''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Miércoles, 26 de julio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
En 1958 daba risa el islamismo
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

ALAIN DE BENOIST
La política, la moral y la moralina

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
El hombre sin atributos

SERTORIO
Muerte de un poeta
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
¿Tiene Albert Rivera una "eminencia gris"?


La juventud, el dinamismo, la frescura, la excelente imagen, el desparpajo, la desenvoltura mediática, la rapidez de reflejos, todo esto sabemos que lo posee Rivera. Pero al menos yo querría saber si por ventura existe en él también algo más.
Antonio Martínez

1 de abril de 2015
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ANTONIO MARTÍNEZ


Hace un par de semanas, John Müller, experto en temas económicos de El Mundo, firmaba una noticia que informaba al lector de que Luis Garicano, prestigioso economista, profesor en la London School of Economics, estaba preparando el programa económico de Ciudadanos. Brillante columnista en la sección de Economía, no es habitual que el señor Müller firme informaciones en las primeras páginas de su periódico. Se notaba que la presencia de Garicano en el equipo de Ciudadanos era para él una noticia de primera magnitud.
Acostumbrados a que la mediocridad impere en el mundo político español, cuando alguna vez, por un inopinado capricho del hado, una figura de verdadera categoría accede a la enrarecida atmósfera de nuestra vida pública, vislumbramos por un instante que las cosas podrían ser completamente distintas de como son. Ya pasó cuando Rajoy designó a Eduardo Torres-Dulce como Fiscal General del Estado: sorpresa generalizada, pues, ¿cómo es posible que en la España de nuestra época un jurista independiente, de prestigio, brillante, culto e íntegro llegue a ocupar un cargo relevante en las más altas magistraturas de nuestro país? Ahora, con alguien como Luis Garicano colaborando con Albert Rivera en Ciudadanos, pasa algo parecido.
Sin embargo, a mí no me parece suficiente. Hace unos años, se celebró la presencia de Fernando Savater como eminencia gris en la sombra de la naciente UP yD de Rosa Díez. Lo que ahora mismo me pregunto es si, más allá de Luis Garicano como jefe del equipo económico de Ciudadanos, Albert Rivera se plantea la necesidad de tal “eminencia gris” en su pujante partido. Dentro de las élites ilustradas españolas, mucha gente está pensándose votar al partido naranja de Rivera; me parece que Enric González es uno de ellos. Por lo que a mí respecta, y sin que tenga aún nada decidido, es, a día de hoy, mi opción más probable. Sin embargo, para hacerlo con un poco más de convencimiento del que ahora tengo —confieso abiertamente que no aspiro al entusiasmo—, tendría que ver, más allá del moderno marketing político de Rivera a la americana, cierta sustancia filosófica, intelectual, narrativa, de la que me temo que carece.
No hay mejor práctica que una buena teoría”, decía el adagio. Rivera es ducho en comunicación política y le asiste una competente red de community managers. Libra bien la batalla de Twitter y de los platós, pero, ¿qué tal anda de cosas más sustanciales, que en último término afectan a lo que hay en lo más profundo de nuestro corazón? Incluso Zapatero tuvo su pequeño gurú, su intelectual de referencia, en -¿recuerdan?- un tal Philip Petit. En cuanto a Rajoy, lo fía todo al pragmatismo demoscópico de Pedro Arriola, y de ahí no pasa. Sin embargo, esperaríamos que Rivera fuera algo más allá.
Más allá también de Luis Garicano, por muy relevante que su presencia le parezca a John Müller. No digo que no lo sea, pero a mí lo que me interesa es a quién elige Rivera como su eminencia gris. Don Juan Manuel tuvo a su Patronio. Hoy, cuando triunfa por doquier la figura del coach, cuando redescubrimos que necesitamos sabios consejeros, gentes versadas en los viejos saberes humanísticos y que sepan traducirlos a la letra pequeña del día a día, me gustaría saber qué piensa a este respecto Albert Rivera. Porque la juventud, el dinamismo, la frescura, la excelente imagen, el desparpajo, la desenvoltura mediática, la rapidez de reflejos, todo esto sabemos que lo posee Rivera. Pero al menos yo querría saber si por ventura existe en él también algo más. 

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 02 de abril de 2015

Ciudadanos del mundo

Ciudadanos, ese nuevo remedo de mal menor, ese nuevo remedo centrista, esa nueva nadería como el PP o UPyD. Otros progres.

# Publicado por: Hesíodo (Isla de Thule)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Antonio Martínez
¿Tienen futuro los periódicos de papel?
El cine de mi niñez
¿Es posible un "Islam de Francia"?
España en el laberinto
Cataluña en el diván
El ajedrez en la escuela
Los desmanes del "pedagogismo"
El demonio de Piketty
El misterio de la entropía académica
¿Igualitarios nuestros tiempos? ¡Por favor!…
¿Por qué están tan mal nuestros alumnos?
¿Qué le queda a España?
Piropos en Nueva York
REQUIEM POR "INFORME SEMANAL"
¿Adiós a la Historia de la Filosofía?
¿Tienen futuro nuestras librerías?
Nuestro tiempo, los actos ejemplares y la muerte de Dominique Venner
¿Debe el mundo "hacerse más pequeño"?
Vivir en los árboles
Por qué la comunicación no basta
Un Bachillerato clásico del siglo XXI
¿A favor o en contra de Las Vegas?
¿Un nuevo horario en el instituto?
¿Neutrinos más rápidos que la luz?
¿Por qué la simpatía entre Franco y Dalí?
¿Qué está pasando realmente en Europa?
¿Necesita Europa un nuevo doctor Mabuse?
¿Deben las baloncestistas usar un atuendo "sexy"?
Lo que nuestros alumnos saben de Rusia
Viena fin de siglo, ¿paraíso perdido?
El mundo celta dentro de la Europa de las regiones
Europa, capital París
¡La hortografia no es kosa del puevlo!
¿Hay que volver a Stonehenge?
La Coca-Cola, ¿bebida sagrada de nuestro tiempo?
¿Sería mejor un mundo sin ovnis?
Zapatero, el orgullo infinito
¿Hay que volver a las viejas enciclopedias?
Empieza otro curso en el instituto
¿Hay demasiada gente sobre la Tierra?
¿Qué significa el mito de la Tierra Hueca?
René Guénon, ¿profeta de nuestro tiempo?
El toro, Cataluña y el alma de España
España en la hora de la verdad
¿Qué debemos hacer con el velo islámico?
¿Por qué nos fascina la interconexión global?
¿Qué había en los ojos de la muchacha afgana?
¿Por qué todo parece estar yendo a peor?
La carrera que yo habría querido hacer
¿Haría usted un testamento espiritual?
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Los otros refugiados
2 MATHILDE FORESTIER
¡Identitarios de Europa, uníos!
3 "¿Seguirá siendo Europa la tierra de los europeos?"



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |