''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 24 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Un siglo de Spengler

JAVIER R. PORTELLA
En España empieza a amanecer

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liquidar el «régimen del 78»

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
"Cartas a una amiga que…"

Cartas para explicar qué diablos buscamos en El Manifiesto

Javier Ruiz Portella

20 de noviembre de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER RUIZ PORTELLA

¡La de veces que me lo han dicho!: «Todas esas ideas, toda esa inquietud que bulle tanto en tus libros como en El Manifiesto, todo eso está muy bien, claro que sí. Cosas como la mercantilización del mundo, el imperio del dinero, la muerte del espíritu, el hecho de que la belleza, la grandeza, la altitud de miras no pinten nada —nada esencial— en nuestras vidas…: ¿quién, con un mínimo de sensibilidad, no va a estar de acuerdo en repudiar semejante situación? Vale, de acuerdo. Pero ¿adónde queréis ir a parar? Si no concretáis más las cosas, si no abordáis posibles alternativas, todo queda como diluido en algo demasiado teórico, excesivamente vago, inconcreto…».
Cojamos, pues, el toro por los cuernos. Aceptemos el reto, tratemos de concretar las cosas, bajemos de la realidad teórica a la inmediata. Pero que nadie se haga ilusiones, que nadie espere encontrar aquí un recetario de acciones, directrices, medidas…, todo aquello, en fin,  de «¡Adelante, camaradas! ¡A las barricadas (o adonde sea)! ¡El futuro es nuestro!». Etcétera.
El futuro será nuestro… o no lo será; saldremos o no del actual atolladero en que está sumido el mundo, pero, nada ni nadie nos lo garantiza ni nos lo puede  garantizar. Afortunadamente, por lo demás. Afortunadamente, porque los rumbos del mundo son —en parte, pero parte fundamental— inciertos, impredecibles, indeterminables. Misteriosos. Y actuar con decisión, pero acogiendo, estimando incluso todo lo que de misteriosa tiene la vida —tratar de que se haga la luz, pero sin aniquilar el misterio—, he ahí todo un talante existencial que rompe con siglos marcados por el ansia hacia lo puro, lo transparente, lo absoluto. He ahí, en una palabra, la actitud primera que es preciso adoptar si de actitudes y posturas concretas hablamos.
Pero no basta con ello, claro está. Hay que concretar más las cosas. Y si no cabe, decíamos, ofrecer programas y recetas milagrosas, sí cabe desde luego —es ineludible— trazar pistas, esbozar orientaciones, imaginar concreciones.
Es lo que desde mañana, dedicando una carta a cada uno de los temas seguidamente apuntados, haremos aquí con las Cartas a una amiga que…  Su destinataria es una buena chica, en el fondo, pero ¡tan crédula, la pobre! Cree, por ejemplo, en las bondades del capitalismo, del multiculturalismo, de la ideología de «género»… Su ingenuidad hasta le hace pensar que vivimos en una auténtica democracia. A veces también cree que la solución pasa por la religión. O le da miedo y se pone muy nerviosa si me oye hablar de patriotismo, o de identidad colectiva, o de cuestiones como la excelencia, la belleza, la grandeza… «¡Estas cosas tan rancias, tan de “derechas”! ¿No serás un poco facha, tú?», me pregunta entonces antes de añadir: «Y además, ¿qué es en realidad la belleza, qué es el arte? ¡Todo depende de los gustos de cada cual!».

En fin, ya la irán ustedes conociendo. De momento, empecemos mañana abordando la cuestión del capitalismo. 


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 20 de noviembre de 2013

Sin violencia pero con determinación

¿Aún queda alguien que tenga alguna duda? Listas Abiertas e Independencia de Poderes YA!! ó www.yonovoto.es. Tristes saludos, Fede

# Publicado por: José Miguel Aznar (Tarazona)
miércoles, 20 de noviembre de 2013

ROMPECABEZAS PARA ARMAR.-

El reclamo del que se habla en la nota es un tema habitual en los círculos de gente con estas inquietudes. Y este foro por ser internacional muestra que no depende de un país en particular.
En algún momento el arte degenerado o la ideología de genero fueron locuras de ´´dos tipos encerrados entre cuatro paredes´´. Les ha ido bastante bien.
Difundir, debatir, denunciar, enseñar : empezando por el vecino, pueden tener proyecciones no imaginadas.-
Rompecabezas?. Porque el abanico de temas es muy amplio. Y en algunos círculos se destacará algún asunto con preeminencia sobre otro. TODA LA TAREA DIVULGATIVA QUE DESENMASCARE EL MONTAJE EN EL QUE VIVIMOS ES MUY IMPORTANTE. Si hay una gran mayoría que no quiere saber nada de política, se debe precisamente A LA SENSACION DE MENTIRAS QUE ES MUY REAL.-


# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
miércoles, 20 de noviembre de 2013

CASPAR DAVID FRIEDRICH

La postura que he adoptado ante los temas que Portella describe en su artículo queda fielmente reflejada en la pintura del alemán Caspar David Friedrich titulada ´´El caminante sobre el mar de nubes´´.


# Publicado por: Gonzalo (Madrid)
miércoles, 20 de noviembre de 2013

LA INTRANSCENDENCIA DEL HOMBRE.-

Si de concretar se trata, concretemos que el ser humano se considera trascendente desde que su cerebro es superior al resto de los habitantes del planeta Tierra. Que puede y debe, por imperativo legal, someter, manejar, adueñarse o no de la vida del resto de vivientes y, de esa forma, erigirse en rey del Universo, manipulando, incluso, a Dios y sus designios.
La tradición (fundamentada en los monasterios del medievo) nos ha hecho funcionarios de la religión, con categoría de hijos de Dios, con licencia para elevar o destruir la dignidad humana, con rango de poseedores de la verdad absoluta.
Esa etiqueta nos ha hecho presuntuosos, interesados, bondadosos, malvados o misericordiosos, dependiendo del color de la bandera que esgrimimos. En definitiva: ¿Es posible concretar la condición humana? ¿Podemos fiarnos de nuestros vecinos? ¿Sabemos lo que somos y cual será nuestro destino?
Si se trata de concretar... Ardua tarea nos espera.

# Publicado por: Roberto del Olmo García (Godella)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
En España empieza a amanecer
Dos sediciosos al trullo
¿Nos vamos a tragar el sapo?
El timo del tocomocho
Resurrexit
¡Gracias sean dadas a los separatistas!
El felón promete pastelear con los golpistas
Mariano Kerensky no se entera
Cuando salta, incandescente, la Historia
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda
Ya que tanto les gustan las leyes…
La paradoja de la Cataluña identitaria y… nihilista
La Cataluña sometida a la dhimmitud
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
La papilla electoral
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
La mayor de las Casualidades
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
¿Un islam bueno… y otro malo?
Marine Le Pen echa un cable a Podemos y a Syriza
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 SERTORIO
Sacar los tanques
2 SERTORIO
El dedo y la llaga
3 Los presos les hacen la vida imposible a los Jordis
4 Errores comunes sobre la historia de Cataluña
5 JAVIER R. PORTELLA
En España empieza a amanecer



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |