienen precio, qué obviedad. Y lo que no tiene precio se desprecia, no le otorgamos mínimo valor.
Tan poca importancia damos a los libros —y a leerlos—, que preferimos pasar la tarde, el día, la vida, petardeando en Facebook, en Twitter y sitios parecidos.
¿Qué necesidad tenemos de sentirnos gozosos aprendices ante un libro cuando podemos ejercer de maestros en las redes sociales? Oh, desde luego ... Somos unos genios de nosotros mismos, cantidad de chispeantes, agudos, graciosos, buena gente ... Nuestras vidas son apasionantes, nuestras vacaciones obligatorias para el común conocimiento, nuestros viajes envidiables, nuestras fotografías bellísimas, nuestras mascotas un amor, nuestra familia un remanso de ternura y un paraíso de afectos, nuestras opiniones interesantísimas, nuestros amigos el no va más de lo divertido, nuestros seguidores los más inteligentes, tanto que corren como galgos para celebrar y poner "Me Gusta" en la primera chorrada que se nos ocurre.
¿Qué necesidad tenemos de leer si nosotros solitos estamos escribiendo la biografía más conmovedora de la historia? Que esa biografía sea la nuestra añade innegable sustancia y maravillosa épica al sensacional relato.
Por supuesto, si nos hubiésemos tomado la molestia y hecho el esfuerzo de pasar por una librería y gastar veinte euros en un libro, probablemente habríamos reflexionado sobre la conveniencia de leer en lugar de hacer el nota en Facebook.

Fueron muchos los comentarios de condolencia por el cierre de Bibliocafé. Entre ellos estuvo el mío, claro. Me pareció elemental, qué menos, agradecer a José Luis y su gente lo bien que me han tratado siempre que he comparecido en aquella casa. Todos estábamos tristes, consternados, algunos incluso indignados, que es lo moderno. Pero ninguno tuvo lo que hay que tener para decir algo muy cercano a la verdad: esa librería, y muchas otras, las estamos cerrando entre nosotros y muchos como nosotros. 


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 05 de febrero de 2014

Los autores tendrán que pagar a los lectores

Lectores ´´pata negra´´ quedamos pocos, las librerías cierran, pero aumenta la oferta de libros y no digamos la de autores en busca de lector. Los libreros pasan buena parte de la jornada cambiando el escaparate, desembalando novedades y preparando devoluciones. Sin ellos, a los autores les resultará cada vez más difícil llegar a los lectores. Muchos acabarán pagando para que los lean y los divulguen. Y teniendo en cuenta la cantidad de chorradas y banalidades que se publican hoy, creo que sería justo.

# Publicado por: Vivarium (León)
miércoles, 05 de febrero de 2014

ESTIMULO(el codigo da vinci y Harry Potter)..

.-Como librero no sirvo de parámetro. Pero me parece que el tema del libro pasa por EL ESTIMULO.
.-Las redes sociales, sirven para debatir, informarse, en su debida proporción, y en tal caso para sugerir lecturas.
.-Salvo los académicos, el monton de gente que anda navegando emite opiniones particulares, valiosas sea porque aportan angulos de vista, o por via negativa : revelando la distorsion a la que se presta el asunto.
(En los foros de los dos diarios mas importantes de Argentina : Clarin y La Nacion, no es raro cruzarse con comentarios de personas calificadas, escriben porque han leído..).-
.-La historia, por ejemplo, en Argentina es usada HABITUALMENTE COMO INSTRUMENTO POLITICO. Por este lado los argentinos RECIBIMOS ESTIMULOS PERMANENTES PARA LEER.
(me comentaron que de hecho la carrera universitaria,-profesorado de historia-, recibe alumnado de gente que solo quiere ´´saber´´).-
.DE TODOS MODOS ES DIFICIL ´´superar´´ al CODIGO DA VINCI o a HARRY POTTER.¡¡¡.-


# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
miércoles, 05 de febrero de 2014

Cuanto antes mejor

Hay quien cree que cuanto antes mejor. O dicho de otra manera, por qué hemos pensado que hacíamos un favor pensando o contribuyendo a que la gente se afiliara a la lectura, la escritura y la inquietud cultural en general. Por qué hemos pensado que la gente es buena, culta, honesta y todas esas cosas bien sonantes. Nunca lo ha sido.
Víctimas si han sido de quienes les han estimulado a meterse en aficiones que nunca les ha atraído.
Por ejemplo, los campos de fútbol nunca cerrarán. Pregúntense por qué. ¡Qué manía, por Dios, con idealizar a la gente!.

# Publicado por: Frido C. (Valencia)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
¡Ja soc aquí!
Los separatistas no han entendido nada
A buenas horas...
La aventura de lavarse el culo en Cuba
De putas y de idiotas
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
Tiempos bizantinos
El hombre que compraba gigantes
Tecnoflautas
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 Un gaditano contesta en "andalú" a una carta en catalán
2 22.000 soldados en alerta permanente. Entre ellos, la Legión
3 Miles de mossos asaltarán cuarteles y comisarías si detienen a Puigdemont
4 JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama
5 JAVIER R. PORTELLA
¿Nos vamos a tragar el sapo?



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |