''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 23 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Los bolardos

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar

JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
MUNDO Y PODER
Varsovia, Hamburgo: Trump reinventa la Mitteleuropa

Un nuevo Eje para salvar a Europa: el que une los mares Báltico, Negro y Mediterráneo. Tal es la "Three Seas Iniative" propuesta por Polonia y Croacia, y que Trump apoya ardientemente.

Trump no habló de multilateralismo o de sistema, sino de tradición, de cultura y de destino. "Polonia es el alma de Europa", declaró.
André Archimbaud

11 de julio de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ANDRÉ ARCHIMBAUD


Ni que decir tiene que, para los
“Fake Stream Media”, la visita europea de Donald Trump ha constituido un fracaso y una traición.

Un fracaso, porque, según ellos, el G20 habría consagrado a Angela Merkel “líder del mundo libre”, un mundo antihistórico y adorador de ídolos: los del cambio climático, del libre comercio de bienes y personas, de la supervisión burocrática. Y una traición, porque Trump se habría inclinado ante  Putin al negarse a reconocer, el pasado jueves en Hamburgo, las pruebas “irrefutables” de la intervención rusa en su elección, y al haber hablado seguidamente durante más de dos horas con Vladimir Putin… sin presentarle una declaración de guerra como Dios manda.

El secretario de Estado Tillerson ofreció un resumen “clínico” de la discusión en la cual los norteamericanos declaran tomar nota de su desacuerdo con la denegación efectuada por Putin de sus injerencias en la elección presidencial norteamericana. Indicó seguidamente los puntos prometedores en las discusiones (Siria, ciberseguridad). Por su parte, el ministro Lavrov y el propio Putin declararon que Trump les hizo múltiples preguntas sobre los ciberataques, pareciendo estar “satisfecho” de las respuestas recibidas. La diferencia es, pues, considerable con lo que pretenden los medios…

En pocos meses de reformas mediante decretos presidenciales, los norteamericanos se han despertado en un país que vuelve a crear empleos gracias al doble motor de las industrias armamentistas y energéticas. Con una considerable sorpresa: los Estados Unidos se han convertido en exportadores de energía, de la que disponen en masivas cantidades.

En Varsovia Trump presentó un plan “casi spengleriano”:
redefinir a Europa y a Occidente

Confirmó en primer lugar su compromiso a favor de una OTAN modernizada, que imponga un esfuerzo económico (2% del PIB) a la arrogante “vieja Europa”. Luego, definió al adversario, al verdadero, más allá del islam fanático y de las alocadas migraciones: las élites europeas globalizadoras, sin fe ni creencia, que carecen del empeño de defender “la civilización occidental”. Trump no habló de multilateralismo o de sistema, sino de tradición, de cultura y de destino. “Polonia es el alma de Europa”, declaró, porque este país, gracias a su fe y a su voluntad, ha conocido múltiples resurrecciones en el curso de su historia. Un país que sabe luchar…

Mitteleuropa debe seguir por tal senda. Trump apoya ardientemente la reciente “Three Seas Initiative”, lanzada conjuntamente por Polonia y Croacia, la cual aspira a dinamizar a doce países que unen los mares Báltico, Negro y Mediterráneo. Un bloque que tiene sed de vivir y que se afirma tanto frente a la “vieja Europa” de Bruselas como frente a China y Rusia. Una Mitteleuropa más abierta al populismo trumpiano, lejos de las sofisticaciones de Davos, Bruselas o Bilderberg.

De este modo, Trump comparte con esta Europa Central la misma designación del adversario, tanto en el interior como al exterior, al tiempo que le ofrece armamento, gas de chista y “carbón limpio”. Todo lo cual disgusta a Bruselas: no hay nada peor que un imperio-tapón trumpiano entre Moscú y Berlín. Tanto más cuanto que Fraser Nelson (periodista del Telegraph) confirmaba el 7 de julio que un reciente estudio prueba que las poblaciones europeas (incluidas las occidentales) son considerablemente más “trumpistas” que sus dirigentes “obamianos”.

¿Y qué hay de Rusia? Trump, aun reprochándole “desestabilizar” a Siria y Ucrania, le ofrece a Putin “unirse a las naciones civilizadas contra los enemigos comunes”. Lejos, pues, del “deep state”

© Boulevard Voltaire

 


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 11 de julio de 2017

eurasia

Trump juega esa carta para debilitar a Rusia (no necesita debilitar a Europa, ella sola se basta). Los polacos van a volver a representar el triste papel de 1939, con Occidente animándolos a hacer frente a la Wehrmacht. Deberían acordarse de Sikorski y de Katyn y de lo que hicieron los anglosajones por ellos (nada). América es un pésimo aliado.
Si yo fuera un polaco, un húngaro o un eslovaco, me preguntaría primero si merece la pena confiar en un presidente veleta, acosado por su administración y cuyo mandato no durará más de ocho años.
Los anglos son siempre el enemigo.
Rusia no es un vecino agradable, pero su política exterior es más previsible y encarna los valores tradicionales de los que cacarea Trump muchísimo mejor que los EEUU, que son una fábrica de degradación de valores, un foco de idiotez global y el origen de todas las plagas morales del mundo.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
martes, 11 de julio de 2017

Hace falta más

Si Trump desea la permanencia de la civilización occidental debería buscar el fortalecimiento de Europa y no de una parte de ella, además de incluir a Rusia en el bloque de países coincidentes en su defensa contra la globalización y la destrucción de las fronteras nacionales y culturas autóctonas. Si pronunciara los mismos discursos en Berlín, Londres, París y Madrid,quizás podría parecer más creíble.

# Publicado por: Jose Enrique (madrid)
martes, 11 de julio de 2017

Casi no me lo creo

Confieso que me tuve que frotar los ojos y sacudir la cabeza cuando escuché a Trump hablar de la civilización occidental y de la voluntad de defenderla. Es algo que no valoramos aún su importancia. La caja de resonancia que puede tener entre la gente este discurso aún no lo ponderamos. Y qué decir de lo ridículos y tristes politiquillos occidentales, todo el día hablando del PIB para distraer al personal. Al lado de Trump son lo que son: enanos y mamarrachillos.

# Publicado por: miguel (madrid)
martes, 11 de julio de 2017

Respaldo a la coronación en Cracovia

El hecho de que una ex señora Trump sea checa y la actual sea eslovena hace a este hombre algo más fiable que al mulato o al paleto tejano anteriores. Precaución, amigo conductor, en cualquier caso. El hecho de que Trump fortalezca a Europa Oriental no tiene por qué ser malo siempre que no se meta más allá del Dnieper y no se le ocurra cruzar el bosque de Bialoweza.
En Cracovia hace poco han coronado a Jesucristo como Rey Eterno de Polonia, así que si el hombre más poderoso del mundo afirma a este país como reserva espiritual de Europa es algo que no está nada mal.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
martes, 11 de julio de 2017

Vuelta a las andadas

Vaya, pensé que tras el ataque yanki con misiles a Siria (ataques que a día de hoy se repiten prácticamente a diario, ante el silencio mediático) habíais escarmentado, pero veo que no hay forma.
Como mola que Trumpo cree empleo a base de fabricar armas para saudíes, sionistas y terroristas, además de para atacar al ejército Sirio y próximamente a Irán, qué divertido que Trumpo busque fortalecer a los países del este con la única intención de aislar a Rusia, qué maravilloso que les venda gas al triple de precio del gas ruso, qué fascinante cómo cambia su discurso según hable en Varsovia, Riad o Jerusalem (aunque sus hechos sean los mismos), etc. etc.

Seguid publicando artículos vomitivos como éste en apoyo de los enemigos de EVROPA. Pero dejad de hablar de valores, de élites, de belleza. No al lado de Trumpo.


# Publicado por: Avalon (Matalascañas)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Mundo y poder
En 1958 daba risa el islamismo
Francia: ganan los «Bobos»
Valeriana para Juncker
Macron-Le Pen, o el estruendoso regreso de la lucha de clases
Todo se juega hoy (y 15 días después)
¿Rusia o América? Metapolítica de dos mundos aparte
Tercera Guerra Mundial: ¿el principio?
Homenaje a Pascual Tamburri
Video electoral de Marine Le Pen
Donald Trump cumple sus promesas
Seis meses de cárcel por manifestarse contra una agresión sexual cometida por un migrante
¿En que consiste la Alt-Right?
Rusia: ese "pequeño país"… de mayor inteligencia
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (y II)
El Manifiesto de la Alt-Right (Derecha Alternativa) (I)
La oligarquía sigue tropezando
Lo que ha pasado en Austria
Compañero Fidel
John Wayne cruza el Rhin
Sólo los kurdos luchan para liberar Mosul
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
3 Aquel niño sirio y este niño europeo
4 Pagamos a nuestros asesinos
5 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |