''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 24 de abril de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


JAVIER R. PORTELLA
¿Y ahora qué?

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
¿A cambio de qué?

JESÚS J. SEBASTIÁN
La(s) Nueva(s) Derecha(s) y el movimiento identitario (I)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
CULTURA
Cuando nuestro pasado se hace presente

Así era la vida en una casa de Pompeya


Se abre por primera vez la Villa Imperial, que conserva uno de los mayores y más bellos ejemplos de pintura pompeyana.
Ángel Gómez Fuentes

11 de mayo de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ÁNGEL GÓMEZ FUENTES


Pompeya continua asombrando. Por primera vez se ha abierto al público la Villa Imperial, lujosa residencia construida en el siglo I d. C., con vistas sobre el golfo de Nápoles. De grandes dimensiones, esta villa conserva uno de los mayores y más bellos ejemplos de pintura pompeyana. En la residencia se refleja el lujo en el que vivía una familia rica en su ambiente y con los objetos de la vida cotidiana: braseros y lámparas de bronce, platos de cerámica...
En sus salas se ha reconstruido un triclinio, el comedor con extraordinarios frescos, con muebles y diversos objetos. En sus salones la vida transcurría entre el ocio y los encuentros diarios que el propietario de la residencia tenía con sus clientes y empleados que venían desde el campo a rendir pleitesía al patrón. Esta Villa Imperial constituye un modelo de la reconstrucción que se está haciendo en Pompeya, donde se pueden admirar sugestivas residencias con ambientes domésticos de la vida cotidiana de la ciudad romana destruida por la erupción del Vesubio en el año 79 d.C.
En esta Pompeya mágica que sigue abriendo nuevos espacios renace el Antiquarium: un espacio reconvertido en museo que se había cerrado en 1980 por los daños causados por un terremoto. Reabre después de 36 años con una gran exposición titulada «Por gracia recibida. La devoción religiosa antigua y moderna en Pompeya». Desde tiempo inmemorial, las ofrendas de los fieles a los dioses y ulteriormente a los santos por haberles escuchado en sus peticiones y oraciones eran acompañadas con una fórmula: «Por gracia recibida». La exposición profundiza en esta relación íntima y personal del hombre con lo trascendente, que se perpetúa a través de los siglos, desde el mundo antiguo pagano hasta nuestros días con la tradición cristiana.
«Ex voto suscepto» («Según promesa hecha») era la antigua fórmula latina para expresar la gratitud a los antiguos dioses. La oración y agradecimiento a menudo se acompañaba de un voto: una promesa para obtener una determinada gracia (salud, protección, bienestar para las personas queridas).
Exvotos en los templos
Hoy seguimos viendo en iglesias y santuarios exvotos colgados en los muros o capillas de los templos: ofrendas o dones, como una muleta, figuras de cera, cuadros, etc., que los fieles dedican a Dios, a la Virgen o a un santo como recuerdo de un milagro o beneficio recibido por el fiel o un pariente.
Ahora, por primera vez en una exposición, se muestran las ofrendas y rituales que los romanos de Pompeya donaban a las divinidades paganas y se comparan con los dones que los cristianos, todavía hoy, ofrecen al Santuario de la Virgen del Rosario, el principal lugar de culto católico de Pompeya. Se puede comprobar el gran paralelismo que, cambiando la época y las religiones, se perpetúa en un ritual y muestras de ofrendas votivas idénticas en las formas. Estatuillas, quemadores de incienso y bustos eran algunos de los dones a Marte, Apolo, Minerva y a Venus, esta última, diosa protectora por antonomasia de Pompeya y de los pompeyanos. Incluso Nerón y Poppea Sabina, su segunda mujer, le enviaron una ofrenda Ex voto suscepto. El primero envió una lámpara de oro que pesaba unos tres kilos, mientras Poppea mandó un collar enriquecido con una esmeralda y una perla.
En definitiva, la exposición «Por gracia recibida» permite hacer un extraordinario recorrido en la relación del hombre y lo divino, entre el mundo antiguo pagano y el cristiano, en una sorprendente continuidad de expresión en el respeto de la profunda diversidad de la dos religiones.
© ABC

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Cultura
Los nuevos reaccionarios
"El Manifiesto" cumple 10 años
¿Es de extrema derecha la Edad Media?
Diálogo entre Ferrer-Dalmau y Pérez-Reverte
Sexo libre y salvaje en la antigua Roma
El triunfo de lo inmundo (o del «in-mundo»)
Las lecciones de Gramsci
Julien Freund o la imaginación del desastre
Vivimos en la era de la ignorancia
La hora de Bizancio
Morir en Venecia
El soldado, el trabajador, el rebelde, el anarca
Ernst Nolte y su revisión del fascismo (y II)
Isla de Lobos
Ernst Nolte y su revisión del fascismo (I)
No lea, emociónese
El tango, lo erótico y lo sagrado
Víctor Barrio, ¡presente!
Ha muerto un torero. La plebe animalista lo celebra
Los griegos y nosotros
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
José Vicente Pascual
1 FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
¿A cambio de qué?
2 Los nuevos reaccionarios
3 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
La guerra de las Galias
4 ¿Rusia o América? Metapolítica de dos mundos aparte
5 Todo se juega hoy (y 15 días después)



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |