''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 26 de junio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
La fiel infantería

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta

JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
NACIÓN
La derecha política ha desaparecido en España

Mitin de Gil-Robles durante la República. Corrían otros tiempos para la derecha conservadora española...

Hablar hoy de un voto católico no es ni realista ni adecuado.
FERNANDO JOSÉ VAQUERO OROQUIETA

10 de febrero de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

FERNANDO JOSÉ VAQUERO OROQUIETA


Aparentemente, algo se mueve en la derecha española: Aznar marca su territorio en FAES y señala distancias con el PP de su heredero Rajoy; VOX se presenta en la cumbre identitaria (o de derecha alternativa, según se mire) de Coblenza, organizada por la líder de AfD Frauke Petry, reclamando un lugar bajo el sol; antiguos parlamentarios del sector denominado “pro-vida” del Partido Popular, caso de Ángel Pintado, se duelen por su exclusión en listas al Congreso y al Senado, así como del alejamiento de su partido de la defensa de la familia y la vida; la Red Floridablanca convoca un seminario inequívocamente liberal-conservador dirigido a jóvenes afines; el lobby Hazte Oír acentúa su presión en redes sociales y se lamenta por la inexistencia de una derecha operativa; se reflexiona, en publicaciones situadas en su periferia, en torno a los populismos; etc.
Se le echa de menos, se le busca, se le interroga, pero, ¿existe realmente?
Además, esta supuesta derecha: ¿es católica?, ¿inevitablemente católica? Pero, ¿católica “cultural”?, ¿confesional?
Ciertamente, algunas voces muy cualificadas, caso del ex-político catalanista Josep Miró i Ardèvol, vienen reivindicando, desde su portal ForumLibertas , la necesidad que tiene España de una presencia activa de políticos inequívocamente cristianos, por lo que ha promovido diversas iniciativas orientadas a la regeneración moral de la sociedad desde su blog Liberación, la activa asociación e-Cristians y el propio portal.
Otras voces hablan incluso de “voto católico”, sin diferenciar derecha e izquierda. Así, el comentarista de Hispanidad.com Andrés Velázquez calificaba contundentemente como "fracaso de los partidos católicos" los resultados obtenidos por las pequeñas formaciones que en las elecciones del 20-J se remitieron, en algún modo, a los llamados “Principios no negociables” enunciados por san Juan Pablo II. No en vano, esos pequeños partidos defensores de  la vida, la familia, la libre enseñanza y el bien común, sumaron peores resultados, todavía, que en diciembre de 2015. El entonces liberal-conservador VOX quedó en el puesto 16.º de todos los concurrentes con 46.781 votos (el 0,20% del total); cuando en diciembre de 2015 le votaron 58.114. El SAIN (Solidaridad y Autogestión Internacionalista) por su parte, sumó apenas 3.221 votos (el 0,01% del total), cuando en las de diciembre obtuvo 4.400 votos. En cualquier caso, unos datos mínimos e irrelevantes.
Concurre además otro factor: ¿no hay católicos que voten al Partido Popular o FE de las JONS, entre otros posibles? No olvidemos que existe una corriente interna en el PSOE denominada Cristianos Socialistas. ¿Y Podemos? Recordemos, por ejemplo, cómo Juan Bosco Martín Algarra destacaba en una de sus crónicas que “Entre los datos curiosos que arroja la última encuesta del CIS de febrero [de 2016], se encuentra una especialmente llamativa: los votantes de Podemos más practicantes, que van a misa no sólo los domingos sino también entre semana, son más que los votantes del PP que hacen lo mismo”.
En definitiva, hablar hoy de un voto católico no es ni realista ni adecuado; pues es un concepto equívoco, apenas operativo y nada incluyente. No en vano, desde el Concilio Vaticano II, el esquema tradicional que el “Pueblo de Dios” presentaba en España fue por completo desmantelado. La masa de fieles venía siendo estructurada por unos movimientos sectoriales de Acción Católica muy potentes; unos grupos especializados que elegían y cultivaban a los mejores, caso de la ACNP; y una jerarquía que con el clero y las órdenes religiosas, se presentaban básicamente unánimes en todo tipo de cuestiones: sustanciales e, incluso, accesorias. Todo aquello se acabó. Para bien y para mal.
Si no puede hablarse propiamente de “voto católico”, tampoco es posible remitirse a una “derecha católica”, por las mismas razones que hemos visto. La cuestión decisiva, entonces, es: ¿existe una derecha en España? Efectivamente, en el siglo XX español existieron potentes derechas: la fascistizante, la histórica tradicionalista-carlista, una puntual alfonsina autoritaria, la democristiana de larga y contradictoria evolución, la mínima republicana-conservadora, las transmutadas nacionalistas vasca y catalana, la sinuosa centrista-liberal… Pero ¿hoy?
Hace ya unos años, el prestigioso historiador Stanley Payne aseguraba que la derecha española, en términos históricos, había desaparecido. Al ser interrogado acerca de la supuesta audacia intelectual de las izquierdas y del rol de los discrepantes, respondía así: “Es curioso porque actualmente existe sólo un lado. La derecha, en términos históricos, ha desaparecido, no se puede hablar de derechas, hay que referirse a la ‘no izquierda’. Los valores ideológicos morales de la derecha histórica han desaparecido en cuanto a conceptos como la religión, el nacionalismo extremista y lo autoritario. Pero la ‘no izquierda’ sí existe; es una entidad amorfa, democrática, práctica y tolerante, que no acepta los mitos de izquierdas”. Son éstas unas afirmaciones que pasaron casi desapercibidas y que hoy mantienen una vigencia dramática, dado el desasosiego y la evidente desmoralización de algunos sectores de votantes en España; que o no votan o lo hacen resignadamente al Partido Popular u otras formaciones que perciben como más afines, según el temperamento de cada uno y los valores racionalizados como decisivos en cada votación.
Decíamos al principio de este artículo que “algo se mueve”. Pero, según fuentes muy autorizadas, y Stanley Payne no es la única, ya no existe una derecha política en España. ¿Es así? ¿Qué ha pasado? ¿Ha triunfado definitivamente el radical-progresismo en sus diversas formulaciones?
© La Tribuna del País Vasco

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 13 de febrero de 2017

que pasó con la iglesia?

Es difícil que haya una derecha católica cuando el propio papa (don Bergoglio) es de izquierdas, y se preocupa más por condenar el muro de Trump, aleccionar sobre no decir palabrotas, dar de comer a los pobres, etc que por presionar a los gobiernos para que las leyes se apeguen a las obligaciones cristianas... Donde está su condena rotunda a las leyes abortistas, la homosexualización en las escuelas, el feminismo, la eutanasia ya real en varios países y en camino en otros, los vientres de alquiler? Antes la iglesia defendía que la mujer se debía someter a su marido, cabeza de la familia mientras ella era el corazón, ahora eso ya no se dice, no es ´´políticamente´´ correcto.... Difícil que los ciudadanos de a pie (y partidos políticos) defiendan valores ´´cristianos´´ cuando todo apunta a que los propios líderes religiosos han quitado importancia a dichos valores...

# Publicado por: Requiario (Madrid)
domingo, 12 de febrero de 2017

Los poderosos

Los podemitas usan mucho la expresión ´´los poderosos´´. Creo que se equivocan porque ´´los poderosos´´ suena guay. Deberían usar ´´los potentados´´ o ´´la oligarquía´´ como se hacía antaño, que suena muy chungo.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
viernes, 10 de febrero de 2017

El futuro de la derecha

Paul Johnson, autor católico, sostiene que la Iglesia es mucho más flexible por dentro de lo que parece por fuera. Desde el Vaticano II, el catolicismo está absolutamente extendido entre el pueblo llano de izquierdas. El PSOE fue el partido de la clase media en los ochenta, y siempre tuvo millones de simpatizantes que se consideraban ´´católicos no practicantes´´ (pero católicos al fin y al cabo). No iban mucho a misa, pero sí se casaban y bautizaban a sus hijos por la Iglesia, acudían a las procesiones de Semana Santa e iban a los toros. Nadie pensaba en los ochenta que las procesiones de Semana Santa, las campanadas de las iglesias (Valencia), el sanfermín o las corridas de toros pudieran estar en peligro. Al contrario: hubo un auge de todo eso en los 80.
Pero estamos hablando de tiempos en que la corrección política no existía ni se la esperaba. Ahora ya está aquí como un ácido corrosivo. Lo que queda de la derecha tendrá que recuperar a esas clases medias y trabajadoras abandonadas por el PSOE y agredidas por la corrección política. La derecha tendrá que convertirse en una izquierda sin corrección política.

# Publicado por: Derechón (Ciempo)
viernes, 10 de febrero de 2017

UN ESCOLIO Y UNA PREGUNTA

´´La historia del dogma es ante todo el relato de los esfuerzos de la Iglesia para que la doctrina no se evapore en metafísica. Ni en Nicea, ni en Calcedonia expone la Iglesia teorías: circunscribe un misterio´´.

En este breve y profundo escolio, Nicolás Gómez Dávila trata de dar respuesta a la pregunta fundamental que, en mi opinión, plantea el artículo.

A saber: ¿Existe acaso una verdadera ´´filosofía política católica´´? Difícil respuesta ya que, en mi opinión, ésta no se trataría utilizando la terminología moderna- de una simple ´´ideología´´. Los principios fundamentales de esta filosofía política serian teológicos, no, por paradójico que sea, filosóficos. Ahí radica su dificultad.

Si en un pasado se han realizado esfuerzos para su elaboración y quizás en algunos momentos de nuestra historia pensemos en la monarquía hispánica- se logró alcanzarla, queda claro que tras las revoluciones liberales y el subsiguiente proceso secularizador, a día de hoy no queda absolutamente nada. Sólo los aislados y titánicos esfuerzos de unos pocos.

Ni ataco ni defiendo, sólo expongo mi opinión



# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Nación
Don Juan
A moro muerto, gran lanzada
Los entresijos del contubernio entre oligarcas, periodistas y gobernantes
¡Arriba Uropa!
Gibraltar no existe
No confundamos "patria" y "patrioterismo"
La crisis de la derecha política: modernidad y posmodernidad
La Leyenda Negra. Esa inmensa falacia de España genocida de América
España, o la dictadura perfecta
«Trump y Putin lo arreglarían de otra manera»
Falangistas incómodos
Fascismo rojo
El caso Rufián
El 12 de octubre Barcelona se afirma española
¿Es España un país de funcionarios?
Los dueños del harén
Vuelve el Justiciero
Extirparán las "malas hierbas" de Podemos. Pero con mucho amor
El Cid era catalán
Podemos: de Kant a Ikea
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
"Imagine"
2 Patente de corso
3 ¿De verdad la economía pública es el demonio?
4 SERTORIO
La fiel infantería



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |