''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 22 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar

SERTORIO
Inevitable
 
¡A por los (verdaderos) culpables!

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liberalismo: las cuatro caras del enemigo (y II)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Sólo la Casualidad impidió que el terrorista se cargara a todos los pasajeros del AVE francés

La mayor de las Casualidades

Los tres agentes de la Casualidad

La Casualidad se las ingenió para que fueran tres y estuviesen además tan bien adiestrados como para dominar sin armas y con toda la sangre fría del mundo a un tío armado con ametralladora, pistola y puñal.
Javier R. Portella

24 de agosto de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER R. PORTELLA


No cabe duda, ha sido una Casualidad, pero con mayúscula : una gran, enorme y, sobre todo, felicísima Casualidad. Sin ella…

¡Tranquilizaos, buenas gentes! ¡Que no cunda el pánico! A punto estuvo el terrorista del AVE francés de cometer una ingente masacre, pero afortunadamente ahí estaban dos valientes soldados norteamericanos (más un jugador británico de rugby): en el lugar preciso y en el momento adecuado. Si no, la habrían palmado los 544 pasajeros del AVE Amsterdam-París, así como la valiente tripulación que corrió a encerrarse bajo siete llaves y no abrió la puerta a un solo pasajero. Ni uno habría quedado a salvo, pues eran varios centenares de balas lo que el terrorista moro (palabra que las autoridades intentaron evitar al comienzo) tenía en sus cargadores.

No sólo los ángeles de la guardia estaban ahí en el momento oportuno y en el sitio adecuado, sino que además eran tres. De haber sido menos, el terrorista hubiese tenido bastantes posibilidades de escabullirse y emprender la matanza. De nada le habría servido a la Casualidad enviar tan sólo a uno o dos de los numerosísimos soldados estadounidenses que, como es bien sabido, se la pasan viajando y haciendo turismo por Europa. Pero no, la Casualidad se las ingenió para que fueran tres y estuviesen además tan bien adiestrados como para dominar sin armas y con toda la sangre fría del mundo a un tío armado con ametralladora, pistola y puñal, cosa que difícilmente hubiese ocurrido si la Casualidad se hubiera limitado a enviar a unos soldados corrientes y molientes.

La verdad es que la Casualidad bordó su trabajo. Porque, además, no se quedó ahí. Hubo un tercer elemento, ¿no lo veis, buenas gentes? Vamos a ver, pensad un poco, ¿para qué os sirve, si no, esa cosa que a los yihadistas tanto les gusta cortar? Toda la prensa, es cierto, ha dado la noticia, pero nadie la ha relacionado con las otras dos grandes contribuciones de la Casualidad. Resulta que el terrorista del tren era perfectamente conocido por los Servicios de esa cosa que no se sabe por qué llaman “Inteligencia”. Unos inteligentes Servicios que también conocían muy bien —es otra Casualidad— a todos los terroristas que se han dedicado estos últimos tiempos a expandir el Terror en Francia (todos pertenecientes a la etnia y a la religión que las autoridades galas no les gusta precisar). Al del viernes pasado también lo conocía muy bien la Inteligencia española, de cuando estuvo traficoteando droga por Madrid y Algeciras. Los Servicios franceses, por su parte, sabían muy bien que el morito había estado recientemente en Siria, país en el que un cierto Califato organiza, mediante abundantes cortes de testas, la yihad contra el infiel.

Pero la Casualidad —negativa en este caso— hizo que, aun disponiendo de tales informaciones, las fuerzas de seguridad no lograran impedir que el terrorista se les escapara de su celoso control y acabara encontrándose con dos soldados norteamericanos y un jugador británico de rugby en el momento preciso y en el tren adecuado.

Fue una Casualidad, os lo aseguro,  buena gente. La mayor de las Casualidades jamás producida en la lucha por vuestra sobrevivencia.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
martes, 25 de agosto de 2015

No le falta a usted razón

No le falta a usted razón en una cosa, izquierdista heterodoxo: la politica de EEUU respecto a Oriente Medio durante los últimos años ha sido nefasta. Pero esa reacción satisfecha y suicida de los europeos, ´´América es culpable, nosotros somos gente guay´´, es el colmo de la irresponsabilidad (y la cobardía). ELLOS siembran y NOSOTROS recogemos tempestades. Puede que algunos tengan vocación de mártires y aspiren a morir en éxtasis de cordura y razón, pero otros pensamos que luchar por Europa es preferible a poner velitas, llorar por los decapitados y abrazar de buen rollo a quien suspira y reza por acabar con nuestra civilización, meternos a cuatro patas en una mezquita y enterrar bajo un burka a las mujeres de occidente. NOSOTROS tenemos siempre razón, sí; pero también miedo y culpa por seguir existiendo. ELLOS, los norteamericanos, tienen voluntad de ser, con tempestades y con lo que haga falta.

# Publicado por: José V. Pascual (Tenerife)
lunes, 24 de agosto de 2015

Antes de la guerra de Irak

Me gustaria que Izquierdista heterodoxo hiciera un poco de memoria y recordara como desde hace muchos años, cada semana recibiamos noticias de atentados islamistas en el continente asiatico, matando miles de personas. Quizas seas muy joven para recordar, pero a finales del siglo pasado ya se alzaban voces en Europa sobre el peligro de que los atentados se extendieran a nuestro continente. Como quedaban muy lejos de nuestras cómodas vidas nadie dio crédito a esos avisos y ahora nos encontramos con un gran problema a escala mundial que será muy difícil de parar. Ten en cuenta que los políticos siempre minimizan e incluso ocultan los problemas que sufre la sociedad, y en muchos puntos de España (por no hablar de Europa) hay verdaderos problemas con el yihadismo. Esto hace que se mire a todos los musulmanes con recelo, y lo pagan las buenas personas que han venido buscando un futuro mejor y practican su religión sin ningún fanatismo.
En cuanto a los americanos, te diré que gracias a ellos nos libramos del nazismo, que fueron los que intervinieron en el conflicto de los Balcanes (ahí no había petroleo, ni oro, ni nada de que aprovecharse), pues Europa no hacía nada y tuvo que pedir la intervención americana para intentar acabar con los horrores de esa guerra, que fue una vergüenza para los europeos por su crueldad.
Y para no extenderme más, te diré también que antes de la guerra de Irak, ya se habían abortado algunos atentados yihadistas en Europa.

# Publicado por: Cecilia Miguel (Vinaròs)
lunes, 24 de agosto de 2015

El primo de Zumosol

El primo de Zumosol ha provocado que ahora tengamos a estos moritos sembrando el terror por Europa. Antes de la guerra de Irak apenas pasaban estas cosas (el terrorismo del FIS se acabó hace mucho). Si a lo de Irak añadimos lo de Siria... qué más queremos.
Siembra tempestades recoge tempestades.



# Publicado por: Izquierdista heterodoxo (Jerez de la Frontera (España))
lunes, 24 de agosto de 2015

Menos mal

Y menos mal que ha ocurrido en Francia. En España ya habría varios políticos ( tal vez ex-ocupa) insistiendo en que se averiguara los métodos empleados por los soldaditos y si con ellos ponían en mayor riesgo la preciosa vida del ´´presunto´´ terrorista y varios ´´jueces para la democracia´´ dispuestos a admitir a trámite cualquier denuncia contra los soldados, a lo mejor con el jugador de rugbi hacían la vista gorda, por brutalidad y por meterse en lo que no les importaba.

# Publicado por: J. A. Martínez (Madrid)
lunes, 24 de agosto de 2015

Comentario de un amigo

Mi amigo Martín Domingo Carrillo, autor de un librazo recopilatorio de artículos titulado ´´El vendedor de crecepelo´´, que pronto verá la luz editorial en un sello muy próximo a El Manifiesto, ha publicado hoy en su facebook, sobre este asunto, el siguiente comentario:
´´Mientras la tripulación-europea- se encerraba bajo llave en la cabina, dejando abandonado al pasaje, han tenido que ser dos soldados norteamericanos de vacaciones los que se enfrenten al terrorista islámico y eviten la catástrofe del tren Amsterdam-París. Todo un símbolo. Siempre ha sido así: Europa le escupe en la cara a América y le ríe las gracias a quienes quieren destruir occidente. Y cuando las cosas se ponen feas, ahí está el primo de zumosol para sacarnos las castañas del fuego´´.

# Publicado por: José V. Pascual (Tenerife)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
¡A por los (verdaderos) culpables!
Los 300 de Ceuta
"¡Turistas fuera!" "Refugees Welcome!"
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
La papilla electoral
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
¿Un islam bueno… y otro malo?
Marine Le Pen echa un cable a Podemos y a Syriza
Los globalizadores mundialistas, peores que los nacionalistas patrioteros
Plebe rica y plebe pobre
Hungría: una gran revolución conservadora en marcha
"¿Qué dicen de nosotros en Madrit?"
Hace hoy 25 años caía el Muro. Caía el comunismo
¡A la cárcel los piropeadores!
Debate sobre paganismo y cristianismo
Un 90% de franceses aprueban la eutanasia
Felipe VI, primer rey laico-republicano de la Cristiandad
Aún existen los Pirineos
Dos preguntas decisivas. Sin responderlas, nada podrá cambiar jamás
El Proyecto de un mundo nuevo
De las Tablas de la Ley a las tablets de la modernidad
No, no ha muerto
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
3 Aquel niño sirio y este niño europeo
4 Pagamos a nuestros asesinos
5 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |