''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 26 de septiembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
De Expaña a España


JAVIER R. PORTELLA
Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda

SERTORIO
De marimantecas y lloronas
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
La caída del dólar, tan importante como la del muro de Berlín

¿Y si desapareciera el dólar?

Alain de Benoist

19 de agosto de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

ALAIN DE BENOIST


Durante mucho tiempo el dólar ha sido la moneda del mundo dominante. Parece, sin embargo, que esta supremacía se ve amenazada. ¿Se está convirtiendo el dólar en un tigre de papel?
Todo el mundo sabe que Estados Unidos se benefician sumamente del hecho de que su moneda nacional sea también la unidad de cuenta utilizada como moneda internacional de transacciones y de reserva. Es este "privilegio exorbitante", como dijo el ex presidente francés Giscard d’Estaing, lo que ha permitido hacer financiar su deuda por países extranjeros obligados a acumular reservas de títulos denominados en dólares para comerciar con los demás (empezando por los "petrodólares" que les permiten comprar petróleo), exportando de tal modo su inflación y obteniendo un montón de bienes a un coste artificialmente bajo por el mero hecho de su capacidad para imprimir cantidades casi ilimitadas de papel moneda. Ahora bien, es esta supremacía la que ahora se ve amenazada.
En la Cumbre de Fortaleza, celebrada los pasados 15 y 16 de julio, el grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India, China, América Latina y Africa del Sur, es decir, el 42,6 por ciento de la población mundial) decidió crear un Banco de desarrollo y un Fondo de estabilización de las reservas monetarias que cumplirán las mismas funciones que el Banco Mundial y el FMI, dos instituciones ampliamente dominadas por los Estados Unidos desde su creación. El nuevo banco, con un capital inicial de 100.000 millones de dólares, tendrá su sede en la capital económica de China —Shanghai— y usará tan sólo monedas de países emergentes. Es el acuerdo financiero multilateral más importante firmado desde 1945. El dólar así ve de tal modo corroído su monopolio, mientras que el Banco Mundial y el FMI pierden una parte de sus medios exclusivos de presión.
Otro acontecimiento destacable: la firma, en mayo, de  un gran acuerdo sobre el suministro de gas ruso a Beijing por un importe de 400.000 millones de dólares. Este acuerdo energético, establecido para un período de treinta años del que no se conocen todas las cláusulas, se negociará en renminbis (yuanes) o en rublos, no en dólares. Por lo demás, ya se habían ido multiplicando en los últimos años los pagos recíprocos en divisas nacionales, los cuales desbancan al dólar. El acuerdo Rusia-China, al tiempo que confirma la voluntad de Vladimir Putin  de acercarse aún más estrechamente a China para responder a la ofensiva lanzada contra él por Estados Unidos, marca un paso decisivo en esta dirección. Otros clientes de Gazprom ya han pasado del dólar al euro. Rusos y chinos han decidido monetariamente dar monteraimente la espalda a Estados Unidos.
Para el poeta norteamericano Ezra Pound, la creación de la Fed (Reserva Federal), el pasado siglo, es un poco el robo del siglo. ¿Es un poco exagerado?
Se trata de una metáfora. Lo que se debe recordar sobre todo es que la Reserva Federal, creada oficialmente el 23 de diciembre de 1913 bajo la Presidencia de Woodrow Wilson, es un sindicato de bancos privados que tiene sus orígenes en una reunión que, tres años antes, habían celebrado un grupo de banqueros de inversión. Paul Warburg fue su primer presidente. Todo esto es recordado abundantemente en los libros de Antony Sutton y Eustace Mullins. Como el dólar es el estándar del valor monetario en el sistema bancario, la Reserva Federal se ha convertido de hecho el Banco Central del sistema monetario mundial. Crea dinero de la nada y se lo presta contra remuneración al gobierno norteamericano. Cuanto más importantes son los déficits, más se enriquece. Ahora bien, la deuda estadounidense, que sólo era 909.000 millones de dólares en 1980, ¡es ahora de 17 billones, 650.000 millones de dólares!
El poder de una nación depende en gran medida de su moneda. La del dólar es cada vez más virtual, como consecuencia de la constante impresión de billetes y de la astronómica deuda pública. ¿Podría su eventual caída acarrear la de los Estados Unidos?
Hace ya muchos años que un cierto número de países, empezando por China y Rusia, deseaban establecer un nuevo sistema financiero internacional que dejara de estar basado en el dólar. Los últimos acontecimientos perturban claramente el “nuevo orden mundial” nacido de los acuerdos de Bretton Woods el 22 de julio de 1944, que impusieron el dominio del “consenso de Washington”, es decir, la hegemonía del dólar en las transacciones internacionales (hegemonía aún más reforzada después de la decisión de Nixon de desvincular el dólar del oro en 1971). Al mismo tiempo que afectaría a todos los países que tienen sus reservas de divisas extranjeras en dólares, la caída de la moneda norteamericana debilitaría considerablemente a Estados Unidos. Si los países del mundo dejan de utilizar el dólar en sus transacciones, el nivel de vida de los norteamericanos incluso podría derrumbarse de un día a otro.
Así pues, la nueva arquitectura global de un emergente mundo multipolar ya no tendrá su centro de gravedad en el dólar. Como lo han declarado los líderes chinos, ello equivale a “desamericanizar” el mundo. es todo el sentido político y geopolítico de la “desdolarización” en curso. Después de una hegemonía del dólar que ha durado 70 años (tantos como la Unión Soviética), estamos ante un hecho histórico decisivo que permite comparar la caída del muro del dólar a la del muro de Berlín. Seguro, sin embargo, que pasará desapercibida ante los ojos de quienes sólo se interesan por las anécdotas de la politiquería...

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 21 de agosto de 2014

YA SE HA INTENTADO, CUATRO VECES POR LO MENOS.

La primera: kENNEDDY. Hizo imprimir dolares del Gobierno. Son los únicos dolares respaldados por el Tesoro de los Estados Unidos de Norteamérica.

Segunda: De Gaulle. DIjo que papelitos nada. Pidió oro en vez de dolares.
Le organizaron el Mayo del 68.

Tercera: Sadam Hussein. Había llegado a acuerdos con sus clientes para que el pago del petroleo fuese en euros.

Cuarta: Gadaffi. Creó una moneda nueva para no usar dolares ni euros. Y le acabaron dando por el c... literalmente.

# Publicado por: Gerardo (Valladolid)
jueves, 21 de agosto de 2014

usa el €

pudiera ser cierto

# Publicado por: Luis (mauritania)
martes, 19 de agosto de 2014

mucho dinero y poco mundo

Según el Bank of International Settlements de Basilea, hay unos 700 billones (trillions en inglés) en derivatives denominados en dólares, amen de otros billones en papeles de deuda sobre esa misma divisa. El Producto Mundial Bruto, según el World bank es solo de unos 75 billones. Uno se pregunta como pueden aterrizar más de 700 billones de fantasiosa deuda en una economía real de 75 billones. La única repuesta que encuentro es el colapso del valor de la deuda denominada en dólares hasta que encaje plausiblemente en la realidad. Allí terminaría el dólar, cuyo sosten es un tributo que el resto del mundo paga a los EE UU.

# Publicado por: Umberto Mazzei (Echenevex)
martes, 19 de agosto de 2014

Números que cantan

La deuda actual de EE.UU. es sólo de 17650 millones de dólares ¿¿??. Debe ser un error porque ésto lo pagan entre la familia de don Rajao Pimpón y Espinete Gayardor en un plisplas con los dineros de sus amigos las santidades antiterroristas usionas.

[NOTA DE LA REDACCIÓN: Dicha cifra era efectivamente un error que ya está rectificado. Le damos las gracias al atento lector por haberlo señalado y pedimos disculpas a los demás. El importe de la deuda actual de EE. UU. es, en efecto, de 17.650 miliardos (dicen en francés), o sea, 17.659 miles de millones, lo que en buen español se dice 17 billones, 650.000 millones de dólares. Nada más ni nada menos.]

# Publicado por: Fabio (BZN)
martes, 19 de agosto de 2014

EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

.-EL DOLAR PUEDE DESAPARECER.-
.-EL IMPERIALISMO NO PUEDE DESAPARECER.-
....´´El imperialismo fase superior del Capitalismo´´ es un libro de Lenin,,,,Es de 1916 , se puede volver a leer, cambiando algunos terminos como por ejemplo donde dice ´´grandes monopolios´´ , decir ´´transnacionales´´.-
.Algo que la politiqueria NO HARA, es cambiar la palabra ´´imperialismo´´ por ´´democracia´´, usada una y otra vez para NO REFORMAR NADA QUE AFECTE LOS RESORTES DE PODER.-
.-....cito a Lenin porque no soy comunista , y lejos estoy de serlo, entonces no es por espiritu de partido, sino por reconocer en el mismo varios aciertos.-
.-Pregunto si alguien piensa que USA renunciaria a una cosmovision politica por una crisis economica ?.-

# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Alain de Benoist
La política, la moral y la moralina
Carl Schmitt, ese pensador tan actual
Derecha-izquierda, ¡sanseacabó!
¿Democracia?
François Fillon, el candidato de la patronal
Trumpopulismo
La inmigración, ¿una fatalidad?
El socialismo contra la izquierda
Gnomos que ni siquiera están a la altura de sí mismos
¿Con o sin Dios?
La historia como despropósito
¡Sí a la Europa federal!
¿Antiamericanismo?
Cartago contra Roma
¿Cuándo comprenderá Francia que Rusia es su aliado natural?
El terrorismo
Un samurái de Occidente
El futuro del Front National
La esencia del conflicto (y III)
¿Todavía es posible la política?
La esencia del conflicto (II)
La esencia del conflicto (I)
El primer revolucionario-conservador
La política del populismo
Siete tesis sobre el Tercer Mundo
Las contradicciones de la Bioética posmoderna
Migrantes: las intervenciones «humanitarias» suelen en general agravar las cosas
"El sistema nos quiere disolver"
La ilusión liberal
La identidad frente a la modernidad
La riqueza del 1% es casi superior a la del 99%
La «ideología de género» va en contra del sexo
El doble juego de EE. UU. y Occidente
El pensamiento único "antifascista"
Atenas frente a Jerusalén
Marine Le Pen, o el arte de conjugar lo posible y los principios
Dinero, dinero...
La Era de las Redes
Dos Américas. La que amamos (y II)
Dos Américas: la que detestamos y la que amamos (I)
La Nueva Derecha Europea, 40 años después
¿El mensaje de la publicidad? "La felicidad reside en el consumo..."
Democracia representativa y democracia participativa
Muerte a crédito
Michael Jackson
El crack: aún no es la gran ruptura del Sistema, pero…
Nicolas Sarkozy le regala Francia a la OTAN
Con la crisis ha muerto la dictadura de los mercados
CLAVES DEL GRAN CRACK CATACLAC
Georgia: vuelve la historia
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 La Cataluña española se afirma y resiste
2 SERTORIO
De marimantecas y lloronas
3 El charnego Puigdemont: abuela andaluza y abuelo franquista
4 ¡Suena el Himno Nacional —con su letra— en las calles de Barcelona!
5 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Juan y Medio



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |