''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Martes, 22 de agosto de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar

SERTORIO
Inevitable

JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liberalismo: las cuatro caras del enemigo (y II)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Palabra escrita vs "pensamiento grosero"

Tecnoflautas


Nunca descansan, duermen como los siux, con un ojo abierto, y detectan las señales de humo a miles de kilómetros. Se entienden de maravilla en la distancia, con el espejeo cegador de tres o cuatro conceptos y seis o siete frases lazadas al ciberespacio con tozudez y entusiasmo militante.
José Vicente Pascual

13 de mayo de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL

Son mayoría en Internet y en las redes sociales, pero no una mayoría estadística, sino abrumadora: gente sin mejor cosa que hacer (o claramente, sin otra cosa que hacer) más que estar pegados a la pantalla del ordenador todas las horas hábiles del día. Su preocupación esencial: lanzar proclamas cuanto más incendiarias mejor, arremeter contra el gobierno que proceda, firmar peticiones y adherirse virtualmente a todas las causas “solidarias” habidas y por haber. Son especialistas en iniciativas repolludas, del tipo “Toma el Congreso”, o “Apagón general de luz”, y cosas así. Nunca descansan, duermen como los siux, con un ojo abierto, y detectan las señales de humo a miles de kilómetros. Se entienden de maravilla en la distancia, con el espejeo cegador de tres o cuatro conceptos y seis o siete frases lazadas al ciberespacio con tozudez y entusiasmo militante.

Sus filias van desde el Che Guevara a Kim-Jong-Um, pasando por Hugo Chávez, las sentencias apócrifas de Saramago y las viñetas de Quino. Sus fobias están mejor definidas y son menos numerosas aunque mucho más radicales: odio tenaz a la Iglesia católica (sólo la católica, las demás son creencias respetables de civilizaciones oprimidas) y aversión sin límite a cualquier poder que de lejos les parezca “de derechas”. Lo demás es folklore. Incluso su descreencia del sistema y su denostación de la economía de mercado resulta circunstancial: se quejan de la explotación, pero la mayoría están deseando que algún capitalista sin entrañas los contrate, los explote y los redima de su condición de tecnoflautas atrincherados al otro lado de la pantalla del PC.
 
Son hijos del desempleo crónico, el cambio de paradigma social en cuanto concierne a la triunidad tiempo-trabajo-tecnología. Hasta hace unos años, el estado perfecto de alienación para las masas se basaba en la administración eficiente del doble valor trabajo/ocio. Ahora el problema no consiste en recuperar el valor del trabajo, sino en dar sentido al no-trabajo, porque no lo hay ni parece que vaya a haberlo, y porque el tiempo improductivo de los desempleados no puede definirse como “ocio”. En todo caso se le podría definir como “ocio reconvertido en creatividad free lance”. 
 
Los parados jóvenes, entre los 25 y los 50 años, son los mayores suministradores de contenidos de Internet. Desbordan Twitter, arrasan en Facebook, mantienen vivos y candentes miles de foros y páginas web, infinidad de blogs y perfiles en todas las redes sociales… De todo lo cual resulta una actividad febril, continuada (siempre es de día en media parte del planeta), caótica, a menudo delirante y casi siempre pueril: los “mensajes” en la aldea global virtualizada son breves por necesidad y, en consecuencia, a menos palabras más eficacia, cuantas menos letras mejor, cuantos más exabruptos mejor todavía. Esto lo ha entendido muy bien la red social por antonomasia de los tecnoflautas, que desde hace tiempo esTwitter: “Lo que tengas que decir, en menos de 140 caracteres“. La invitación al improperio es diáfana. La tentación del insulto, irresistible.
 
Si encontrásemos por la calle a un individuo que clamase  iracundo contra “el gobierno fascista y genocida del PP” y “la  dictadura eclesial de los pedófilos con sotana”, siendo rematadas dichas soflamas con histéricos vivas a Stalin, al heroico pueblo cubano y la República Popular de los Pueblos Ibéricos, sin duda llegaríamos a la conclusión de que hemos cruzado nuestros pasos con un trastornado, posiblemente digno de nuestra compasión. Mas si leemos estas mismas bobadas en Internet, no nos resultan siquiera pintorescas. Nos parecen coherentes con el estilo y formas del perroflautismo crecido en las barricadas de la virtualidad. Es una de las características, quizás la más llamativa y penosa del fenómeno: el lenguaje oral, de suyo más proclive al desafuero que la palabra escrita, ha superado en rigor y seriedad de planteamientos a las burradas que se escriben en la red. La discusión de barra de bar es ahora menos pedregosa y visceral que el medio escrito. Antes, para escribir había que pensar primero lo que iba a decirse, y cómo decirlo. Ahora, el ámbito tecnoflauta ofrece un mundo sin barreras al pensamiento grosero, expresado de manera denigrante para la propia acepción de pensar: a lo bestia, con perdón por el oxímoron que entraña el desliz “pensar a lo bestia“. Y no hay remedio ni marcha atrás en esta dinámica envilecedora de la presunción de raciocinio humano. En Internet, el que no grita no existe.
 
Hablando de raciocinio, el acceso inmediato a la información y los medios de comunicación, así como la posibilidad de expresar libremente la propia opinión en esos mismos medios, parece algo razonable. Democrático. Pero siempre hay un “pero”. De democracia y demagogia mejor no hablar. Sobre lo razonable del invento, también sabemos desde hace siglos que ese sueño de la razón produce monstruos. En el caso del que se trata, la absurda pesadilla tecnofláutica.
 

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 16 de mayo de 2013

EL GRAN REZADOR CONTESTA

Señor JV Pascual, le doy mi palabra que soy de todo menos rezador, simplemente me molestó que usted menospreciara a los que utilizamos las redes para opinar y nos meta a todos en el mismo saco, de hecho usted también lo hace ¿o no?; hay quien se expresa mejor y otros peor, va en función de sus conocimientos y capacidades sintácticas , pero la gran mayoría sabe lo que quiere decir y a quién lo dirige. Quizás pequé de irónico, le ruego me disculpe.

# Publicado por: Juan José Gómez Montes (Palencia)
miércoles, 15 de mayo de 2013

Pruebe este enlace

Estimado José Luis, pruebe este enlace. A lo mejor le interesa:

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo3737

No menos estimado Juan José Gómez Montes, un servidor debe de ser insigne sociólogo y gran filósofo de la misma manera que usted es un gran rezador, amén de más o de menos. O sea: tururú.

# Publicado por: JVPascual (Llucmajor)
lunes, 13 de mayo de 2013

Libertas cibernetica...

Si, me agrado este articulo..Pregunto yo..No sera que los adelantos de la ciencia como esta maravilla del internet ..no esta de acuerdo a la madures intelegtual de la humanidad ?..Sera que recien comenzamos a salir de la era primitiva y eso se nota en la forma como nos expresamos en internet ?...Que aun pasaran muchos anios para poder asimilar nuestra generacion de jovenes y adultos mayores estos adelantos y solo actuamos como ninios con jugete nuevo ?...Esto quizas no sea lo propio a comentar..pero asi pienso..a mis tiernitos 71 anios luz....jeje ..vive y deja vivir...Asi no te lamentaras con fustraciones cotidianas al no poder ser aceptados tal como somos.

# Publicado por: George (Hollywood, California USA)
lunes, 13 de mayo de 2013

NIHILISMO ´´HIGH DEFINITION´´

Nueva capa social ?. Quizás. Son los militantes ´´DEL DESENCANTO DEL MUNDO MODERNO. La crítica a las instituciones: un clásico (En Argentina : la Iglesia y las Fuerzas Armadas). Si es por el lenguaje en internet: los foros están plagados de ´´masacres´´ (hay que ver la de insultos que la gente se cruza, a veces por temas de los más triviales). Se ve que LA ESCUELA BRILLA POR SU AUSENCIA (o complicidad ?¡). Reunirse para estas iniciativas?: SON TUMULTOS DE LAS METROPOLIS. La carencia de algo nítido en el espíritu, ES ZAPPING POLITICO CULTURAL....(acabo de parafrasear a Alberto Buela: ENSAYOS DE DISENSO. Ed Theoria. 2004 )

# Publicado por: oscarghiso (buenos aires)
lunes, 13 de mayo de 2013

Sí, ¡pero!...

Estoy de acuerdo, es más, me ha gustado mucho su artículo, en la descripción de lo que describe: la parte visible del fenómeno, esa nueva tipología de conducta y pensamiento que, en efecto, encarna un cambio de paradigma social. Pero -´´siempre hay un pero´´- espero que escriba usted otro artículo que describa el núcleo ligth, el no tan radical, el de gentes buenas, tal vez incautas, bien pensantes, ´´indignadas´´ dignamente, que se apuntan al Movimiento circunstancialmente, muy a menudo temporalmente, que hacen en la calle lo que es el número grueso de individuos, lo que vemos en los medios como ´´la masa´´ de la protesta. En suma: escriba usted, se lo pido por favor, de la ´´parte necesaria´´ para que el fenómeno haya calado la médula ósea de tantos y tatos ciudadanos: háblenos de los SIMPATIZANTES de la movida. y no olvide mencionar entre ellos al periodismo de barricada e ´´intelectuales´´ no incorrectos. Gracias por adelantado. José Luis Rodríguez Rigual

# Publicado por: josé luís (zaragoza)
lunes, 13 de mayo de 2013

AMÉN

Amén. Como se nota que es usted un gran filósofo, ademas de insigne sociólogo.

# Publicado por: Juan José Gómez Montes (Palencia)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
La aventura de lavarse el culo en Cuba
De putas y de idiotas
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
Tiempos bizantinos
El hombre que compraba gigantes
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
El gato y el cascabel
La Estupidez Universal
Decálogo para pequeño burgueses
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Inevitable
2 JAVIER R. PORTELLA
¡A por los (verdaderos) culpables!
3 Aquel niño sirio y este niño europeo
4 Pagamos a nuestros asesinos
5 JESÚS LAÍNZ
La guerra que Occidente no podrá ganar



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |