''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 22 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar

SERTORIO
Inevitable

JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liberalismo: las cuatro caras del enemigo (y II)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Ni rebuscar en la basura ni aligerarse ante la sepultura

Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos

750 x 2 = 1.500 € deberían pagar estos dos si los pillaran en Sevilla

La autoridad andaluza se ha propuesto amargarles la vida a los pobres. Me refiero a los pobres de pedir y a los pobres moribundos. A todos, es la guerra.
José Vicente Pascual

30 de octubre de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL


La autoridad andaluza se ha propuesto amargarles la vida a los pobres. Me refiero a los pobres de pedir y a los pobres moribundos. A todos, es la guerra. No hay día en que allá por debajo de Despeñaperros (muy arriba de la península de Anaga), los mandamases no tenga alguna idea genial para complicarle la vida al prójimo. Total, deben de pensar que la de quienes rebuscan en la basura no es vida, y para lo que les queda a los enfermos terminales, pues tampoco merece la pena preocuparse. A por ellos.

De tal manera, el ayuntamiento de Sevilla (PP), multará con 750 euros a los indigentes que rebusquen en la basura. Dicen que es una práctica insalubre y perniciosa para la salud del manipulador de desperdicios, aunque aún no han explicado los peligros sanitarios de la comida eterna (sin principio ni fin), a la que están condenando a muchas personas que subsisten gracias a la basura que otros dejan en la calle. Con permiso de Quevedo, quede constancia de mi opinión al respecto: el hambre es peor que encontrar en la basura una bolsa gris con las cacas del perrito que paseaba dos horas antes. La mierda no mata, sólo mancha; eso también debería saberlo el alcalde de Sevilla, y me ahorro cualquier comentario chusco al respecto. Para bucear en la basura y remover de verdad en la inmundicia, de Sevilla y de toda España, ya están la Guardia Civil, los fiscales y los jueces. De concejal para arriba en la cadena de mando, justamente en ese territorio y no en los contenedores, ahí sí que se encuentra materia de la buena, mucho más cara que los 750 euros que pretenden cobrar a los menesterosos de diario. Ya quisieran estos tener los 750 para pagar la dichosa multa. A lo mejor, en vez de ocupar su tiempo en la búsqueda entre basuras, pasaban la mañana en el Día, comprando Colacao y esas cosas que se comen en familia. Y ya quisieran aquellos, de concejal para arriba en la cadena de mando, poder pagar el precio de su basura con esos mismos 750. Ni para fotocopias del sumario les llega. En fin, que cada cual se ocupe de su porquería y, a ser posible, sin joder a los demás.

Lo de la Junta de Andalucía (PSOE-IU), tiene otro empaque. Están en trámites (supongo que urgentes, dadas las circunstancias de los afectados), de aprobar una legislación que restrinja los movimientos bancarios y patrimoniales a los enfermos terminales cuyo óbito se prevea, más o menos, a un año vista. Dicen que la gente enfermita (enfermita de morirse, entendámonos), tiene la manía de ceder en vida dinero y bienes a sus familiares y allegados para evitarles gastos de transmisión patrimonial, o sea, la mordida que la Hacienda Andaluza se lleva de cada herencia. La lógica es aplastante: si un ciudadano calcula que va a fallecer en breve plazo, resulta intolerable que piense en la familia antes que en el Estado, o en su sagrada Comunidad Autónoma. De tal manera, los andaluces que pretendan seguir el ejemplo de Machado y trasladarse al otro mundo ligeros de equipaje, lo van a tener crudo. La administración granfraterna de la gran patria del sur, después de limitarles su derecho a hacer lo que les dé la realísima gana con sus bienes, les impone una exigencia moral ineludible: pueden marchar pobres al más allá, pero con todos los impuestos pagados y requetepagados. Eso es pensar en el bien común, y con ese convencimiento cavilarán los socialistas y comunistas andaluces: el muerto al hoyo y el vivo a pasar por ventanilla. Total, al occiso le da lo mismo, y los herederos que se jodan, por avariciosos.

En este enlace se puede consultar la información, fresquita como un difunto reciente, sobre esta penúltima genialidad en el último bastión socialista de España. Y olé:

Por cierto, que del asunto de los ERE's aún no dicen nada. A lo mejor están a la espera de que palmen todos los implicados para recuperar aquellos caudales por la vía fiscal. Todo puede ser. En Andalucía, todo puede ser.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
La aventura de lavarse el culo en Cuba
De putas y de idiotas
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
Tiempos bizantinos
El hombre que compraba gigantes
Tecnoflautas
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
El gato y el cascabel
La Estupidez Universal
Decálogo para pequeño burgueses
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
3 Aquel niño sirio y este niño europeo
4 Pagamos a nuestros asesinos
5 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |