''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 29 de marzo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
Violación por tradición

ALAIN DE BENOIST
Derecha-izquierda, ¡sanseacabó!

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Perderéis como en el 36

JAVIER R. PORTELLA
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Preservar la composición étnica de Europa


"Hay que preservar la composición étnica de Europa". Lo dijo no hace mucho la embajadora de Hungría en España, Enikó Gyóri, y a la pobre señora le cayó la del pulpo.
José Javier Esparza

4 de enero de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ JAVIER ESPARZA


“Hay que preservar la composición étnica de Europa”. Lo dijo la embajadora de Hungría en España, Enikó Gyóri, y a la pobre señora le cayó la del pulpo. Cometió el error de pronunciar esas palabras en La Sexta, que se apresuró a exhibirlas como piedra de escándalo. El mismo linchamiento, probablemente, habría acometido cualquier otra cadena de la mayoría mediática. A los europeos del este –en Hungría, en Polonia, en Eslovenia- les cuesta entender que hay ciertas cosas que no pueden siquiera mentarse en Occidente. ¡La “composición étnica” de Europa! 
¡A quién se le ocurre! Y sin embargo… ¿se ha parado alguien a reflexionar sobre el asunto? Porque, en el fondo, lo que ha dicho la embajadora es una obviedad. Y lo notable no es la frase, sino el hecho de que suscite escándalo.
¿Quién se escandaliza al oír la expresión “composición étnica de Europa”? Curiosamente, los mismos que a todas horas nos flagelan por haber atentado contra la “composición étnica” de los amerindios o los bantúes. Y, por supuesto, está bien preocuparse por amerindios y bantúes, pero ¿quiere decirse que éstos tienen derecho a preservar su “composición étnica” y los europeos no? ¿Por qué? Y a todo esto, ¿alguno de los que lanzan la fatwa progre sabe qué quiere decir “composición étnica”?Porque en el debate político-periodístico, cada vez más infantilizado, dices “étnico” y el interlocutor entiende “campo de concentración”, pero en realidad se trata de algo enteramente distinto. Y a poco que se reflexione, se verá que “preservar la composición étnica” es algo que tiene todo el sentido del mundo. Incluso la de Europa.
La composición étnica es el conjunto de características que dan su especificidad cultural a un grupo humano. Etnia no es raza: es mucho, muchísimo más. La etnia, que es un término de la antropología, y no de la biología, viene definida por una comunidad de lengua, de religión, de costumbres, de usos sociales, un sistema de creencias compartido, una tradición, una memoria común… El aspecto físico sólo es un elemento más, y ni siquiera el más importante. Por ejemplo, en España hay muchos inmigrantes hispanoamericanos –se habla de hasta dos millones-, frecuentemente con un aspecto físico inequívocamente amerindio, y eso no ha variado la composición étnica de España: hablan y piensan en nuestro mismo idioma, rezan al mismo Dios, comparten numerosos usos y costumbres, etc. Inversamente, en Afganistán o en Irán hay cuantiosos grupos de raza europea, pero hablan otras lenguas, rezan a otro Dios, tienen otras costumbres, otras leyes, otra manera de relacionarse con el mundo y entre sí mismos… ¿Alguien duda de que dos millones de afganos o iraníes en nuestro país si cambiarían la faz de España? Por supuesto, los rasgos étnicos, en las sociedades actuales, no son enteramente uniformes ni exclusivos. Por eso no se habla tanto de “etnia” como de “composición étnica”, una fórmula que recoge mucho mejor la pluralidad real de nuestras comunidades.
Aclarado qué quiere decir “composición ética”, hagamos la pregunta: ¿Hay que preservar la “composición étnica” de Europa? La pregunta en realidad debería formularse a la inversa: ¿por qué no íbamos a preservarla? Las ideologías modernas, dominadas por dogmas materialistas de naturaleza económica, suelen desdeñar los rasgos culturales y las especificidades de los pueblos. O sea, su “composición étnica”. Así llevamos más de medio siglo asistiendo a empresas tan absurdas como pretender que en ámbitos culturales musulmanes, centroafricanos o indochinos florezcan democracias de libre mercado al estilo occidental. Los resultados son invariablemente catastróficos. ¿Por qué?Por la sencilla razón de que ese modelo político-económico, que tantos juzgan como el mejor de los posibles y aplicable con carácter universal, en realidad sólo es viable en sociedades cuyos rasgos culturales –cuya “composición étnica”- se ajusta a los patrones de la civilización europea, moderna y cristiana. En otros ámbitos culturales es posible, por supuesto, encontrar fórmulas de justicia, libertad, prosperidad, etc. Pero serán fórmulas adaptadas a su propia especificidad cultural. A su propia “composición étnica”.
Lo dijo De Gaulle
Es verdad que en Occidente, hoy, mucha gente defiende que la diversidad étnica es algo “malo”, una suerte de rémora del pasado (¿de cuándo exactamente?) que hay que extirpar. Hablar de una Europa étnica sería una blasfemia. Para esta gente, también los demás pueblos han de renunciar a su identidad –los musulmanes, por ejemplo-, porque va contra el progreso. Sorprendentemente, a esta posición etnicida la llaman “antirracismo”. ¿Pero hay algo más racista que predicar la extinción de todas las razas? Aún peor: ¿hay algo más racista que pretender convertir a todo el género humano a una ideología que es estrictamente occidental?
Charles de Gaulle, cuyas convicciones democráticas nadie pondrá en duda, dijo en cierta ocasión algo que hoy sería motivo de escándalo. Reproduzco la cita completa, servida por Alain Peyrefitte: “No hay que engañarse. Está muy bien que haya franceses amarillos, franceses negros y franceses morenos. Eso enseña al mundo que Francia está abierta a todas las razas y que tiene una vocación universal. Pero con la condición de que sean una pequeña minoría. Si no fuera así, Francia no sería Francia. Nosotros somos, ante todo, un pueblo europeo de raza blanca, de cultura griega y latina y de religión cristiana… Basta de cuentos”.
Estas mismas palabras de De Gaulle, una a una, pueden aplicarse a cualquier nación europea y a Europa en su conjunto. Somos, sí, pueblos de raza blanca, cultura griega y latina y religión cristiana. Todo eso, y bastantes cosas más, determina nuestra “composición étnica”. Por eso podemos, además, abrir la puerta a personas de otras razas, de otras religiones y de otras culturas, lo cual no es particularmente frecuente en otras latitudes.Pero podremos abrirnos siempre y cuando el sistema de valores dominante en nuestro suelo sea el nuestro, porque, de lo contrario, desaparecerían las condiciones que hacen posible la apertura.
Sí, claro que hay que “preservar la composición étnica de Europa”. Una Europa habitada mayoritariamente por otros pueblos, o en la que fueran éstos los que imponen las reglas del juego, dejaría de ser Europa. Por eso lo que dijo la embajadora húngara es perfectamente sensato. Lo insensato es esa especie de suicidio étnico que tantos predicadores pregonan so capa de “antirracismo”.
Basta, en efecto, de cuentos.
(c) La Gaceta

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
sábado, 09 de enero de 2016

De acuerdo

Ahora son los europeos los que deben zafarse esta espada horrible que pende sobre ellos...Despierten, conserven su herencia porque los otros lo único que desean es vuestra destrucción...El día que Europa deje de tener blancos van a retroceder hasta las cavernas...En fin...

# Publicado por: Jurgen (Chile)
jueves, 07 de enero de 2016

El futuro nos lo están diseñando

Los planificadores del futuro de Europa han dispuesto lo que estamos viendo y sufriendo con estupor, los pasos previos fueron la Otan y la Unión europea, un gobierno que marcaba las directrices económicas, de alianzas forzosas y de administración de las poblaciones. Europa se ha construido como un enorme mercado y se necesitan muchísimos millones de consumidores para comprar todo lo que las grandes multinacionales producen. La natalidad entre los autóctonos ha descendido a niveles alarmantes por la incorporación de la mujer europea al mercado laboral y porque se ha creado una aversión hacia los valores de la familia y la cultura en la que hemos nacido que nada tienen que ver con lo que se nos está inculcando desde los medios de comunicación, la progresía y los grupos de presión que se dedican a demonizar todo lo que tenga que ver con la tradición. Este ambiente invita poco a tener hijos, a casarse, ni siquiera considerar la solidaridad entre paisanos, no digo ya amor a la patria ni a otros principios sin los cuales un pueblo está condenado a la extinción física y moral. Los planificadores lo deben de tener bien presente y, por ello, han dispuesto la entrada masiva de inmigrantes, millones de ellos, y de esta manera no peligrará el inmenso mercado que han diseñado en aras de un brillante futuro del capitalismo especulativo, ¿ Los pueblos europeos, su historia, su acervo cultural y humano ? Prescindibles.

# Publicado por: Juan Carlos (madrid)
martes, 05 de enero de 2016

MUSULMANES

Estoy totalmente de acuerdo con la embajadora húngara y por supuesto con su Presidente cuando defendió a su país de esa INVASIÓN DE REFUGIADOS MUSULMANES. Desde que esa gente pisa el territorio de Europa exigen sus ´´derechos´´ pero no cumplen nuestras leyes ni nuestras normas. El pasado día de Nochevieja, en Colonia unos 1.000 hombres musulmanes organizados en grupos cometió un montón de robos y violaciones....No se detuvo a nadie, si no fueran musulmanes no habrían actuado así y en el caso que lo hicieran estarían en la cárcel y en poco tiempo expulsados;
Los musulmanes por causa de su religión no se integran en Occidente porque muchos de sus principios son contrarios a nuestras leyes y por tanto debería de ser PROHIBIDA.
Los refugiados musulmanes deberían de irse a países musulmanes, sobre todo a Arabia Saudí y Emiratos Arabes que son estados con mucha riqueza y extensión

# Publicado por: PELAYO 722 (SIERO. ASTURIAS)
lunes, 04 de enero de 2016

ETNICO significa EL ESTADO NACIONAL NO EXISTE.-

.-Los discursos ´´etnicos´´ responden a una estrategia, en la cual los Estados Nacionales ´´serían´´ construcciones NO GENUINAS, artificios.
Para la globalización , plutócrata y transnacional, el plan es perfecto.
.- Desaparecen los paises -tal como los conocemos-, y (podrían) armarse paises minúsculos.-
.-Basta que no existan potencias soberanas, como Rusia, porque ´´descompaginan´´.-
.-Las etnias, son ORIGINARIAS, es decir auténticas y respetables, los Estados son opresores que deben ´´entregar espacio político´´, -territorio- llegado el caso, bajo amenaza incluso de no respetar los derechos humanos, los de las minorías (oprimidas) asi aparece hoy la dialéctica marxista reciclada.
.-Por eso el islamismo en Europa como el indigenismo en América , SON EL MISMO TEMA.
.-Las etnias deben reconocer en primer lugar el MESTIZAJE CULTURAL, y el Islam debe responder particularmente por la falta de RECIPROCIDAD, los paises islámicos NO TIENEN LAS LEYES DE LIBERTAD RELIGIOSA de la que gozan en Europa.-



# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
lunes, 04 de enero de 2016

El matiz y lo que marca la diferencia.

De Gaulle toca el matiz (eso que tanto odian los neoliberales y los progres recalcitrantes): ´´no hay problema mientras sean una pequeña minoría´´. En cualquier caso, no hay nada que hacer mientras las europeas sigan pariendo niños mulatos, la mayoría de las veces de padre de la criatura desconocido. Hay que asumirlo: no hay nada que hacer. La mujer blanca ´´ha visto la luz´´. :(

# Publicado por: Progre Descarriado (Madrid, Castilla)
lunes, 04 de enero de 2016

NIños por favor

Para eso hayque volver a las viejas costumbres,TENER NIÑOS,como
los tienen todos los extracomunitarios,lo demás son cuentos.

# Publicado por: josepxicot@gmail.com (Barcelona)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Javier Esparza
Estamos en guerra
"Queremos repensar Europa, y refundarla en paz y libertad"
La conquista de Granada
La izquierda histérica
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (y II)
Verdades y mentiras sobre el terrorismo islámico (I)
La crisis del PSOE, o la pesadilla de Sagasta
La próxima guerra ha comenzado ya (y VI)
La próxima guerra ha comenzado ya (V)
La próxima guerra ha comenzado ya (IV)
La próxima guerra ha comenzado ya (III)
La próxima guerra ha comenzado ya (II)
La próxima guerra ha comenzado ya (I)
Miguel de Cervantes: gloria y pena del caballero andante
La purga que rompió a China en dos
"Con Rajoy hubiésemos perdido la Reconquista"
Deconstrucción del mestizaje
Isabel (y Fernando): los Reyes Católicos
¿Dejó Franco que mataran a José Antonio?
Por qué ha ganado el Frente Nacional
La Historia ha cambiado de rumbo
Pues claro que ´esto´ es el islam
¿De verdad Rusia es el enemigo?
12-O: morder cabezas de serpiente
Lo que nos une: algo más que la historia común
La defensa de Occidente ya no tiene sentido
Día UNO después de Mas
Refugiados: cosas que todos saben y nadie osa decir
¿Estamos obligados a acoger a los refugiados?
11-S. El día que cambió el mundo
El Nuevo Orden del Mundo (NOM)
Stalin: la mujer como instrumento
Eva Braun: la mujer que no existía
Mussolini, amante volcánico
Lenin y sus mujeres
Un emperador sin corona rompió el Telón de Acero
La desdicha de un cruzado en el siglo XX
Goytisolo, el Cervantes que odia España
No me sea usted islamófobo
Islam, islamismo, yihadismo…, ¿qué es cada cosa y qué significa?
Para Rajoy, los islamistas no tienen nada que ver con el islam
Claves para entender lo que pasa en el mundo
Goytisolo o el odio a España
Las de Femen profanan Paracuellos
Largos, afilados cuchillos en el PP
Ahora el problema ya no es Cataluña: es España
La cosmocracia española
Pablito Iglesias quiere partirnos la cara so pretexto de "justicia proletaria"
Estado Islámico: ¿quién le pone el cascabel al gato?
Vomitivo festival de demagogia
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 ALAIN DE BENOIST
Derecha-izquierda, ¡sanseacabó!
2 El secreto de los populistas
3 JESÚS LAÍNZ
Violación por tradición
4 Nenes mimados, adultos blandengues



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |