''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 29 de junio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  

En 1958 daba risa el islamismo
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

SERTORIO
La fiel infantería

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta

JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
Este artículo, hace cuatro días, se titulaba "El PP salva los muebles"

elmanifiesto.com

25 de mayo de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

Hace cuatro días, este artículo se titulaba "El PP salva los muebles", y decía así: 

 "Salvó los muebles el Partido Popular. A última hora, entre suspiros de alivio, pero los salvó. Continua siendo la fuerza más votada en España tras las elecciones municipales y autonómicas celebradas ayer, 24 de mayo. A pesar de la ruidosa, frenética emergencia de movimientos de ultraizquierda, del “bocado” de votos que sin duda le ha arrebatado Ciudadanos, de la tenacidad implacable con que la izquierda mediática y social ha hurgado en los múltiples casos de corrupción que salpican al partido, las “mareas” de todos los colores que han contestado a su política económica, a los famosos recortes, a las reformas en educación… y mil etcéteras; a pesar de todo ello, sigue siendo el principal partido de España y se sitúa en condiciones favorables para encarar las próximas elecciones generales. Para mayor tranquilidad de los populares, el batacazo del PSOE ha sido mucho peor que el suyo. El PP resiste a trancas y barrancas mientras que el partido socialista se difumina poco a poco y está a punto de decir adiós a su hegemonía en la izquierda.

 Sin embargo, aun considerando estas relativas buenas noticias para ellos, harían muy mal los dirigentes del PP si conjeturasen sobre su capacidad para gestionar estas difíciles circunstancias o sugirieran siquiera en su análisis, tras la jornada electoral, que sus “buenos” resultados se deben a méritos propios, a lo bien que lo han hecho y lo inteligentemente que han minimizado los anunciados daños. Cometerían un error fatal.

 El PP no lo ha hecho bien. Lo ha hecho mal, muy mal. Casi que peor imposible. Su falta de atención a los previsibles estallidos de escándalos y corruptelas ha sido clamorosa; su falta de sensibilidad hacia las preocupaciones reales de la ciudadanía, desesperante; su habilidad en la comunicación y desenvoltura en el debate de ideas, nulas. Si han conseguido librarse del turbión emergente de la izquierda “indignada” y del ascenso de Ciudadanos no ha sido gracias a ellos. Lo repito otra vez, a ver si alguno de por ahí arriba se entera: NO HA SIDO GRACIAS A ELLOS.

 Si el PP ha conseguido superar esta jornada electoral, no salir destrozado, agónico y apabullado por el descontento de la ciudadanía, ha sido porque muchos miles y cientos de miles, quizás millones de votantes, han antepuesto la sensatez a las ganas de mandarlos adonde seguramente merecen: la cuneta de la historia. Para miles y cientos de miles, quizás millones de votantes, los males y desastres futuros, prefigurados por esa izquierda histérica, sectaria y totalitaria que llega, son mucho peores que el desafuero presente, del cual es responsable el gobierno de Rajoy. El PP, hoy, ha sido el mal menor, el clavo ardiendo al que aferrarse antes que soportar a multitud de alcaldes y alcaldesas cortados por el mismo patrón fanático stalinista de la que, con toda probabilidad, será en unas semanas primera edil de Barcelona. Hoy lo consiguieron, mantuvieron su condición de último recurso ante la incertidumbre y la sombra bolivariana sobre España. Pero un mal remiendo, todo el mundo lo sabe, no dura para siempre. Tarde  temprano se manifestará como lo que es, una penosa chapuza, y dejará de ser útil para nadie. La gente no soporta el clavo ardiendo más de siete segundos, está más que comprobado.

 Harían bien en tomar nota de ello cuando piensen y planifiquen y se reorganicen tras este fracaso sin cataclismo, de cara a las inminentes elecciones generales". 

***

Pero han pasado cuatro días y, claro, sólo hay una cosa que el PP haga peor que gobernar cuando le va bien: gestionar sus crisis cuando le va mal. En cuatro días, empleándose a fondo en la torpeza, la prepotencia y la cerrilidad, han convertido un mal resultado electoral con daños minimizados en una auténtica debacle. De ser el partido más votado se han propuesto y han conseguido ser el único derrotado. El emplazamiento a Carmona para que acceda a la alcaldía de Madrid con los votos populares, ha librado al cabeza de lista del PSOE del suicidio político que le suponía votar a Carmena y, de facto, dejar de ser la fuerza de referencia en la izquierda madrileña. Carmona sí salva sus muebles, gracias a las ocurrencias de Aguirre. Votará a Ahora Madrid con la conciencia muy tranquila, en victoriosa actitud de desplante a "la derecha" y con las expectativas electorales de su partido intactas.

El resto de desaguisados, el canibalismo y la histeria que han recorrido al PP durante estos días, ofrecen la peor imagen de quienes, visto lo visto, sólo sirven para gobernar entre regular y mal, y nunca lo harán bien porque no dan más de sí. Y, apabullante evidencia: no tienen pajolera idea de cómo orientarse en mares revueltos, como los que ahora toca surcar a la política en España. Arreglados van.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Lejos de Itaca
¿Madre no hay más que una?
Del azul nacen los caballos
Heterodoxia
Control mental - El arma oculta de las élites
Cervantes, inventor del doctor Watson
Cicatriz
La dependencia de Cataluña
Un país imaginario
Muerte o muerte
Capitalismo, mentira, mito y realidad
"Rebeldes", la seducción de la aventura
La fantasía de la razón en el universo holmesiano
Los bárbaros
Autores indie
El vuelo del águila
El PP se suicida
Podemos, un partido para los días de fiesta (II)
Podemos, un partido para los días de fiesta (I)
Algo por la vida, la verdad y la belleza
Destruir lo comunitario, destruir al individuo
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Metapolítica de Corto Maltés
2 SERTORIO
La fiel infantería
3 En 1958 daba risa el islamismo



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |