''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 22 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar
 
Inevitable

JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liberalismo: las cuatro caras del enemigo (y II)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
NACIÓN
A moro muerto, gran lanzada

Franco presidiendo el desfile de la Victoria en Madrid, el 19 de mayo de 1939

El Congreso, con el voto unánime de las izquierdas y los separatistas, más la adhesión bobalicona de los pijos de Ciudadanos, aparte del remoloneo cobardica del PP, ha decidido hacer legalizar la profanación de tumbas.
Sertorio

12 de mayo de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO


No es bueno desenterrar cadáveres; las antiguas culturas trataban siempre de fijar a los ancestros en el más allá, de impedir que retornaran desde el Hades a nuestro mundo, en el que podrían causar terribles trastornos como vampiros, aparecidos o demonios. Violar las tumbas siempre ocasiona una maldición, es un tabú que sólo los muy imprudentes, sacrílegos o bobos cometen. En fin, que el dejar que los muertos entierren a los muertos del Evangelio no se decía por decir ni eran vanos lugares comunes los versos de
Antígona.
El Congreso, con el voto unánime de las izquierdas y los separatistas, más la adhesión bobalicona de los pijos de Ciudadanos, aparte del remoloneo cobardica del PP, ha decidido hacer de Howard Carter y legalizar la profanación de tumbas. El gran Tutankamón del Valle de los Reyes ibérico, el Ramsés de Cuelgamuros, va a ser desalojado de su Abú Simbel para ser deportado a El Ferrol o al museo de Cera, cualquiera sabe. Si de Podemos o sus adláteres socialistas se tratase, me imagino que preferirían colgar sus mondongos resecos de una gasolinera. Así, ochenta años después del Día de la Victoria, la milicianada zarrapastrosa, que no hizo más que correr delante de los nacionales en tres implacables años de derrotas, cree revertir el ridículo del Alcázar, el fiasco de Oviedo, la bajada de pantalones de Santoña, la vergüenza de la entrada triunfal de los nacionales en Barcelona,  la bufonada estalinista del maquis y demás amargos reveses que el Innombrable les infligió sin tregua, con la vara inflexible del severo paterfamilias que castiga al siervo inepto.
Estos aquelarres necrófilos son los que despiertan los arquetipos, no saben bien nuestros aprendices de brujo la potencia que se convoca con semejantes alardes de vindicta póstuma: ¿Resucitará el Caudillo de entre los muertos? ¿Volverán banderas victoriosas? ¿Resonará en el hipogeo de Cuelgamuros el Hemos pasao? Todo puede ocurrir en el mundo de la parapsicología, de los fenómenos para anormales  y de la constante ouija que practican los escarbacunetas de la Memoria Histórica .
Ganar las guerras en diferido es menos vistoso que vencer en el campo de batalla. No es lo mismo subirse a una escalera oxidada y quitar las placas del Instituto de la Vivienda que entrar en el Madrid rojo marcando el paso y con banderas flameantes. Ni queda igual de bien liberar el Alcázar después de tres gloriosos meses de resistencia que derribar el humilde monolito de los Alféreces Provisionales a mano airada y chapucera. Porque toda la rencorosa iconoclastia de la Memoria Histórica tiene un aire de venganza de cornudo, de furor de impotente, de acto fallido, de vudú del esclavo contra el amo, de envidia del feo frente al guapo, del tonto frente al listo, de ira de Calibán frente a Próspero. No hay mejor ejemplo de esto que el más reciente: con una hombría digna de su causa, los demócratas del Congreso alancean al moro muerto tras cuatro décadas de prudente espera. 
Los símbolos importan. Mover la huesa del Caudillo es una primera estación. Luego será cambiar la bandera y el himno, que para eso son los del 18 de julio. Más tarde, acabar con ese residuo del Innombrable que es Felipe VI, ahijado de Franco, porque, sin duda, algo de la baraka de su padrino se le habrá pegado por magia simpática o por imposición de manos. Evidentemente, nosotros no moveremos un dedo por el último Borbón, favor con favor se paga. Entonces tendremos la III República, que será una mala imitación de la II, sólo que esta vez serán los curas los que quemen sus iglesias por eso del aggiornamento, y  vendrá un nuevo Alzamiento Nacional porque esta rehala de perroflautas siempre vuelve a su propio vómito y harán inevitable el Ragnarökk: una nueva carga de los nacionales con música de la Walkirias y una nueva espantá de la chusma frentepopulista.  
La magia negra tiene la propiedad de volverse siempre contra los que la practican.

¿NO PASARÁN?... ¡YA HEMOS PASAO!


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 15 de mayo de 2017

Alberto de Buenos Aires a Monte Rushmore

La derecha populista no existe en mi país. Es populista el peronismo con todas sus variantes:kirchnerismo, massismo, peronismo bien pensante, terrorismo, etc. Son populistas muchos partidos, por ejemplo la izquierda que desesperamente busca votos. Hasta algunos de centro o centro derecha o centro izquierda, como quieran denominarse.

# Publicado por: Alberto Ricardo Sgueglia (Buenos Aires, Argentina)
lunes, 15 de mayo de 2017

Alberto, de Buenos Aires/Monte Rushmore

Permítame una pregunta: si Perón era la derecha populista en Argentina en los años 40, ¿quién es hoy el o la representante de la derecha populista, allá? Parece claro que no puede estar en el Partido Justicialista.
Una propuesta para el Valle: se puden demoler la Cruz y el conjunto de Ávalos, y en su lugar esculpir un Monte Rushmore local, con las efigies de Iglesias, Echenique, Irene Montero y Rita Maestre. Y en en el altar de la iglesia colocar una gran pantalla donde se están pasando peliculas españolas de la Guerra Civil todo el día.

# Publicado por: Derechón (Ciempozuelos)
sábado, 13 de mayo de 2017

Apocatástasis

¡Lo del Ragnark es total! ¡Jajaja!

# Publicado por: Derechón (Ciempozuelos)
viernes, 12 de mayo de 2017

Españoles, siento mucho lo que les pasa

Soy argentino, vivo en Buenos Aires. En 1989, visité vuestro magnífico país. Como turista y satisfaciendo los desos de mi mujer - hija de inmigrantes gallegos - que desaba encontrarse con su familia en Galicia. Aproveché la oportunidad para visitar el Valle de los Caidos. Ya en ese tiempo mostraba signos de deterioro que, según nos apuntó el guía que nos acompañaba, obedecía a la deliberada desidia y manifiesto odio del gobierno socialista. Españoles, siento mucho que estén sufriendo esa deriva populista y rencorosa de todo el abanico de izquierdistas y zurdosos ´biepensantes´ que pretende reescribir la historia. En mi país ya conocemos esa lamentable experiencia con el negocio de los Derechos Humanos y los ´desaparecidos´

# Publicado por: Alberto Ricardo Sgueglia (Buenos Aires, Argentina)
viernes, 12 de mayo de 2017

LEY DE MEMORIA RENCOROSA

Necrofilia y Plutofobia ´´virtudes´´ del españolito. Muy buen artículo Sertorio.

# Publicado por: el Blues (Madriz)
viernes, 12 de mayo de 2017

¡Qué verde era mi Valle!

¡Qué artículo más bueno! Estilísticamente muy dragoniano.
Se argumenta que el Valle es un centro recreativo de fascistas. Bueno, ¿y qué? ¿Es que los fascistas no tenemos derecho a reunirnos en un lugar simbólico? ¿No se reúnen los podemitas entorno a la tumba de la Pasionaria?
Luego, es preocupante qué va a pasar con el conjunto monumental del Valle. El Caudillo puede ir al cementerio de Mingorrubio y José Antonio donde la familia Primo de Rivera disponga. Pero ¿qué van a hacer con la abadía y con la Cruz? Se trata de un maravilloso ejemplo de arquitectura tendenza, y las esculturas de Ávalos son prodigiosas. Es de temer que esa panda de insensibles a los que sólo les gusta el bodrio del cine español lo demuelan.

# Publicado por: Derechón (Ciermpozuelos)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Nación
Pagamos a nuestros asesinos
Vuestro 18 de Julio
La carga de los tres reyes
Don Juan
Los entresijos del contubernio entre oligarcas, periodistas y gobernantes
¡Arriba Uropa!
Gibraltar no existe
No confundamos "patria" y "patrioterismo"
La crisis de la derecha política: modernidad y posmodernidad
La Leyenda Negra. Esa inmensa falacia de España genocida de América
España, o la dictadura perfecta
«Trump y Putin lo arreglarían de otra manera»
La derecha política ha desaparecido en España
Falangistas incómodos
Fascismo rojo
El caso Rufián
El 12 de octubre Barcelona se afirma española
¿Es España un país de funcionarios?
Los dueños del harén
Vuelve el Justiciero
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
3 Aquel niño sirio y este niño europeo
4 Pagamos a nuestros asesinos
5 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |