El separatismo catalán

«Trump y Putin lo arreglarían de otra manera»


España confía en que los jueces de Mas y sus cómplices apliquen la ley.
Fernando Sánchez Dragó    


Escribe Dragó en su
Dragolandia el que quizás sea el más condensado de cuantos artículos ha escrito en su larga y feraz vida. Imposible, en efecto, decir con menos palabras tanto. Hablando del separatismo catalán  —recordemos que se acaba de iniciar el juicio contra Artur Mas—, logra condensarlo todo en una sola frase: la de nuestro titular (“Trump y Putin lo arreglarían de otra manera”), sin que el sentido de conservación del columnista le permita —ni nos permita— decir en qué consiste tal manera.


Félix de Azúa a Emilia Landaluce en
elmundo.es
(4 de febrero de 2017): “No hay solución, salvo aplicar el 155, constituir un estado de emergencia y suspender el Estado de Autonomías. Y eso no va a pasar…”.
 Son cinco afirmaciones, y en las cinco tiene razón (aunque en la segunda —la del artículo 155— con matices, pues ni siquiera eso nos sacará, a medio plazo, de apuros). Pero se queda corto. El instinto de conservación me impide decir en qué.
Trump y Putin lo arreglarían de otra manera. Yo también.
De momento, sólo cabe decir lo que Nelson dijo de los suyos antes del comienzo de la batalla de Trafalgar: "Inglaterra espera que cada hombre cumpla su deber".
España confía en que los jueces de Mas y sus cómplices apliquen la ley.
© El Mundo