''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 19 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Cabalgar el tigre: Dragó

JAVIER R. PORTELLA
Dos sediciosos al trullo

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Tiempos bizantinos

José Vicente Pascual

10 de junio de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL

 La anécdota, que parece más que una anécdota, ejemplifica a la perfección el tono y pulso de los tiempos. Sabrosa como ella sola, como únicamente las fechorías más delicadas pueden satisfacer nuestro sentido de la repulsión ante lo grosero, me llega por vía de una red social y de un amigo en dicha red, quien nunca suele escribir de más ni de menos. Lo cuento en cuatro líneas, puede que alguna más, después de este punto y aparte.

El pasado mes de septiembre, una abogado granadina, Rosa Cobo, fue asesinada (iba a escribir “brutalmente”, “salvajemente asesinada”, pero qué asesinato no es brutal y salvaje). El autor del delito fue un antiguo cliente obsesionado y estragado por su propio sentido de “la justicia”. La cámara de seguridad del garaje donde tuvieron lugar los hechos grabó al verdugo en plena faena. Fue detenido al poco de cometerse la tropelía. Apareció cadáver, al parecer suicidado, en la prisión provincial de Granada, un par de semanas después de su ingreso en dicho centro.

Esa es la historia. Lo que viene después, mugre. Vamos a ella con guantes higiénicos. Pues resulta que otro abogado, también granadino según me cuentan, a raíz de la muerte de Rosa Cobo escribió ipsofácticamente un libro sobre la tragedia; uno de esos libros que tardan quince días en ir de las musas a la imprenta y que se venden sobre la cresta del cotilleo y a favor del viento morbo. Parece que el engendro va funcionando bien desde el punto de vista comercial, el único que interesa al autor y editores. Pero como la voracidad dineraria es inagotable, el menda este se descolgó hace poco proponiendo al colegio de abogados de Madrid un “homenaje” a la colega gremial (también colegiada en la capital de España, lo que suelen hacer muchos letrados por razones de operatividad en su oficio). El presidente de la institución, llevado de su buena fe, accedió a la celebración del acto, pensando que en efecto se trataba de un sentido homenaje a la víctima. Más he aquí que la impostura quedó descubierta antes de consumarse. El autor del libro y ponente del “homenaje”, lo único que pretendía era presentar por vigésima vez su obra, y promocionarla otro poco, y vender un poquitín más, que para eso estamos. La actividad, una vez manifestada su verdadera índole, fue suspendida. Por supuesto: no sin protestas del multicitado autor del best-seller necrófago. (No menciono el nombre del caballero ni el título de su obra para no hacer propaganda a esta gente, y además ellos se bastan y sobran en el autobombo).

Hasta aquí la relación de hechos probados. Ahora vendrían los considerandos, el “qué poca vergüenza hay en este país”, “impresentable y abochornante que un abogado se aproveche del asesinato de una compañera para hacer caja”, y etcétera y etc y et lo que sea. Todo eso ya lo sabemos. Que hay gente para todo, que alimoches, aprovechados, oportunistas y carroñeros no faltan en ninguna casa, es algo que cae por su propio peso, de natural. La condición humana propende más a lo grotesco y lo sórdido que a la elegancia y la compasión, y no nos vamos a curar en cuatro días. Sin embargo, llama más aún la atención que editoriales presuntamente de “altura” se presten a auspiciar y publicar estos bodrios cuyo único argumento es la perspectiva de vender unos miles de libros a base de casquería argumental e impudor emocional. Francamente, que programas sensacionalistas de televisión o periódicos en busca de audiencia (como el mismo IDEAL granadino sin ir más lejos), remuevan toda esta bazofia, exhiban el vídeo donde quedó grabado el asesinato con todo detalle y apuren las posibilidades escandalosas del asunto hasta el tuétano, no es de extrañar. Pero los libros son otra cosa. Deberían ser otra cosa. Entendámonos.

A ver si la nomenklatura y demás preclaros que llevan la manija de esas editoriales tan ocupadas y preocupadas en vender libros, se dan cuenta de que estar a la queja por la crisis del sector y, al mismo tiempo, promover esta clase de publicaciones, es lo mismo que alistarse en los bomberos voluntarios y organizar paellas al aire libre, en pleno verano y dejándolas a cargo de los niños mientras los padres y personas con uso de razón suben al monte en busca de setas. A ver si entienden que la fórmula apuntada hace años a una conocida agente literario por el director de No-Ficción de una de estas editoriales, no funciona ni puede funcionar jamás de los jamases. La fórmula... Sí, se me olvidaba: “La gente quiere mierda y le damos mierda”. Literal. Genial resumen de cómo algunos se exprimen el seso para resolver el problema de los libros en España, que es triple: las pocas ganas de leer, lo caro que está el papel impreso y lo mucho que internet y la piratería merman las perspectivas de beneficio del sector.

¿Cómo es que no se dan cuenta de que, jugando en el mismo terreno que las televisiones y los medios de masas, tienen la batalla perdida de antemano, y que cualquier esfuerzo por equipararse en audiencia, usando similares reclamos, ahondará más aún la distancia entre unos “soportes” y otros? ¿No les ha llegado al santiscario, todavía, que tratándose de estos asuntos la gente prefiere un vídeo, una fotografía o una buena sesión de cotilleo protagonizada por los “expertos” de siempre”?

Pues no... Parece que no. En vez de buscar sus propias aguas, su propio ámbito, su lugar en este mundo, el grueso de la industria editorial española imita las fórmulas de éxito de los “mass media” con un descaro que se aproxima a lo patético. La consecuencia va de suyo: los libros, nuestros apreciados y valorados libros, se convierten en carnaza menuda, prácticamente desechable en el gran festín de la sobreinformación, el amarillismo, la banalidad, lo tosco y estomagante. Son palabras perdidas en el turbulento discurso bizantino, briznas de nada en la nada ruidosa, zafia a más no poder, del griterío que desborda la plaza pública. Un libro cargado con semejantes fardos es testigo implacable de la ruindad de esta época funeraria que nos ha tocado vivir. Conste que no utilizo el término “funerario” para referirme a la muerte de la abogado granadina, sino para señalar la extinción del alma creativa y el espíritu del individuo sensible en busca de su paradigma, el cual, según Thomas Mann, se denomina belleza.

Lo sucedido con este libro en concreto -lo dije al principio -, es anécdota. La propensión editorial a nutrirse con estos brebajes (se llamen “novela”, ensayo, costuras o sombras), es categoría. La triste retórica de lo bullicioso se ahoga a sí misma en el inagotable fragor del “horror vacui” bizantino. Todos hablan, todos chillan, todos se señalan y piden atención... y nadie dice nada que merezca la pena ser dicho. Para noticias, Tele5; para opinar, los foros de internet. Y para libros, los que ya no se escriben porque nadie los publica. Mientras tanto, los cañones del turco siguen bombardeando desde la torre Gálata. Hasta que caiga el imperio. Espero que los cerebritos del mundo editorial “superventas” no se quejen mucho el día que el último lector tire a la papelera el último libro y diga: “Se acabó”. Eso espero, que ninguno se lamente y se rasgue la camisa. Sería el colmo del disparate. Y de la cara dura.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 10 de junio de 2013

ESPERPENTOS

MAX: Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada.

MAX: España es una deformación grotesca de la civilización europea.

Ramón María del Valle-Inclán publicó Luces de bohemia allá por el año 1920.

No nos engañemos, a inicios del siglo XXI, nada ha cambiado. Estos personajes esperpénticos y grotescos son el reflejo de nosotros mismos, sólo que ya no se trata de espejos deformantes sino de la reverberación que el televisor despide.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
lunes, 10 de junio de 2013

Bibliobasura

Tele 5 anda promocionando un libro de una señora (La madre de Jesulín)que no lee y habla penosamente su indioma,el español, pretendiendo venderlo a un público (el de J.J.Vazquez) de igual condición. Otra editorial anuncia las memorias de Justin Beaver ,de 18 años.La telebasura generando bibliobasura.

# Publicado por: Jesús Javier Corpas Mauleón (PAMPLONA)
lunes, 10 de junio de 2013

LAS MASAS, LA IGUALDAD Y LA CULTURA

Hace unos meses escribí para El Manifiesto un artículo que lleva por título el arriba señalado. Extraigo un párrafo del mismo que expone a las mil maravillas mi punto de vista:
´´Cultura superior´´ y ´´gran número´´ son dos cosas que se contradicen a priori. La alta educación pertenece sólo a los excepcionales: se debe ser realmente privilegiado para tener derecho a distinción tal alta. Nada hermoso o grande es bueno para todos: pulchrum est paucorum. (O dicho en román paladino: Lo bello es cosa de pocos.)
http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo4236

Ha sido la llamada ´´democratización de arte´´ y el acceso al mismo de las capas más populares lo que ha provocado que la cultura se haya convertido, hoy día, en una verdadera sentina donde la vulgaridad y la zafiedad han sustituido a la Belleza.





# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
viernes, 07 de junio de 2013

CIVILIZACION TECNOECONOMICA. (JJ ESPARZA)

´´...una cultura que podemos definir con una fórmula que Lipovetsky ha aplicado a la moda: el imperio de lo efímero...Una suerte de suicidio moral colectivo. Los intelectuales, si es que aún existe tal cosa, deberían ser capaces de recobrar la verticalidad de la cultura...´´
LA CITA ES DEL LIBRO ´´Informe sobre la televisión´´. Ed.Criterio Madrid 2001. Como trabajo en el ambiente del libro (Venta y ediciones) me consta de sobra que el nivel es cómico-ridículo (salvo lo patético y trágico del caso citado en la nota. Me refiero a la cantidad de biografías de gente que NO HA VIVIDO (futbolistas, actores, jóvenes que sólo tienen rating televisivo o hacen goles millonarios ).Temas políticos muy coyunturales, que son expedientes de juzgado encuadernados para la venta. Harry Potter o Dan Brown que se promocionan como lo máximo y se potencian llevando el guión al cine...El mundo editorial es inmenso, también me consta que hay ´´clubes´´ de gente que busca otra cosa ,A ESO ME DEDICO :´´a las minorías´´.-

# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
¡Ja soc aquí!
Los separatistas no han entendido nada
A buenas horas...
La aventura de lavarse el culo en Cuba
De putas y de idiotas
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
El hombre que compraba gigantes
Tecnoflautas
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 Un gaditano contesta en "andalú" a una carta en catalán
2 22.000 soldados en alerta permanente. Entre ellos, la Legión
3 Miles de mossos asaltarán cuarteles y comisarías si detienen a Puigdemont
4 Cataluña es más grande
5 El catalán, dialecto del valenciano



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |